Cinco tareas pendientes para tu startup antes de que finalice 2014

how_to_balance-600x337
Aunque para ti como emprendedor llegar a 2015 sea como pasar de lunes a martes, no está de más mirar hacia atrás y proyectar lo que se viene.

Aunque el producto o servicio detrás de tu negocio no deje de entregarse o estar disponible en estos últimos días del año y aunque para ti llegar a 2015 sea como pasar de lunes a martes, no está de más mirar hacia atrás y proyectar lo que se viene. Aprender de lo malo, tomar lo bueno y construir. Se trata, a fin de cuentas, de una sola palabra: balancear.

Aquí te dejamos algunas ideas de esas cosas pendientes por hacer antes de que enumeres la lista de los deseos para tu startup en 2015:

1. 365 días para aprovechar: Así como en la vida, en la aventura del emprendimiento también se hace necesario saber qué se hizo bien y qué no. Las acciones para conseguir clientes, las estrategias de financiación e incluso los mentores que acompañaron tu proyecto este 2014 son susceptibles de replantearse. Al final del día hay que preguntarse: ¿fueron relevantes para el crecimiento de mi startup? ¿cumplieron las expectativas? ¿pudieron haber sido mejores?

2. Construyendo el 2015: Pueda que tu startup tenga una visión a mediano o largo plazo muy bien definida pero eso no quiere decir que las estrategias para llegar a ella no cambien. El concepto de Prueba-Error es muy común en el mundo del emprendimiento y ese balance anual te ayudará a pulirlo. En otras palabras, 2014 tiene que haberte enseñado lo que no hay que hacer en 2015 y, por supuesto, lo que sí hay que seguir haciendo. Toma nota.

3. Las cuentas claras: Aunque falten poco más de dos días para que finalice el año, es importante que el próximo empiece bien. Y para eso qué mejor que estar al día con las obligaciones tributarias, las deudas y el papeleo. Pueda que tu startup no esté nadando en una piscina de dinero pero la tranquilidad de que estos temas tengan el visto bueno te ayudará a enfocarte en el verdadero core de tu negocio.

check-listjpg

4. La mejor tripulación: Muchas veces escuchamos de los grandes gurús del emprendimiento y de los VC’s que lo más importante es el equipo emprendedor. Hay emprendedores que han levantado dinero sin ninguna idea o producto. Y eso comprueba que aquellos desarrolladores, diseñadores, hombres de negocios, analistas, comunicadores, publicistas o locos con una idea en la cabeza tienen que ser los mejores. El talento es la principal fuerza que mueve la economía del siglo XXI y eso es algo que debe abundar en tu startup: pueda que necesites encausarlo mejor en un miembro de tu equipo o atraer nuevos a la tripulación.

8778886051_2e888998a2_z
Imagen: Financial Times.

5. Los clientes tienen el honor: Son ellos a los que debes ese producto o servicio que representa los ingresos de tu emprendimiento. Y aunque a lo largo del año hayas hecho algunas mejoras o hayas agregado algunas características gracias a su retroalimentación, una buena acción por estos días es tener un detalle o enviar alguna felicitación propicia a alguno de esos clientes, a los que sean especiales o si puedes a todos.

[Fuente imagen destacada]