Lukkin conecta a personas, fundaciones, ONG’s y corporaciones por el bien común

1463123_539158639502235_1801044497_n
Algo que las redes sociales nos demuestran es que son mucho más que espacios en Internet para divertirse. En ellas también es posible cambiar el mundo.

Algo que las redes sociales nos demuestran es que son mucho más que espacios en el universo digital para divertirse. En ellas no solo es posible reencontrarse con personas (Facebook), enterarse de lo que está pasando en el mundo (Twitter) o encontrar un trabajo (LinkedIn) sino que también pueden servir para cambiar el mundo.

Bajo esa premisa nace Lukkin, un espacio que conecta a personas alrededor de causas comunes. Así de sencillo. Y es que para los creadores de este emprendimiento que tiene su sede principal en Viña del Mar (Chile), la cuestión es clara:

“No creemos que un “like” pueda salvar una vida, y seguir una causa en las redes sociales por sí solo no cambia el mundo. Pero sí creemos en el poder de la gente, y su capacidad de crear cosas. Creemos en el poder de la colaboración”.

En cabeza de Daniel Atik, emprendedor y creador de proyectos como Metaki, Lukkin ha desarrollado un conjunto de herramientas creadas para empoderar a las personas y así trabajar juntas para mejorar los problemas que enfrenta el mundo que habitamos: desde la visualización y trazabilidad de las ayudas hasta la organización y transparentación de las donaciones. “Ayudaremos a las personas a crear y compartir el impacto que generan de una forma totalmente transparente”, explican en un comunicado.

Luego de varios meses de pruebas en beta privada y de la consecuente retroalimentación, el equipo ha puesto a disposición de todo el mundo la plataforma para “contar historias que inspiren y compartir desafíos que inviten a otros a hacer acciones reales”.

La historia de Lukkin

Daniel Atik ha tenido la vena autodidacta y emprendedora desde pequeño descubriendo e inventando cosas. Luego de dos emprendimientos exitosos y otro que lo arruinó financieramente en Chile, en 2007 crea una plataforma georeferenciada llamada Metaki que se vio interrumpida por falta de apoyo, de equipo y de financiamiento pero él no descartaba retomarlo en otro momento.

Por su parte, en 2010 a Iván Aravena le llamaba la atención el que las plataformas de comunicación aún no estaban del todo desarrolladas y optimizadas. Habiendo pasado por editoriales, empresas de retail y agencias de marketing no le convencía en lo más mínimo ese tipo de vida tradicional. Empezó a investigar todo lo relacionado con Geolocalización y se dio cuenta del gran potencial que significaba el desarrollar negocios que mejoraran la experiencia de las personas de acuerdo a su ubicación en el mapa. Es aquí donde empieza Lukkin.

Lukkin1

Daniel e Iván se conocieron gracias a una amiga en común y luego de mezclar sus visiones comienzan a construir el proyecto en 2011. La biblioteca de la Corfo fue su centro de operaciones en aquella época y esa mezcla comenzaba a funcionar muy bien: Daniel volcaba todos sus conocimientos de desarrollo de software y geolocalización, mientras Iván trabajaba en las primeras bases de lo que sería el prototipo gráfico y la estrategia de comunicación.

En Enero de 2012 un fondo SSAF de Corfo llevó a Lukkin a validar su modelo en Silicon Valley con el apoyo de IncubaUC, la incubadora de la Universidad Católica de Chile. El viaje y el programa fueron sumamente positivos con la impresión que dejaron en mentores, inversionistas y otros emprededores.

Luego de ires, venires y osbtáculos y de ir sumando talento al equipo, Lukkin se trasladó a Viña del Mar y hoy cuenta con un equipo de ocho personas que comparten esa visión de lo que la startup quiere entregarle al mundo.

Lukkin no nació de la noche a la mañana pero ha venido construyendo una visión sólida sobre “ser el puente que conecte las historias, intereses y necesidades de las personas promoviendo acciones reales, transparentes y disruptivas, impulsando una mejora en la calidad de vida de las personas en planos social, económico y medioambiental”.

Dale un vistazo a Lukkin

[Fuente imagen destacada]