12 razones por las que las personas no comienzan una startup

145H
La mayoría de esas razones debe ser ignorada. ¿Deberías comenzar una startup ahora mismo?

Hay una serie de razones por las que las personas usualmente no se lanzan a la aventura de construir una startup.

La mayoría de esas razones, que se desprenden del imaginario que se crea cuando alguien observa algo desde afuera y no lo ha vivido, deben ser ignoradas. Un ejemplo de esto es el de la poca experiencia para comenzar una startup.

Otras razones, en cambio, apuntan a un enfoque diferente de cómo se entienden a simple vista: ser muy joven para construir una startup no tiene nada que ver con la edad.

Las siguientes 12 razones de por qué no comenzar una startup son resumidas por  de Funders & Founders y están basadas en un post de Paul Graham titulado Why To Not Not Start a Startup.

¿Deberías comenzar una startup ahora mismo?

Demasiado joven 

La edad promedio de los fundadores de startups es 27 años. Ser muy joven no se trata de la edad biológica. Se trata de la madurez. ¿Te sientes igual en una conversación con  tus empleados que podrían ser mayores que tú? Y si tu inversionista o cofundador te dijo que “tu idea es una estupidez”. ¿Estarías de acuerdo o te revelarías? Un niño podría hacer cualquiera de estas cosas. Un adulto preguntaría ¿por qué?

Muy inexperimentado

Las únicas dos maneras de conseguir experiencia es trabajar para otra persona o para ti mismo. Trabajar para otra persona te da la experiencia de trabajar para alguien más. Eso no es lo que necesitas en una startup. Así que la mejor manera de conseguir experiencia en startups es comenzar una.

No hay suficiente determinación

No se puede ser bueno en matemáticas a través de la determinación. Para ser bueno en matemáticas se necesita aprender las reglas y luego manipular esas reglas. En las startups no hay reglas. Así que la determinación de hacer las reglas y hacer que funcionen puede introducirte en las startups, así como tu talento puede hacerlo en matemáticas.

Novato en los negocios

¿Qué significa realmente cuando la gente dice que sabe mucho acerca de los negocios? ¿Qué negocios? Desde que las startups son, por definición, nuevas empresas con nuevos modelos de negocio, en realidad nadie sabe de este tipo de empresas. Así que está bien si no lo sabes, pero debes estar preparado para ser el primero en enterarte.

No hay cofundador

Las  startups son estresantes, exigentes y todo lo consumen. Se parecen mucho a la vida. La mayoría de la gente va por la vida con parejas. Así que ¿por qué quieres ir a través de una startup por tu cuenta? Hay una buena probabilidad de que sea insoportable para una persona.

No hay idea

Por suerte las ideas son libres. Y muchas startups cambian su idea a mitad de camino, así que si comienzas con una idea no tan buena, y luego la conviertes en una buena, serás como la mayoría de las startups.

No hay espacio para startups

Algunos curiosos comentan que hay demasiadas startups. Eso es como decir que muchas personas están tratando de resolver los problemas del mundo. Hay suficientes problemas en el mundo, grandes y pequeños, para tantas personas como estén dispuestos a iniciar una startup.

Una familia que mantener

La mayoría de las startups no generan ingresos para el primer momento. El estilo de vida “libre de ingresos” puede no ser posible para las personas que tienen que apoyar familias. Sin embrago, siempre hay otra manera. Hacer una consultoría o contruir un producto de pago puede dar ingresos casi de inmediato.

Independientemente rico

Aunque pocas personas tienen el problema de ser tan ricos que eso los desanima a comenzar una startup, algunos no. Para aquellas personas todavía es más emocionante trabajar con personas que tal vez no ser tan rico.

Miedo al compromiso

La startup te va a quitar tu libertad. Así que si valoras eso más que nada, no hagas una startup. Aunque eso significa que tampoco deberías conseguir un trabajo. Si tu startup es exitosa, sin embargo, puedes descubrir un nuevo tipo de libertad que está disponible de otro modo, como la libertad de ofrecer productos a millones de personas.

Necesidad de estructura

Algunas personas dicen que prefieren un trabajo porque les da estructura. Es un bonito eufemismo. Pero en realidad significa que necesitan otra persona para que les diga qué hacer. Si ese eres tú, no hagas una startup. Incluso muchos puestos de trabajo pretigiosos no quieren decirte lo que hay que hacer. Así que puede ser mejor buscar la estructura en otra parte.

Miedo a la incertidumbre

No hay mucha incertidumbre en las startups -la mayoría de ellas fracasa. Pero algunas no lo hacen. Así que prepárate para lo peor y espera lo mejor.

[Fuente imagen destacada]