El futuro de las marcas está en manos de la Generación Z

07-25-12-blog-image1
Big Foot, agencia de estrategia e investigación, insta a las marcas a observar de cerca a la generación que cambiará las reglas de la mercadotecnia.

Derivado de diversos estudios a su cargo, la agencia de estrategia e investigación avanzada que otorga visión y promueve la innovación disruptiva, Big Foot, insta a las marcas a cambiar su forma de comunicarse con sus públicos.

Su protagonismo, su decisión de compra informada y su lenguaje mucho más conceptual hace a los jóvenes nacidos entre 1994 y 2005 (nombrados por los especialistas como generación Z), el público que está cambiando las reglas de la mercadotecnia.

Estos actores cuentan con ciertas habilidades y factores que han superado a las demás generaciones. A diferencia de sus padres (generación X) son más reactivos y buscan alcanzar sus propios objetivos de manera simple y práctica que los lleven a cumplir sus metas.

(Lea: Adios a los Millenials, aquí está la Generación Z)

“Su comunicación es casi absolutamente visual. Son mucho más conceptuales y manejan imágenes, memes, multimedia y símbolos como ningún otro, porque consideran que estos medios se prestan menos a malas interpretaciones y abarcan más que las palabras”, afirma Susana Oliva, directora de operaciones de Big Foot.

¡Cuidado marcas! Esta generación cuenta con una visión independiente pero con gran conciencia social que exigirá congruencia y acciones concretas por parte de las marcas.

Big Foot afirma que estos jóvenes no están interesados en marcas que quieran ser protagonistas, ahora ellas tienen que ceder el protagonismo a sus consumidores, quienes serán los que tomarán la batuta.

Las marcas tienen que empezar a hablar el lenguaje de la generación Z y entender los nuevos códigos que se están gestando para lograr entender lo que estos jóvenes están buscando, recomienda la agencia.

Aquí tres niveles que toda empresa tiene que implementar para avecinarse a lo que la Gen Z va a demandar:

1. Implementar talento externo que funcione como una startup: ​es una nueva forma de resolver y ocupar el talento nuevo.

2. Funcionar bajo las reglas de una startup: ​Ojo, no intentes convertirte en una, pero puedes empezar a adaptar sus métodos.

3. Innovación constante: ​buscar generar valor en nuevas fuentes.

Fuente imagen destacada