Ooyala revela importantes patrones de cambio en los consumidores de video en línea

vídeo
Según el Índice Global de Consumo de Video de Ooyala en el tercer trimestre, el consumo en TV se fragmenta cada vez más en smartphones, tabletas y PC's: aumentó 400% en dos años.

Ooyala, subsidiaria de la australiana Telstra y líder innovador en la distribución de video premium, estadísticas y monetización, publicó recientemente su Índice Global de Consumo de Video del tercer trimestre de 2014*, en el que revela importantes patrones de cambio en los consumidores de video en línea.

(Lea: Telstra adquiere Ooyala por USD $270 Millones)

El informe de la compañía fundada por los hermanos de origen mexicano, Bismark y Belsasar Lepe, destaca que los teléfonos móviles y tabletas alcanzaron 30% de todas las visualizaciones de video en línea durante el trimestre, lo que representa un aumento del 114% de un año a otro.

Y anticipa que, siguiendo ese ritmo, la visualización en teléfonos móviles y tabletas llegará a 50% de todas las visualizaciones en línea para fines de 2015.

Screen Shot 2014-12-09 at 13.41.24

Los espectadores optan cada vez más por aprovechar el Internet para consumir su contenido diario, impulsados en parte por el mayor acceso a contenido de video premium y en vivo, en especial en lo que refiere a eventos deportivos internacionales y noticias de todo tipo.

Ooyala advierte que “las emisoras y empresas de medios que tienen acceso a este tipo de datos de consumo de contenido cuentan con la oportunidad única de aprovechar esta tendencia, en particular en mercados maduros donde los dispositivos con capacidad de video y la banda ancha inalámbrica ya son comunes”.

Televisores conectados y contenido de larga duración

El Índice Global de Consumo de Video del T3 de 2014 también advierte un importante crecimiento en el consumo de video de larga duración en diversos dispositivos.

Los televisores conectados, ya sea con conexión directa a Internet o a través de consolas de juegos y otros dispositivos, fueron imprescindibles para el consumo de contenido de larga duración durante el trimestre. Los espectadores miraron contenido de larga duración, de más de diez minutos, cuatro veces más que en tabletas y casi diez veces más que en teléfonos móviles.

Para mayor sorpresa, el informe señala que todas las pantallas se están volviendo populares a la hora de ver videos de mayor duración. Así, los espectadores en tabletas pasaron 68% de su tiempo viendo videos de más de 10 minutos, lo que indica que son casi intercambiables con los televisores en cuanto al contenido de larga duración. Incluso los usuarios de teléfonos móviles pasaron 48% de su tiempo total de consumo viendo contenido de larga duración, el cual, tiende a ser contenido premium como programas de televisión, películas, noticias y eventos deportivos.

“Estas tendencias presentan nuevas oportunidades de monetización para los distribuidores de contenido premium dado que los dispositivos móviles ya no se utilizan exclusivamente para contenido de tamaño reducido”, explican desde Ooyala.

Para Jay Fulcher, director ejecutivo de Ooyala “ha llegado la televisión basada en la nube. Las emisoras y los proveedores de contenidos se dan cuenta de que, con el enfoque correcto, el contenido que se entregue a través de IP puede ser más económico y traducirse en un mayor retorno en términos de construir y monetizar audiencias, si lo comparamos con la televisión lineal”.

Patrones en el consumo de video

Ooyala destaca nuevos patrones constantes que surgen a partir de la forma en que las personas cambian su consumo de video en varios dispositivos a lo largo del día, y en el modo en que las preferencias de consumo en determinados dispositivos cambian según los días de la semana.

“Los dispositivos móviles en particular presentan visualizaciones estables durante el día. A nivel global, las visualizaciones en teléfonos inteligentes y tabletas aumentan por la mañana durante el camino al trabajo o la escuela. Por otra parte, estas visualizaciones disminuyen cuando comienza el día laboral y la gente empieza a utilizar la PC; luego aumentan nuevamente durante el viaje de regreso a casa y alcanzan su pico durante la noche.

Este suele ser un patrón universal, a excepción de América Latina, donde el video alcanza muy pocas reproducciones en teléfonos y tabletas durante el día. Las tabletas siguen siendo la pantalla preferida para video que se transmite en la web por la noche en todas las regiones, aunque en los fines de semana tienden a usarse un poco más que las computadoras y teléfonos móviles”.

*El Índice mide los hábitos de visualización anónimos de casi 150 millones de espectadores en casi todos los países del mundo. 

[Fuente imagen destacada]