Cinco cosas que necesitas saber a meses de la llegada de Windows 10

Los CIO´s tienen razones para ser cautelosamente optimistas acerca de pasar a los usuarios a la siguiente iteración de Windows. Pero, ¿cómo y cuándo deben hacer el cambio?

Windows 10, que se espera esté disponible en algún momento de este año (Microsoft no está ofreciendo más detalles sobre las fechas), cuenta con mejoras en la interfaz de usuario muy necesarias, mejoras de seguridad de protección de identidad y control de acceso, y una base de código unificado y API para permitir a los desarrolladores crear aplicaciones que se ejecutarán en múltiples dispositivos.

(Lea: Estas son las siete funciones destacadas del nuevo Windows 10)

Todas estas son mejoras bienvenidas dado que muchas empresas se demoraron en (o simplemente no lo hicieron) actualizar a Windows 8.

“La seguridad y manejabilidad son siempre atractivas, y el regreso del menú Inicio y una división limpia entre los modos de desktop y tableta, elimina una barrera de adopción importante que las empresas tuvieron para Windows 8 y 8.1“, señala el analista de Forrester, David Johnson.

Los CIO´s tienen razones para ser cautelosamente optimistas acerca de pasar a los usuarios a la siguiente iteración de Windows. Pero, ¿cómo y cuándo deben hacer el cambio? A continuación se presentan cinco cosas que los líderes de TI necesitan saber sobre el próximo Windows.

1. Se trata de un intento por parte de Microsoft para que Windows regrese al futuro

Desde el lanzamiento del ambicioso pero impreciso Windows 8 en 2012, Microsoft ha estado en un estado perenne de control de daños. En un intento fallido de hacer que Windows sea mejor para los dispositivos táctiles, Microsoft estropeó la interfaz de usuario y dejó legiones de clientes decepcionados.

Los CIO´s se vieron particularmente repelidos por Windows 8 y su radicalmente diferente y optimizada interfaz de usuario con pantalla táctil, así como por su interfaz de escritorio tradicional alternativa, la cual fue incluida para ejecutar aplicaciones heredadas de Windows, pero carecía de características familiares clave, concretamente el botón Inicio y el menú Inicio. La alternancia entre los dos modos también era torpe.

En los totales preliminares de IDC para el final del 2014, había casi 732 millones de copias de Windows instaladas en las empresas de todo el mundo, y más de la mitad -449 millones- eran Windows 7. Acerca de 157 millones eran Windows XP, y 28 millones eran Windows Vista. Poco más de 35 millones eran Windows 8.

“La historia demuestra que Microsoft se excedió en el tacto, y se distanció de los usuarios tradicionales de PC que necesitan, al menos una parte del tiempo, una buena experiencia de teclado y mouse”, señala Al Gillen, analista de IDC. “Lo principal en Windows 10 es volver a equilibrar las experiencias de tal manera que los clientes comerciales verán el valor en Windows 10 que no vieron en Windows 8″.

Microsoft intentó, con éxito parcial, abordar estas y otras cuestiones en posteriores revisiones y actualizaciones de Windows 8. Pero, en vez de convencer, la mayoría de los CIO´s se aferraban al sólido y estable Windows 7, indispuestos a someter a sus usuarios finales a una curva de aprendizaje larga y desagradable.

Una de las muchas empresas que omitió Windows 8 fue la cadena de gimnasios LA Fitness. “Iba a ser un cambio demasiado brusco de lo que la gente está acostumbrada y no queríamos atravesar los desafíos de hacer que la gente se sienta cómodo con él y el tiempo necesario para hacerlo”, señala el CIO, George Bedar.

Con Windows 10, Microsoft abordó la cabeza sobre los temas de interfaz de usuario y, a juzgar por versiones previas del sistema operativo a disposición del público, al parecer, por fin se ha hecho bien. La interfaz de usuario de escritorio tradicional se ve y actúa mucho más como Windows 7, y la interfaz de usuario táctil optimizada es más intuitiva. Además, la interacción entre los dos modos se ha mejorado en gran medida -Windows 10 es “adaptativo”, lo que significa que puede detectar el dispositivo que se utiliza (desktop, laptop, tableta, el monitor montado en la pared, smartphone) y ajustar su prestación.

Microsoft también ha prometido que la actualización de Windows 7 y Windows 8 a Windows 10 será mucho más fluida y concreta.

2. Windows 10 añade características de seguridad que las empresas deberían desear

Microsoft está promoviendo mejoras en áreas como la protección de la identidad y control de acceso, protección de la información y la resistencia a amenazas. Por ejemplo, en el control de acceso, Windows 10 tendrá la autenticación nativa de dos factores, pues Microsoft intenta conseguir que los usuarios usen un método mejor que el de una sola contraseña, que ha demostrado ser tan vulnerable. Con la autenticación de dos factores, los hackers necesitan tener el control de dos piezas de información para poder entrar a un sistema, tal como una contraseña y un código enviado al dispositivo de un usuario, por ejemplo, un smartphone.

En el área de protección de la información, Windows 10 tendrá una tecnología de prevención de pérdida de datos (DLP, por sus siglas en inglés) incorporada que distingue entre datos personales y corporativos, y los protege mediante la “contención”. Las aplicaciones, datos, correo electrónico, contenido web y otra información sensible corporativa serán cifrados automáticamente por Windows 10, tanto en desktops como en dispositivos móviles.

Los administradores de TI podrán establecer políticas que controlan qué aplicaciones pueden acceder a datos corporativos, y Windows 10 también extiende las opciones de control VPN para proteger estos datos en los dispositivos de los empleados.

En el área de amenaza y resistencia de malware, Windows 10 tendrá características para bloquear dispositivos, y que solo les permitan a los usuarios ejecutar aplicaciones donde están suscritos con un servicio de suscripción proporcionado por Microsoft.

Los administradores de TI serán capaces de determinar qué aplicaciones consideran que son de confianza, como aquellas donde están suscritos ellos, los ISV, las que están disponibles en la tienda de Windows, o todos los anteriores.

3. La plataforma de aplicación universal

Windows 10 es la primera versión del sistema operativo con una base de código unificada y API´s, lo que significa que las aplicaciones integradas pueden ser ejecutadas -con modificaciones menores- en diferentes dispositivos soportados por el sistema operativo: smartphones, tabletas, laptops, desktops, la consola de Xbox, productos de Internet de las Cosas. Esta es una gran noticia para los usuarios finales, y para los desarrolladores comerciales y empresariales, a quienes les será mucho más fácil crear herramientas, aplicaciones e integraciones para el sistema operativo, sin tener que volver a escribirlas desde cero para diferentes dispositivos.

“La plataforma permite una nueva clase de aplicaciones universales de Windows -aplicaciones que están verdaderamente escritas una vez, con un juego de lógica de negocio y una interfaz de usuario”, señala Kevin Gallo, jefe técnico de Microsoft para Windows Developer Platform, en una publicación reciente en un blog.

Para Microsoft, también es una manera de impulsar el número de aplicaciones disponibles para los dispositivos móviles de Windows, ya que los desarrolladores móviles han estado menos que entusiasmados acerca de invertir tiempo y recursos en la creación de aplicaciones para Windows Phone, dada su pequeña base de usuarios -2,7% del mercado mundial de sistemas operativos de smartphones en el 2014, según IDC.

Gillen de IDC llama a la plataforma de aplicación universal “tal vez la tecnología más importante incluida en Windows 10″.

“Las manifestaciones que he visto indican que esta es una solución real que verdaderamente va a mejorar la experiencia en Windows 10″, agregó.

4. Windows 10 también trae algunas sorpresas

Si bien la prioridad de Microsoft con Windows 10 era revertir los errores de Windows 8 e incluir avances en áreas como la seguridad, la compañía también está ofreciendo algunas características deslumbrantes con el nuevo sistema operativo. Por ejemplo, Windows 10 incluirá lo siguiente:

* Tecnología Holograma: Windows 10 ofrece lo que Microsoft llama una “plataforma de computación holográfica” con las API para que los desarrolladores creen aplicaciones en 3D y con un HoloLens, una computadora holográfica montada sobre la cabeza para ver hologramas en alta definición y escucharlos con sonido envolvente.

* Cortana: La respuesta de Microsoft a Siri de Apple, Cortana está siendo transportado de Windows Phone 8.1 a Windows 10, para que los usuarios del nuevo sistema operativo puedan interactuar con sus computadoras y aplicaciones mediante comandos de voz.

* Dos exploradores: Un nuevo código de navegador llamado Project Spartan hará su debut con Windows 10. Estará propulsado por un nuevo motor de renderizado y proporcionará lo que Microsoft llama “una experiencia más interoperable, confiable y descubrible. Las características avanzadas incluyen anotación de página web, modo de lectura libre de desorden y la integración Cortana.

Project Spartan está siendo diseñado como un navegador “universal” que funcionará a través de los diferentes dispositivos en los que Windows 10 sea ejecutado, y se mantendrá en constante actualización como un servicio con mejoras de seguridad y características.

El nuevo navegador es compatible con los sitios existentes diseñados para IE, pero para asegurarse de que Windows 10 funcione bien con los sitios web legacy que requieren soporte para tecnologías más antiguas, el sistema operativo también incluirá IE 11.

5. Windows 10 se ve bien hasta ahora, pero…

Mientras que las primeras críticas de las versiones preliminares de Windows 10 han sido positivas, los CIO´s deberían tener un plan detallado y estratégico para evaluar el sistema operativo internamente, no solo para asegurarse de que sea estable, sino también para ver cómo funciona específicamente en su organización, con aplicaciones específicas comerciales y personalizadas, dispositivos de hardware, y similares.

“Creemos que será de vital importancia para los CIO´s familiarizarse con Windows 10. Forrester cree que a diferencia de Windows 8 y 8.1, Windows 10 se adoptará como un estándar de TI de la empresa”, señala Johnson de Forrester.

En L.A. Fitness, un grupo dentro del departamento de TI ha estado probando Windows 10, y aún no se han identificado preocupaciones, pero Bedar no está corriendo ningún riesgo. Él ha decidido que el sistema operativo no se pondrá en marcha hasta que Microsoft saque la primera actualización mediante un Service Pack.

“No vamos a implementarlo cuando recién salga. Vamos a esperar un tiempo. No tenemos ninguna razón imperiosa de actualizarlo en este momento”, anota. “Tenemos tiempo para dejar que se asiente, y dejar que los primeros problemas se arreglen por sí solos. Luego procederemos”CIO América Latina

Fuente imagen destacada