Plataforma israelí de financiamiento e inversión colectiva busca startups e inversionistas mexicanos

mexico-city
OurCrowd cuenta con más de 6.000 miembros de los cuales 12% son inversionistas activos que otorgan fondeo mínimo de US$ 10,000.

OurCrowd, la plataforma israelí de financiamiento e inversión colectiva para emprendimientos de alta tecnología, arrancó la búsqueda de proyectos e inversionistas mexicanos para sumar a su plataforma como parte de su expansión hacia América Latina.

“Seguramente vamos a invertir en empresas que estén ya con productos o servicios, no muy ‘early stage’ (etapa temprana) porque nos va a ser más simple poder ayudar a esas empresas”, dijo Eduardo Shoval, socio fundador e inversionista de OurCrowd.

Con 19 meses de operaciones, la plataforma fue fundada por el emprendedor e inversionista israelí Jon Medved que combina los modelos de financiamiento colectivo y capital de riesgo.

En la plataforma se inscriben inversionistas con solvencia acreditada (que comprueben ingresos anuales de al menos US$ 200,000 o una riqueza neta de US$ 1 millón) para que participen en uno o varios proyectos que previamente fueron seleccionados por el equipo de expertos de la plataforma.

“En un mes miramos 180 empresas de las cuales vamos invertir en dos o tres”, dijo Shoval, quien está al frente de la estrategia de expansión regional de OurCrowd.

Las expectativas del inversionista para México son cautelosas. Para el primer año, proyecta que sean por lo menos dos emprendimientos y dos socios inversionistas los que se sumen a la plataforma.

“Yo estaría contento si pongo una meta pequeña que la pueda cumplir. Si nosotros podemos identificar una o dos compañías en México, en el primer año de actividad, puedo estar contento. Para nosotros es importante el identificar uno o dos socios inversionistas en México, no vamos a invertir sin socios inversionistas, y eso lleva tiempo”, afirmó.

De acuerdo con Shoval, OurCrowd cuenta con más de 6.000 miembros de los cuales 12% son inversionistas activos que otorgan fondeo mínimo de US$ 10.000 aunque el promedio es de US$ 25,000 cada uno.

En total, 52 empresas se han financiado a través de OurCrowd (85% de ellas originarias de Israel) en aproximadamente 72 rondas de inversión.

“En los primeros 12 meses hicimos 30 millones de dólares de inversión; en los segundos 12 meses vamos a hacer 60 millones. Estamos creciendo al 100% anual”, aseguró.

Las inversiones en este tipo de proyectos son de riesgo y a largo plazo, por lo que el inversionista sugiere la diversificación de las inversiones en por lo menos ocho startups. Los retornos, dice, comienzan a llegar en un periodo de cinco a siete años después de una inversión en una empresa en etapa inicial, ya sea a través de una adquisición o una oferta pública inicial de acciones (OPI) en el mercado bursátil.

Aunque destaca el caso de la startup ReWalk Robotics, fundada en febrero de 2013, que creó un exoesqueleto que le da la posibilidad de caminar a los parapléjicos.

En junio de ese mismo año, la startup levantó inversiones por US$ 1.32 millones mediante OurCrowd, y en septiembre del 2014 lanzó su OPI en el Nasdaq en la que levantó US$ 41 millones.

El Boom de México

La intención de OurCrowd por el mercado mexicano es el formar parte del “boom” de startups y desarrollo tecnológico que, según Eduardo Shoval, está por llegar a México y América Latina, y convertirse en la plataforma líder de inversión en alta tecnología en el mundo.

“Nosotros vamos a ser una de las plataformas líderes que se va a dar en varios años, en paralelo a cómo se va desarrollando el mercado. Al ecosistema en México no le falta nada pero está en un embrión que va a seguir creciendo, es un desarrollo orgánico, si ves que si hace ocho años había 10 fondos de inversión de empresarios, hoy en día hay más de 40 lo que quiere decir que algo está ocurriendo”, dijo.

“Todavía no hay un boom. No va a ser todavía, estamos en el camino y yo pienso que en 5 a 10 años México, en la parte de tecnología, va a ser muy diferente”.

Parte del desarrollo y del interés de economías como Israel para invertir en el sector tecnológico en México ha repuntado a raíz de reformas como la energética así como proyectos de gran calibre como la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. El Economista

[Fuente imagen destacada]