Moovit optimiza la movilización en transporte público en Latinoamérica

Buenos_Aires_-_Subte_-_Facultad_de_Medicina_4
La aplicación gratuita para móviles que tiene más de 2 millones de usuarios en 11 ciudades de la región, presenta los resultados de una encuesta global.

La aplicación gratuita para móviles Moovit, que usan más de 10 millones de personas en más de 400 ciudades del mundo, presenta los resultados de una encuesta global. La aplicación tiene más de 2 millones de usuarios en 11 ciudades de América Latina (20% del total de usuarios globales de Moovit).

Uno de los efectos colaterales del progreso de las grandes ciudades del mundo es que hay un momento en que la congestión de personas y tráfico es tal, que los usuarios de transporte público gastan en promedio 30 minutos diarios en tiempos de espera y 90 minutos en desplazamientos, lo cual impacta la calidad de vida de las personas, según un estudio de Moovit en más de 20 ciudades del mundo.

Parte de ese estudio se concentra en América Latina, luego de encuestar a más de 13 mil personas a nivel mundial, y pretende cuantificar la cantidad de tiempo que una persona gasta en el sistema de transporte público de su respectiva ciudad y cómo mediante el uso de la herramienta Moovit se pueden reducir los ‘tiempos muertos’, que finalmente suman para la frustración de las personas que a diario se deben movilizar de ida y regreso entre su residencia y el sitio de trabajo.

El estudio en mención también quiere mostrar las diferencias entre los distintos sistemas de transporte público en las principales urbes de la región, así como los niveles de frustración o satisfacción de los usuarios y las razones por las cuales muchas veces una persona prefiere soportar el tráfico de la ciudad en su vehículo particular, sobre todo en épocas de fin de año, cuando el tráfico en las calles de las ciudades se incrementa de manera considerable.

En el estudio se tuvo en cuenta que la queja más generalizada es la de no saber cuándo iba a llegar el transporte al paradero o a la estación de tren. Luego de usar Moovit, el reclamo principal pasó a ser el retraso en los horarios de los respectivos sistemas de transporte público.

Los siguientes son algunos de los resultados más relevantes en cinco de las ciudades más importantes de América Latina, entre las 11 que hay en total, y donde existen usuarios de la aplicación Moovit:

moovit

Buenos Aires

El promedio de tiempo de transporte diario en la capital argentina es de 107 minutos, de los cuales 31 se utilizan en las esperas de tren o de autobús.

El 49% reflejó insatisfacción con el sistema de transporte público y la mayor frustración para un 44% de los encuestados es no saber la hora exacta de llegada del bus o del metro.

Tras usar Moovit, los niveles de satisfacción subieron un 80%. En cuanto al carro, el 77% no tiene un vehículo propio y las razones que esgrimen quienes sí poseen ese medio de transporte es que no lo usan debido a la dificultad de encontrar estacionamiento (un 26%) mientras que 39% asegura que es más barato usar transporte público.

Ciudad de México

El promedio de tiempo invertido en el transporte público de la capital mexicana es de más de dos horas cada día (122 minutos), de los cuales 30 minutos se dedican a la espera del bus o del metro.

Un 59% de los encuestados estaba insatisfecho con el transporte público antes de usar Moovit y luego de utilizarlo el nivel de satisfacción se incrementó un 75%.

La mayor frustración de los habitantes del ‘DF’ es no saber la mejor manera de llegar a su destino, con un 42% de insatisfacción.

El 59% de los encuestados no tiene carro propio, pero quienes sí conducen el propio dicen que optan por usar el transporte público porque es difícil encontrar estacionamiento (36%) o porque el transporte público es más rápido (18%).

moovit-2

Santiago de Chile

Los chilenos de la capital dedican 102 minutos al día para movilizarse, de los cuales 31 minutos se pierden a la espera del bus o del metro, con un 69% de insatisfacción. El nivel de satisfacción se elevó un 69% tras utilizar la aplicación Moovit.

Para los santiaguenses, el mayor motivo de frustración, con 46%, es desconocer las horas de llegada del vehículo que los va a transportar, dado que el 73% de los encuestados no tiene automóvil.

Un 32% que dicen poseer un vehículo propio argumenta que es más barato viajar en transporte público, mientras que el 25% explica que es difícil hallar un sitio en donde estacionar.

Bogotá

La capital colombiana cuenta con uno de los tiempos más elevados de movilización de la región, con un promedio de 114 minutos diarios por persona, incluidos los tiempos de espera o de transbordo, que suman 35 minutos. En Bogotá existe el Sistema Integrado de Transporte Público conformado por los buses TransMilenio y los buses Sitp, pues no hay trenes ni metro, y una de las críticas más agudas al sistema tiene que ver con que los mapas de las rutas en las estaciones son difíciles de entender.

El 81 por ciento de los encuestados de la ciudad dijo no estar satisfecho con el transporte público antes de usar Moovit, pero luego de usar la aplicación el nivel de satisfacción tuvo un incremento del 56%.

De los encuestados, el 43% no tiene carro, aunque el 20% de los que sí tienen dicen que usan transporte público porque es más barato, mientras que el 18% lo usa porque lo consideran más rápido para llegar a su destino.

Sao Paulo

Esta urbe, la más poblada de América del Sur, con cerca de 22 millones de habitantes en su área metropolitana, es una de las que presenta mayores índices de congestión en el transporte público en la región, con un promedio de movilización de 138 minutos diarios por persona, de los cuales 37 minutos son de espera del tren o el autobús.

Antes de usar Moovit, había un nivel de insatisfacción del 69% entre los encuestados, pero la cifra mejoró un 63% luego de utilizar la herramienta.

En esa ciudad, el 64% de los encuestados dijo no tener carro y el 28% de quienes sí lo tienen asegura que es más barato ir en bus o en tren, mientras que un 23% atribuye a no andar en carro a la escasez de estacionamientos.

CIO América Latina