Cómo segmentar en E-mail Marketing según el comportamiento de los suscriptores

Segmentar
¿Quieres conocer una de las principales claves para alcanzar el éxito en E-mail Marketing? ¡Segmentar! Presta atención y verás cómo optimizas esfuerzos.

¿Quieres conocer una de las principales claves para alcanzar el éxito en E-mail Marketing? ¡Segmentar! En el siguiente post, Doppler te enseña cómo dividir tu base de datos según el comportamiento de tus suscriptores. ¡Presta atención y verás cómo optimizas esfuerzos!

(Lea: 10 consejos para aplicar exitosamente el ABC del Social Media Marketing)

La forma de segmentar depende de los objetivos de cada Campaña de E-mail Marketing. Si no sabes cómo dividir tus listas, hoy te llenarás de tácticas para dirigir mensajes a grupos diversos según la interacción y el comportamiento con tus piezas.

En primera instancia, debes estudiar con detenimiento la interacción que tus suscriptores hacen con tu marca y las acciones que realizan una vez que les has enviado tu campaña. Analizar la información actitudinal de tu público te ayudará a identificar los clientes con mayor grado de interés y elaborar campañas personalizadas.

Realizar envíos de E-mail Marketing de forma personalizada te permitirá fidelizar clientes, fortalecer su vínculo con la marca, lograr una ventaja competitiva con respecto a otras empresas, mejorar tus aperturas y conversiones.

¡Conoce los 5 factores para clasificar los comportamientos!

1. Aperturas de las Campañas:

  • Suscriptores que han abierto una campaña puntual o tus últimos envíos.
  • Usuarios que han abierto tus campañas, pero sin interacción.
  • Usuarios que no han abierto una pieza determinada ni las últimas.
  • Qué campañas son las que se abren y cuáles no.
  • Qué asunto genera mayor apertura (subjects directos, personalizados o con preguntas).

Ahora que ya analizaste las aperturas de tus campañas, piensa acciones en consecuencia. El suscriptor que no abre tus envíos pero no se ha dado de baja es aún un cliente recuperable, ¡por lo que tu objetivo debe ser conectar con él!

También, puedes preguntarle si recibe correctamente tu newsletter o campaña, conocer sus preferencias, escuchar sus problemas o sugerencias y actuar en consecuencia para mejorar su experiencia de usuario. Para quienes no abren tus campañas, puedes realizar una campaña Test A/B para evaluar el interés general y ver qué estilo o tono enunciativo funciona mejor.

2. Clics en la pieza:

Si conoces los porcentajes de Clics podrás idear un contenido especial para cada tipo de suscriptor, buscando la forma de que además de abrir tu Campaña hagan clics en los enlaces.

Conociendo estos datos de clics te será más simple cambiar el diseño de tu e-mail y el tipo de contenido, la forma de presentar la información, mejorar los CTA, personalizar los beneficios y ofertas, o cualquier otra acción que desarrolles para conseguir que ese clic genere la conversión deseada.

Puedes probar nuevamente con un Test A/B, ahora de contenido, para evaluar si lo que falla es la interacción, la falta de interés o la disposición de tu material.

3. Remociones de las Listas:

Si envías Campañas que te generan más remociones que aperturas, ¡cambia ya mismo el modo en que comunicas! Si conoces el motivo por el cual tu suscriptor se ha dado de baja, podrás congeniar acciones futuras para solucionarlo.

También, puedes evaluar las frecuencias de envío y los horarios de los mismos. Si los reportes muestran alto valor de bajas, puedes probar de modificar la temporalidad y los momentos del envío.

4. Viralización del contenido:

Esta segmentación se basa en entender el ciclo de comunicación desde la interacción y el sentimiento compartido. ¿Qué es lo que hace que tus suscriptores compartan tus campañas? Comprender y separar tus usuarios según su comportamiento social, te permitirá desarrollar tus próximas campañas generando el efecto contagio en forma de contenido compartido e incluso recomendado.

5. Fidelidad de tus suscriptores:

¡Los defensores de tu marca son un segmento clave! Estudia en detalle si son compradores frecuentes, si te siguen en las redes sociales, si son clientes que te recomiendan y si hacen clics en los diferentes links.

Una vez que hayas creado una lista de tus mejores y más activos defensores, debes diseñar e-mails para conocerlos aún más y mejorar los índices de conversión. ¡Prueba enviarles agradecimientos, avances, material exclusivo y gratuito, evalúa su satisfacción y otorga premios!

Y tú, ¿cómo segmentas tus envíos de E-mail Marketing? Recuerda sacar provecho del comportamiento de tus suscriptores y segmentarlos para diseñar una Campaña creativa, capaz de generar empatía con sus gustos, actitudes e intereses.

(Lea: 10 recomendaciones para diseñar con éxito tus campañas de E-mail Marketing)

En E-mail Marketing no hay reglas fijas, nadie conoce mejor que ti a quienes reciben tus mensajes. ¡Tómate el tiempo necesario para estudiar comportamientos, realizar pruebas de envíos y optimizar estrategias de segmentación!

Por Melina Díaz, Marketing Assistant de Doppler