Latinoamérica, un mercado apetecido para las aplicaciones de Internet en EE.UU.

21751384---waze-facebook---09052013---103612_115543
eMerge Americas, que se celebra hasta hoy en Miami, ha sido escenario de múltiples paneles sobre el futuro de América Latina y las oportunidades de desarrollo de la tecnología.

La puerta a Internet ha pasado por distintas etapas: del “browser” o navegador a los portales, y hoy las aplicaciones son el futuro del consumo en línea, un mercado en el que Latinoamérica representa una gran oportunidad para empresas estadounidenses.

La conferencia de tecnología eMerge Americas, que se celebra hasta hoy en el Centro de Convenciones de Miami Beach (EE.UU.), ha sido precisamente escenario de múltiples paneles sobre el futuro de América Latina y las oportunidades de desarrollo de la tecnología.

En dichas reflexiones, el tema del consumo en Internet ha resultado clave, pues en un mundo donde la oferta de contenido es inmensa, el usuario busca “atajos” o herramientas que le ayuden a acceder a él, le informen o le hagan más fácil su día a día.

“Te levantas por la mañana y no haces ‘zapping’ en 22 canales, vas a Twitter y te informas, tomas tu auto y con una aplicación escoges el camino que más te conviene, seleccionas la música en otra aplicación, en pocas palabras tú escoges tu consumo”, dijo Gastón Taratuta, presidente de IMS.

Esta empresa, enfocada en el márketing digital, ayuda a compañías de Silicon Valley a iniciar sus operaciones en Latinoamérica, y con ese propósito ha facilitado la entrada y la operación en la región a grandes como Netflix, Twitter, Waze, LinkedIn, Spotify o Square.

“Cada vez más vamos a vivir a través de aplicaciones que hacen que nuestra vida se simplifique”, afirmó Taratuta.

Una idea que comparte Adriana Moreno, gerente de Desarrollo de Negocios de People as a Service, una plataforma para encontrar colaboradores o “freelancers” también presente en eMerge y que apuesta por su aplicación para ofrecer sus servicios.

“En este momento cada vez estamos utilizando menos las computadoras y más los teléfonos por la facilidad y la rapidez. Uno de los enfoques de nuestra compañía es que las personas o compañías aprovechen su tiempo en cosas que son más importantes y nos deleguen las cosas que no”, dijo Moreno a Efe.

Latinoamérica representa un futuro interesante para el desarrollo móvil, teniendo en cuenta que hay un 106 % de penetración de móviles, aunque todavía no todos son teléfonos inteligentes y tampoco hay infraestructura totalmente desarrollada para que el uso sea más intensivo y los costos más baratos.

“Lo que sí es cierto es que en Latinoamérica en promedio, cuando un usuario tiene un teléfono inteligente ha descargado unas 18 aplicaciones”, destacó Taratuta.

El empresario puso como ejemplo el caso de la aplicación Waze, que indica al usuario las mejores y más rápidas vías para llegar a su destino.

Señaló que en Latinoamérica, donde las congestiones de tráfico son un gran problema, “Waze ha sido un éxito porque su planteamiento de ‘crowdsourcing’, que te va indicando con información de los mismos usuarios por dónde ir, ha pegado muy bien”.

Parte de este éxito, además de la novedad y eficiencia de un producto que permite ahorrar de 5 a 10 minutos frente al volante en cada viaje, es que los latinoamericanos lo han adaptado a su forma de vida porque “por naturaleza somos muy sociales”.

“Tenemos la necesidad de compartir y las plataformas nos dan ese acceso de contar nuestro día a día, por eso Twitter o Facebook tienen tantos usuarios”, señaló Taratuta, lo que no necesariamente se refleja en los números en cuanto a negocio.

Así, el ejecutivo quiso destacar que aun cuando Latinoamérica representa el 5% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, en términos, por ejemplo de publicidad, clave en el crecimiento de Internet, todavía el gasto está entre 0,60 y 0,65 %, mientras que en economías desarrolladas se destina el 1% del PBI.

“Aun estamos retrasados en infraestructura, por ejemplo en Argentina recién se licenció el 4G , la data es cara, se necesitan más teléfonos inteligentes y mayor planificación e inversión por parte de los gobiernos para tener ciudades mas conectadas”, indicó Taratuta.

Y es en estos retos donde, dijo, está la oportunidad de crecimiento y desarrollo de la gran industria móvil que, insistió, tendrá a las aplicaciones como protagonistas. EFE