Chile: Ley de Medios te obligaría a pagar si tienes un blog o una página en redes sociales

Facebook_news_feed
Para la ONG Derechos Digitales, el proyecto de ley ha avanzado de manera firme en la Cámara de Diputados "a pesar de sus múltiples y evidentes problemas".

Resulta curioso cómo un país que en el último tiempo se ha caracterizado por tener uno de los ecosistemas de emprendimiento más notables de Latinoamérica, gracias al impulso de instituciones públicas como Corfo, ahora pretenda menoscabar la libertad de expresión en Internet.

Se trata del proyecto de ley de medios digitales (proyectos de ley 9460-19 y 9461-19 que modifican la Ley 19.733) que “ha encontrado un terreno fértil en la Cámara de Diputados donde ha avanzado de manera firme, a pesar de sus múltiples y evidentes problemas”, según escribió , abogada de la Universidad de Chile y encargada de políticas publicas de la ONG Derechos Digitales, en una columna titulada Ley de medios digitales es un atentado a libertad de expresión.

Según la ONG, el proyecto de Ley que ya causa polémica en las redes sociales haría que todos quienes posean un sitio web o red social con cuatro publicaciones semanales, sean consideradas responsables de un medio de comunicación social. Pero ¿qué significa esto? De acuerdo con Campuzano, el corte de “cuatro publicaciones semanales” para ser considerado un periódico, haría extensiva la aplicación de la ley a una publicación en Facebook, un blog de uso personal, un tuiteo o una página web con “memes”, con tal que se haga cuatro veces a la semana.

Entonces, si se aprueba la ley en cuestión y una persona en ese país tiene una web o un perfil en alguna red social, necesitará tener domicilio en Chile, informar la iniciación de actividades a la Gobernación Provincial o Regional, informar la frecuencia de actualizaciones y hacer un depósito legal mixto en la Biblioteca Nacional, entre otros absrudos requisitos.

Para Campuzano son cargas extremadamente onerosas, desproporcionadas e injustificadas, que conllevan el riesgo de sobrerregular la publicación de contenidos en línea, creando un escenario de incertidumbre legal tanto para el público […] como para diversas clases de emprendimientos en Internet, lo que resulta contraproducente para el desarrollo económico y cultural del país”.

También está la dificultad de fiscalizar o implementar dichas cargas “(¿cuándo un blog es “chileno”?)” y al “absurdo” de obligar a efectuar el depósito legal pertinente en la Biblioteca Nacional que “resultaría en una carga de trabajo adicional imposible de enfrentar para esta institución”.

El anonimato en Internet

Como hemos visto en el último tiempo, y en un ejemplo cercano con la censura a la Red que impuso el gobierno venezolano el año pasado ante el descontento de un sector de la población por su gestión, Internet se ha transformado en una herramienta con la que los ciudadanos aprueban o desaprueban las acciones de sus políticos.

“Todas estas absurdas cargas legales buscan, entre otras cosas, impedir el anonimato en la red, un asunto de gran conveniencia para autoridades públicas cuando Internet se ha transformado en una plataforma de crítica, sátira e información de los usuarios hacia el resto de la población respecto a su labor”.

Campuzano advierte que en Chile existen sanciones de responsabilidad civil y penal en caso de injurias y calumnias y que aunque el ejercicio de la libertad de expresión admite restricciones como cuando colisiona con otros derechos fundamentales, “son los tribunales de justicia y no una regulación irreflexiva y absurda, quienes deben resolver el conflicto, a través de un debido procedimiento y de acuerdo a la ley”.

No es necesario nombrar aquí los beneficios de que la información circule libremente por Internet, aún más entendiendo que en general en Latinoamérica estamos en sociedades abiertas y democráticas, y por eso, desde la ONG se hace un llamado a los chilenos a que “exijan a sus diputados introducir mejoras radicales a esta iniciativa, que garanticen la no afectación al derecho de la libertad de expresión en la red”.