Empresas deben enseñar a empleados a navegar con mayor cantidad de datos

shutterstock_274798196
Jeffrey Camm, profesor de análisis de negocios de la Universidad de Cincinnati dice que la "fuerza de trabajo de hoy tiene que ser más inteligente que, inclusive, los datos".

Haz un rápido recorrido a través de la dirección ejecutiva de cualquier empresa importante hoy en día, y lo más probable es que observes algunos títulos que no existían hace unos años: director de datos, jefe científico de datos, director de análisis y datos, y eso por nombrar sólo algunos.

La palabra datos es el elemento que todos ellos tienen en común, y que está perfilando aún más los rangos ejecutivos. En una precipitada carrera en el mundo de los negocios para recoger tantos datos sobre tantas cosas como sea posible, la orden es ir tan rápido como se pueda. Sin embargo, hay una pregunta flotando en el ambiente: ¿Cómo convertir los volúmenes masivos en valor práctico?

Resulta que, “después” es ahora, y hay una escasez de científicos de datos especializados. Pocas empresas, por su parte, aún tienen un plan para reforzar sus “talentos”  en el área de datos. En prácticamente todos los niveles de la organización, el personal se les pide para hacer frente y encontrar un sentido a más datos que nunca. Eso causa un cambio significativo en las habilidades necesarias para hacer el trabajo, cualquier trabajo”.

La “fuerza de trabajo de hoy tiene que ser más inteligente que, inclusive, los datos”, dijo Jeffrey Camm, profesor de análisis de negocios de la Universidad de Cincinnati.

“No todo el mundo tiene que ser un científico de datos, pero casi todo el mundo tendrá que aprender a utilizar los datos para tomar más decisiones basadas en datos”.

Eso es más fácil decirlo que hacerlo. Los proveedores de software para empresas han comenzado a incorporar nuevas herramientas de análisis, que además son más fáciles de usar en sus productos, pero en su mayor parte, le toca a empresas y universidades ayudar a la fuerza de trabajo a adaptarse a estas nuevas expectativas.

“Como yo lo veo, hay dos tipos de capacitación laboral con necesidades reales: los analistas de datos y los consumidores de los análisis”, dijo Camm. “Para el primer grupo, en la actualidad hay más de 100 programas de maestría en análisis y datos de la ciencia. La educación superior ha escuchado a la industria y ha desarrollado algunos programas muy buenos en análisis”.

El reto más difícil puede ser encontrar la mejor manera de educar al resto del personal, de los supervisores de taller y de centros de llamadas operadores, hasta llegar a los del área ejecutiva. Independientemente de su función. Ahora la pregunta fundamental es: ¿Qué datos o habilidades de análisis necesita esa persona para realizar su trabajo mejor?

En el pasado, la analítica podía tomar decisiones en el ámbito de los de negocios, pero hoy en día, ha asumido un papel mucho más central, dijo Kirk Borne, un científico de datos y profesor de la Universidad George Mason. Eso, a su vez, requiere enfoques nuevos y multidisciplinarios.

En una empresa, eso significa ampliar la variedad de habilidades de análisis de datos a los empleados. “Una orquesta que consta de músicos que tocan un solo tipo de instrumento podría dar algunas grandes actuaciones”, pero, según Borne, “un verdadero equipo necesita los datos en la ciencia que ofrecen una variedad de miembros con el fin de componer e interpretar una gran pieza juntos”. CIO América Latina

Fuente imagen destacada