Entre socios y amigos: La confianza hecha emprendimiento

zebras-clash
No importa qué fueron primero, si socios o amigos, pero tener a alguien con quien ponerse “espalda con espalda” no se cambia por nada.

Saber que si no hizo algo es realmente porque no pudo, saber que nunca te jugaría sucio, saber que puedes mostrarle tus debilidades… eso es la confianza, que el diccionario define como la “esperanza firme que se tiene de alguien”. Sabemos qué podemos esperar de un amigo, porque de eso se trata la amistad, que para el diccionario es el “afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato”… pero a los amigos no alcanzan las palabras para definirlos.

Ser amigos y asumir juntos el desafío de un emprendimiento es, sin duda, un escenario en el que surgen diversos temores: ¿se trabajará con el mismo compromiso que si no nos conociéramos?, ¿podremos discutir puntos de vista sin que se acabe la amistad?, ¿las charlas del bar terminarán siendo reuniones de directorio?

Las inquietudes que surgen son muchas, por eso, lo mejor es recurrir a las fuentes. Aquí, tres experiencias de emprendimientos que nacieron de una amistad… y que son un éxito como negocio y como vínculo.

José Abuchaem relata la experiencia de llevar adelante Tienda Nube con su socio Santiago Sosa y con otros socios/amigos que los acompañan; Juan Pablo Bruzzo y Alejandro Estrada cuentan cómo fue (y es) el vínculo de amistad y sociedad en MONI; y Eva Kovacs Kadar y Soledad Quijano, comparten su experiencia como amigas y socias en Partner Comunicación.

¿Qué fueron primero, socios o amigos? 

José Abuchaem, cofundador y CFO de Tienda Nube: “Con Santiago (Sosa, CEO de Tienda Nube) primero fuimos amigos y con casi todos los demás también. Después hubo socios y primeros empleados que terminaron siendo amigos. Con dos de los chicos fuimos compañeros de la facultad durante cinco años y después fui testigo del casamiento de Santiago. Tenemos una relación muy sólida porque en realidad siempre fuimos amigos y compañeros de trabajo, desde la facu, los trabajos prácticos, ya sabíamos cómo trabajaba el otro”.

Eva Kovacs Kadar, Directora de Brand PR de Partner Comunicación y Soledad Quijano, Directora de Contenidos, también fueron primero amigas y compañeras en la universidad: ambas son graduadas de la carrera de Relaciones Públicas de UADE. La agencia de Prensa & Relaciones Públicas, que surgió como una idea y hoy en día se materializa en el equipo de trabajo que lideran.

Juan Pablo Bruzzo, cofundador de MONI: Con Alejandro (Estrada) primero fuimos socios en Dinero Mail, en 2006, y el hecho de haber compartido tanto y sido tan cercanos, nos unió en las buenas y en las malas. Así es que uno termina siendo amigo de su socio.

Jose Abuchaem Santiago Sosa
José Abuchaem y Santiago Sosa.

¿Cómo nació el emprendimiento en el que hoy son socios?

JPB: Primero nació Dinero Mail, donde éramos muchos socios. Cuando se vendió, con Alejandro analizamos distintos modelos de negocios y surgió MONI, pero a diferencia del emprendimiento anterior, nos sentimos cómodos haciéndolo solos. Nuestra experiencia anterior nos decidió a volver a emprender juntos.

JA: Justo cuando estábamos terminando la facultad, empezamos con un proceso de marketplace social, una mezcla de sitio de venta online y red social que hicimos como informáticos, con cero foco comercial y nos dimos cuenta de que la gente estaba usando nuestro producto de una manera que no era para lo que lo habíamos creado. Entonces lo reformulamos y parte de las personas que estábamos en ese proyecto seguimos con lo que hoy es Tienda Nube, que ahora opera con presencia física en Brasil y Argentina, tiene más de 50 empleados, estamos creciendo a más de un cien por ciento anual y tenemos expectativas de seguir creciendo.

EKK y SQ: Fuimos compañeras en la facultad, nos hicimos amigas y las dos teníamos ganas de tener un proyecto laboral propio, confiábamos en lo que sabíamos hacer, y en marzo de 2009 lanzamos Partner. Hoy somos una agencia global que trabaja con todo tipo de clientes y para toda la región.

Juan Pablo Bruzzo Alejandro Estrada
Juan Pablo Bruzzo y Alejandro Estrada.

¿Qué es lo mejor y lo peor de trabajar con un amigo?

JPB: Lo mejor es la confianza en el día a día, incluso en una negociación en la que uno no esté. Con Alejandro vivimos muchas situaciones que así nos lo demostraron y que fortalecieron esa confianza. La confianza es común a la amistad y a las sociedades: en una amistad uno suele tener muchas cosas en común y en una sociedad puede ser mejor tener menos cosas en común, para enriquecerse mutuamente.

Lo peor es que al verte tanto en el ámbito laboral necesitas descanso en el ámbito social y te ves menos.

JA: Lo mejor es que hay mucha confianza y sabés que si algo no salió bien no fue por falta de garra sino que hubo algún problema de otro tipo.

Lo peor es que cuando querés hablar de un tema personal (que puede tener impacto en tu trabajo) tenés que tener más cuidado en cómo lo decís. Por ejemplo, si yo me casara, mis “amisocios” van a estar muy contentos por mí, pero también van a estar pensando en cómo compatibilizar la luna de miel para que mi ausencia impacte lo menos posible en el negocio.

EKK: Lo mejor es el nivel de conocimiento mutuo, tanto a nivel profesional como personal. Sabés que el otro es una buena persona, que te estás asociando con alguien confiable. También compartir el trabajo en el día a día se hace más agradable cuando tu socio es tu amigo: en las épocas malas te contiene, porque te quiere, y en las buenas disfrutás de a dos.

Lo peor es cuidar los espacios personales con el amigo, para que lo laboral no lo invada todo.

Soledad Quijano Eva Kovacs
Eva Kovacs Kadar y Soledad Quijano.

¿Qué consejos le darían a emprendedores que inicien un negocio con amigos?

JPB: Que escriban un decálogo donde detallen todo lo que parece obvio y que pretenden que se respete en la sociedad de negocios, como ser transparentes, no esconder las cosas, qué porcentaje va  a tener cada uno, la visión de la compañía, qué va a aportar cada uno… lo mejor es no guardarse nada, porque así pueden evitarse conflictos. Depende lo que se ponga en ese decálogo y cómo se cumpla, va a ser la relación laboral.

JA: Que sean transparentes y dejen claro de entrada cómo le gusta trabajar a cada uno, en qué horarios quiere trabajar, cuánto tiempo quiere dedicarle a la empresa, cuáles son las expectativas de cada uno, etc. Ser sinceros evita problemas, y sería lamentable perder una amistad por no haber puesto las reglas claras desde el principio. Es importante entonces que definan posiciones claras dentro de la empresa -nosotros definimos un resposable para cada área y la última palabra del área la tiene esa persona-. Eso es bueno para cuando hay que tomar decisiones. También tienen que trabajar mucho en la comunicación.

EKK y SQ: Ser muy sinceras entre nosotras, así como revisar con frecuencia la visión, para corroborar que seguimos yendo para el mismo lado, es fundamental. También organizar encuentros personales fuera de la oficina para seguir disfrutando de ser amigas.  

¿Hoy son más socios que amigos?

JPB: Somos más socios porque el día a día nos lleva a esto, pero tenemos algunos intereses en común como el kitesurf y eso lo compartimos.

JA: Sí, con el tiempo nos transformamos más en socios que en amigos, porque el emprendimiento empieza a tomar una parte muy significativa de tu vida y se hace difícil encontrar tiempo para otras actividades. Ahora es mayor nuestro tiempo de interacción como socios que como amigos pero una cosa no quita la otra, y si bien no buscamos específicamente encuentros extralaborales, a veces organizamos para ir a tomar algo y hablar alguna idea que puede tener que ver con el trabajo y que charlaríamos con cualquier amigo.

EKK y SQ: Verse todos lo días  a veces complica el equilibrio entre amistad y trabajo, porque la agenda laboral suele imponerse. Sin embargo, es importante no descuidar nunca el vínculo. “Nosotras pasamos por experiencias personales fuertes trabajando juntas y la amistad estuvo en primer plano”.

Fuente imagen destacada