Cuatro razones por las que ocho de cada 10 negocios fracasan (y cómo evitarlas)

10424737044_700690bae8_z
Según Bloomberg, ocho de cada 10 empresarios que empiezan negocios fracasan en los primeros 18 meses. Un espeluznante 80% se hunde para siempre.

Por: Andrés Gananci*

Según Bloomberg, ocho de cada 10 empresarios que empiezan negocios fracasan en los primeros 18 meses. Un espeluznante 80% se hunde para siempre.

Pero, ¿por qué? ¿Qué podemos aprender de la cantidad colosal de fracasos que ocurren en los pequeños negocios?

Estas son las cuatro razones por las que se fracasa y, lo que es más importante aún, el cómo evitarlas:

Razón 1: No mantener relación con el cliente a través de un diálogo profundo

Una cosa sorprendente que ocurre cuando un emprendedor ve una oportunidad potencial en el mercado, o se inventa una idea nueva para un producto/servicio es esto: se encierra en sí mismo.

Es lo peor que un emprendedor puede hacer, ya que el conocimiento completo de tu cliente es fundamental para tener éxito. Escucha, los emprendedores deben conocer en profundidad a sus clientes.

Tu cliente sostiene la clave de tu éxito en su insatisfacción, comportamiento, sueños, valores y los trabajos que están intentando conseguir.

Tu solución: dialogar. Y los tuits de 140 caracteres no cuentan. Debes entablar un diálogo real con clientes reales (a través de cualquier canal es mejor para ellos).

Razón 2: No comunicar proposiciones de valor de forma clara, concisa y convincente

Muchos emprendedores trabajan duro para descubrir un punto de diferenciación que después, en la mayoría de los casos, puede diluirse por no saber comunicar tu mensaje de forma clara, concisa y convincente.

Tu solución: es simple. Aprende a cómo comunicar mejor. Si un emprendedor está participando en una conversación (un diálogo, no un monólogo), aprenderás el lenguaje de tu cliente. Si hablan ruso, para de hablarles francés. Escucha las palabras que usan y luego úsalas con ellos. Céntrate en estos tres puntos:

  • Sé claro (¿tus clientes tienen claro quién eres y qué valor le aportas?)
  • Sé conciso (¿eres bastante claro pero no vas al grano con tu mensaje?)
  • Sé convincente (¿las palabras que usas convencen a tus clientes para que tomen la decisión que quieres que elijan?)

Razón 3: El liderazgo se descompone en la parte alta de la empresa (la disfunción del fundador)

El motivo de fracaso puede venir por estos dos motivos: no saber tomar decisiones y carencia de habilidades de liderazgo.

Tu solución: eres el fundador y, por lo tanto, el líder. ¿Te falta habilidad para relacionarte con las personas? Si es así, obtén las habilidades necesarias para hacerlo. Y, ¿tienes problemas para gestionar tu mal humor? Aprende a controlar tu ira. Los emprendedores que tienen éxito invierten parte de su tiempo en aprender a desarrollar habilidades de desarrollo personal.

Razón 4: Incapacidad de obtener un modelo de negocio rentable con fuentes de ingreso probadas

Al final, esta es la suma total.  Los emprendedores pueden tener todas estas razones resueltas, pero sin un modelo de negocio adecuado, el fracaso será evidente.

Tu solución: las nuevas empresas necesitan moverse con rapidez sin gastar mucho dinero para averiguar su arma secreta para obtener éxito. Usar herramientas y metodologías como por ejemplo productos viables mínimos, aprender sobre marketing y experimentación es esencial.

Un perfecto ejemplo de esto viene del libro de Hsieh “Delivering Happiness”, donde describe sobre los comienzos de Zappos. Él y sus cofundadores no estaban seguros a finales de los años 90 que las personas se atreverían a pedir zapatos por Internet. Por ello, realizaron un test rápido: se trata de una página web con imágenes de zapatos tomadas de las páginas web de los fabricantes, algunos botones de compra ahora  y observar qué ocurría.

Los pedidos comenzaron a llegar, uno de los chicos corrió al almacén de la zapatería, adquirió los zapatos pedidos a precio de venta al por menor y luego volvió a casa para enviarlos. ¿Perdieron dinero en los pares de zapatos enviados? Sí. Pero, ¿le permitió esto descubrir si se trataba de una idea de negocio potencial viable? La respuesta vuelve a ser sí.

La clave está en actuar de forma rápida y decidir de forma correcta tu modelo de negocio.

Intenta analizar todos estos puntos y así evitar formar parte de ese 80% de empresas que se van a la quiebra por no tener en cuenta todas estas cuestiones.

*Es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

Fuente imagen destacada