Acámica, los cambios en el modelo de negocio de una de las startups más innovadoras según el BID

Acamica
La startup, es la única argentina entre las 16 más innovadoras de la región en términos de soluciones para el desarrollo

Recientemente, el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) anunció las 16 Empresas Startups Más Innovadoras seleccionadas a participar en Idear Soluciones Para Mejorar Vidas, que se realizará el 2 de diciembre en la sede del BID, con el objetivo de reunir las mentes más creativas que ofrecen soluciones innovadoras a retos del desarrollo alrededor del mundo. 

Entre las elegidas –y la única argentina de la lista- se encuentra Acámica, la plataforma de formación de corte tecnológico (donde se pueden encontrar contenidos y cursos de programación, emprendimiento, desarrollo web, seguridad de la información) centrada en el aprendizaje interactivo y la colaboración.

“La designación nos sorprendió bastante porque veníamos enfocados en la nueva versión de Acámica tanto de la plataforma como del modelo de negocios y no le estábamos poniendo atención a concursos, convocatorias o este tipo de selecciones. Nos da la posibilidad de mostrarnos con algunos jugadores de interés para nosotros como son las organizaciones multinacionales, gobiernos, etc. Es un orgullo además por ser los únicos argentinos y porque además reconocen la importancia que tiene la educación y sobre todo en un formato nuevo vinculado con la tecnología” destaca Ignacio Puig Moreno, parte del equipo de Acámica.

Ignacio Puig Moreno
Ignacio Puig Moreno

Triple cambio 

La selección del BID llega en el marco de cambios sustanciales que el equipo vino realizando en la plataforma y que recientemente han puesto en línea. “Tuvimos una evolución en todos los aspectos, de los usuarios, de los clientes y del negocio en general” destaca.

En mayo del año pasado, la plataforma tenía 4 mil usuarios, hoy ya están en 70 mil, lo que los llevó a prestar atención al feedback de los usuarios.

“Una evolución que tuvimos en términos de tecnología fue entender que no bastaba con crear contenido al azar sino que había que agregarle una propuesta, ponerla en las manos de las personas para que los habilite a trabajar. Así fue que nos fuimos por el lado de crear carreras completas” indica.

Por otra parte, se enfocaron en la manera de interactuar de los usuarios.

“Aprendimos cómo interactúan los usuarios dentro de la plataforma con las herramientas mismas y por eso nos enfocamos en generar una experiencia de usabilidad superior que los propios usuarios reconocen. En segunda instancia sumamos herramientas prácticas, más que nada, para que puedan interactuar con el contenido, lo que brinda engagement a la plataforma” indica.

Quizás el punto más importante es un cambio en el modelo de negocios.

“Al principio vendíamos contenido en formato curso y ahora pasamos a un modelo más de suscripción, por una cuestión de hacer la propuesta más similar a como uno está acostumbrado hoy en día, pagar por educación pero con un precio acorde a la región. Si hoy pagas USD 9 por Netflix, es raro que pagues USD 100 por contenido educativo” rescata.

¿Fue compleja la decisión de cambiar el modelo de pricing?

“Siempre hay miedos, es una apuesta, pero siempre intentamos basarnos en datos y en información concreta, la evolución es muy buena” resume.

Más allá del usuario final, el foco del negocio también está en el B2B:

“Es complejo sacar adelante proyectos educativos, nos planteamos si era necesario hacer B2B con organizaciones, gobiernos. En el medio salió un trabajo con el Gobierno de la Ciudad muy interesante que nos abrió puertas para otras alternativas de nuestro negocio sino. Están saliendo nuevos proyectos con gobierno así que también nos tiene muy entusiasmados” relata.

Respecto de las compañías clientes, Puig cuenta que están en tentativas con varias, sobre todo con empresas de tecnología.

“Tienen el potencial de enseñar sus propias tecnologías a la comunidad en general. De todas formas hay algunas empresas que tienen problemas para adoptar nuevas tecnologías sobre todo cuando hay información en el medio de tipo confidencial” señala.

Una revolución global 

En el marco de InnovatiBA 2014, realizado la semana pasada en Buenos Aires, Ramez Naam, docente de Singularity University. “No hay nada que dé más poder al ser humano que la educación. El cerebro es muchísimo más complejo, interesante y poderoso que una galaxia”, afirmó.

El eje de su exposición consistió en una descripción del panorama y las ventajas de los llamados MOOCs (por sus siglas en inglés Massive Open Online Course, cursos en línea masivos y abiertos). Naam contó cómo, por costos realmente bajos, miles de personas pueden asistir a clases magistrales de destacados profesores, sobre temas diversos. Además, se refirió a aplicaciones de autoevaluación y a las posibilidades de obtener diplomas online que certifiquen la adquisición de conocimientos por esta vía. “La educación online brinda excelentes oportunidades para aquellos lugares en los que no hay acceso a establecimientos educativos físicos; pero no reemplaza a la educación social”, admitió.

La revolución de la que Naam habla, tiene a Acámica –entre otras propuestas- como uno de los jugadores en la región.

“La realidad es que en la educación no veíamos a la tecnología tan involucrada como sí en otros aspectos, hay que ver cómo va a impactar realmente, recién empieza, pero el camino es por acá. Hace un poco más de dos años que los MOOCs existen. Recibir mails del interior del país y de otros lugares del mundo que nos cuentan que gracias a nosotros estamos aprendiendo tal o cual o cosa porque si no no tenían opción es realmente gratificante. La suerte que tuvimos nosotros que al principio fue un dolor de cabeza es que al haber desarrollado contenidos y plataformas entendemos los dos mundos” expresa.

¿Cuál es la situación de la plataforma en la región? En términos de clientes pagos donde les va mejor es en Argentina.

“Nos sorprende teniendo en cuenta que no estamos acostumbrados a pagar por contenido acá pero investigando las razones por las que nos está yendo bien primero está que existen servicios como Netflix y Spotify que marcaron el camino y la gente se acostumbró a pagar por servicios online si hay contenido de calidad y el precio es justo. Luego le siguen México y Colombia. Si bien hay competencias online -y de esos países- los usuarios están encontrando buen eco en Acámica” agrega.

Para 2015, los planes del equipo emprendedor incluyen levantar dinero para poder seguir expandiendo la plataforma.

“En términos de la propuesta estamos terminando de subir cursos y definiendo contenidos. La métrica al final del día de la plataforma es cuántas personas consiguen trabajo gracias a nosotros, nos enteramos de la primera que lo hizo. Queremoos que esa métrica que explote, que cambie su vida con lo que aprende con nosotros” concluye.

 

 

 

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa