El negocio de los hackers moviliza US$450 MM al año

hackers-anonymus
El negocio delictivo de los hackers es tan lucrativo que ya hay tarifas para cotizar los servicios entre quienes se dedican a esta práctica.

Al menos unos US$450 mil millones anuales en ingresos se generan para quienes se dedican a la ya –muy rentable– “industria” de producir código maliciosos –malware– o que permitan a hackers controlar nuestros equipos para obtener datos valiosos y lucrativos.

(Lea: La contraseña del mañana: Venas, píldoras, tatuajes y manchas de tintas)

Esta alarmante cifra permite entender por qué quienes se dedican a esta actividad delictiva ya cuentan con tarifas para cotizar sus servicios, según lo indica un reporte del grupo de investigación llamado Cisco Talos Security Intelligence and Research Group, dedicado a desarrollar la inteligencia necesaria para proteger a los clientes tanto de las amenazas conocidas como las que vayan surgiendo.

De acuerdo con información generada por Talos, un delincuente cibernético cobra:

  • hasta US$60 por los datos de una tarjeta de crédito común;
  • US$2.500 por desarrollar un malware especial para quien lo solicite;
  • US$50 para el envío de 5 mil mensajes SPAM y;
  • Desde US$1.000 por información de cuentas bancarias, dependiendo del monto que se quieran sustraer de cada cuenta.

Foco en el tamaño

Estas tarifas dejan en claro por qué, en principio, las operaciones de estos delincuentes delitos apuntan, con preferencia, al comercio y las grandes corporaciones cuyas cuentas tienen el tamaño o manejan los volúmenes suficientes para generar ganancias significativas a los hackers.

Sin embargo, esto ha venido cambiando y, de acuerdo con un estudio de PwC, los incidentes de seguridad se incrementaron en un 64% en 2014 y las organizaciones de tamaño medio se enfrentan a los mismos retos que las grandes empresas cuando se trata de proteger su red y sus datos.

Además, el Reporte Anual de Seguridad de Cisco en su edición 2015, dio a conocer el incremento de 250% en los ataques de Malvertising, es decir malware disfrazado de publicidad, y donde un buen porcentaje de las redes analizadas tenía tráfico hacia sitios web de hosting con malware.

De allí la importancia de que, especialmente las empresas medias o en crecimiento, actualicen su plataforma tecnológica y extremen sus sistemas de seguridad y sus redes.

Por ello es recomendable integrar múltiples tecnologías de protección contra amenazas, con capacidades automatizadas de detección y actualización que, además, reduzcan los falsos positivos y el costo total de propiedad. CIO América Latina

Fuente imagen destacada