NY, California y Shanghái: La ruta de Yerka, la bicicleta ‘inrobable’ creada por chilenos

Yerka-1
Cristóbal Cabello comenta que la motivación para llevar a cabo este sueño, “nace de ser amantes de las bicicletas y ser víctimas también de su robo”.

Una extraña bicicleta está ‘anudada’ a una barrera metálica. La gente mira, no comprende, se acerca, toca, pregunta…

¡Nada más ni nada menos que la Yerka Bike está siendo analizada por curiosos neoyorkinos!, quienes se maravillan ante esta bicicleta que no se puede desmontar de aquella reja. ¿Cómo es posible?, se preguntó una joven. “Hey girl, this’s the unstealable bike”, respondió Cristóbal Cabello, socio fundador de la bicicleta inrobable, que hace poco más de un mes inició una travesía de prospección comercial que los llevó a Nueva York, San Francisco, Los Angeles y, finalmente, a Shanghái.

yerka2

“Los ciclistas en Nueva York y California son muy distintos a los chilenos, valoran mucho la innovación del producto y están dispuestos a pagar más por ello. Acá una bicicleta barata tiene un valor de USD 200″dice Cristobal quien junto al resto del equipo de Yerka Project, estuvieron en EE.UU. visitando agencias de desarrollo de productos y de medios, con el fin de recibir valioso feedback y analizar cómo poder mejorar su producto, sus canales de comercialización y su estrategia global.

(Lea: Gi Bike: La bibicleta inteligente creada por emprendedores argentinos levanta US$1 M)

Cabello relata que en EE.UU. se reunieron además con personajes ligados al  mundo de la inversión para conocer su feedback, el cual fue muy alentador y valioso, puesto que les comentaron aspectos que podrían mejorar como la usabilidad o cómo agregarle más valor (aún), con la incorporación de tecnología.

Resumiendo, la percepción del público y de los expertos fue muy alentadora. Si la Yerka pasó la prueba en Wall Street, está preparada para todo.

La bicicleta que no se puede robar

Los ciclistas se han tomado las calles del mundo. No sólo a nivel deportivo, sino que por un medio de transporte amigable con el medio ambiente, bueno para la salud, entretenido, entre otras ventajas. Sin embargo, su fácil robo es una gran dificultad para los amantes de este medio.

Cristóbal, Andrés y Juan José -tres estudiantes chilenos de ingeniería-, sabiendo esta problemática decidieron usar su ingenio y creatividad para poder entregar una solución. Es así como desarrollaron Yerka Project, un proyecto que ha desarrollado una bicicleta inrobable, la cual se adapta de modo tal que el marco se transforma en el candado y el asiento se utiliza de palanca. Si esto se rompe para ser sustraída, la bicicleta no sirve.

Cristóbal Cabello, uno de los fundadores de Yerka, comenta que la motivación para llevar a cabo este sueño, surge desde el mismo problema, es decir, “nace de ser amantes de las bicicletas y ser víctimas también de su robo”, explica. El emprendedor agrega que convertir este sueño en un proyecto comercial, es un desafío entretenido que están dispuestos a todo para que sea real.

Enfocados en resolver la problemática del robo de bicicletas, es que el equipo de emprendedores de Yerka Project ha desarrollado la primera versión de la bicicleta que no se puede robar. Este innovador producto funciona a través de la transformación de su marco, el cual se adapta como candado, utilizando el asiento de palanca. De esta manera, si alguna de estas partes se rompe al robarla la bicicleta queda inservible, por lo que el robo no tendría ninguna utilidad.

Esta iniciativa ha alcanzado altos niveles de visualización, experimentando un boom mediático nacional e internacional. En agosto de 2014 logró obtener más de tres millones de visitas en Youtube y ocho mil correos electrónicos de personas interesadas en adquirir una bicicleta. Además, en marzo del presente año, los emprendedores iniciaron una campaña en la plataforma de crowdfunding en IndieGoGo, donde en menos de 24 horas lograron levantar más de US$25.000, logrando los US$50.000 (su meta) con facilidad.

De Santiago a Shanghái

Luego de su paso por EE.UU., donde visitaron Inc. Magazine, realizaron un demo a la prensa local, y visitaron las oficinas de Indiegogo, los ‘Yerka Boys’, tomaron pasajes a China, más específicamente a las cercanías de Shanghái, donde visitaron dos de las plantas ensambladoras donde las Yerka tomarán forma. Allí, analizaron todo el proceso de manufactura de las bicicletas, comprobando la calidad de los materiales, de la fabricación en sí, de los procesos y del producto. La idea de haber ido hasta allá, relata Cristóbal, fue poder tener el control y conocimiento de la fabricación de las bicicletas, para que los 200 compradores a través de Indiegogo reciban el producto que se les prometió.

yerka4

“En china conocimos las dos fabricas que harán las Yerka, sin entender ni una sola palabra, llegamos a la zona que ni siquiera figuraba en el mapa”, dice Cabello. “El primer lote de 200 Yerkas parte su fabricación la primera semana de agosto porque hay que esperar todo el feedback de Indiegogo (color, características, tamaño, etcétera)”. Otras 100 Yerkas se fabricarán luego para usuarios que no participaron del crowdfunding.

Según Cabello, la idea en el corto plazo es poder llegar a la venta directa en Chile, por lo menos antes de este año. Sin embargo, gracias al feedback recibido, el equipo de Yerka sabe que las principales fichas’ serán puestas en los mercados de EE.UU. y Europa, donde los consumidores valoran más este tipo de productos y donde la cultura de la bicicleta como método de transporte sustentable en las ciudades, ya tiene algunos años de ventaja con respecto a Chile y Latinoamérica.

Yerka Bike es parte de la cartera de startups incubadas por Chrysalis.