¿Qué es lo que esperan los Millennials de la banca móvil?

Optimized-Millennials 2
La respuesta está en un estudio de Gemalto a 1.185 hombres y mujeres de Brasil, México, Estados Unidos, Reino Unido y Singapur, entre los 16 y 24 años.

Una de las principales razones para que la banca móvil siga en aumento y que movimientos como transacciones, consulta de saldos, pago de servicios públicos y de transporte público, etc., sean más comunes de realizar desde un dispositivo móvil, es el crecimiento en el número de personas con smartphone.

(Lea: El 86% de los latinoamericanos utilizará smartphones para el año 2020)

Por eso, Juniper Research estima que el número de usuarios de banca móvil crecerá por encima de los 1.75 millones al finalizar 2019 en el mundo, comparados con los 800 millones de este año, y la consultora Deloitte predice que en América Latina pasarán de 18 millones a 140 millones este año.

Esto se pronostica, no sólo por la comodidad y por la apuesta de las entidades financieras por desarrollar aplicaciones que se adapten a las nuevas tecnologías, sino también porque va acorde con las preferencias de las nuevas generaciones. La banca móvil ya es natural entre los Millennials, nativos digitales que crecieron en la era del Internet, los teléfonos inteligentes y las redes sociales y que buscan a través de estos medios, una relación simple y fácil con la entidad financiera.

En este sentido, un estudio realizado por Gemalto a 1.185 hombres y mujeres de Brasil, México, Estados Unidos, Reino Unido y Singapur, entre los 16 y 24 años reveló que el 62% usa el servicio de banca móvil cada mes y que le 27% nunca va a una sucursal bancaria. El 36% afirmó que aplicaciones de este tipo les ayudan a manejar mejor su dinero ya que les brinda información detallada y en tiempo real de todos sus movimientos. Es más, el 24% las consideran esenciales.

Así mismo, se reveló que para este segmento, la seguridad es importante. El 48% de los encuestados se iría a otra entidad financiera si siente que la app carece de seguridad.

(Lea: Millennials confiarían sus ahorros a empresas como Google, Amazon o Facebook antes que a un banco)

Si bien los bancos continúan trabajando en mejorar la seguridad para ofrecer mayor tranquilidad a los usuarios, aún hay que balancear la posibilidad realizar transacciones de forma segura utilizando un dispositivo móvil y la necesidad de que el diseño del servicio lo haga fácilmente usable. El 68% reduciría el uso de su aplicación de banca móvil si esta fuera difícil de usar y el 37% cambiaría de banco. Poniendo este aspecto como un factor central en la decisión de ‘compra’ del servicio financiero.

¿Qué hacer para retener a los Millenials en su banco?

Para Bryan Rozo, gerente de E-Banking para la Región Andina de Gemalto, para mejorar la experiencia de estos usuarios cada vez más exigentes, sin comprometer la seguridad, puede usarse doble autenticación como los tokens móviles, que sean de fácil entendimiento y uso y compatibles con las aplicaciones”.

“Mientras que los expertos pronostican que el uso de la oficina física disminuirá exponencialmente en los próximos años, irónicamente, la banca móvil se convertirá en la manera en que las personas tendrán mayores experiencias personales y directas con el banco. La experiencia de usuario, junto con fuertes funcionalidades y fácil usabilidad, contribuirán a obtener la lealtad de estos jóvenes”, concluyó Rozo.

Mira el video que Gemalto hizo sobre el estudio: