En 2018 la industria de impresión 3D valdrá US$4.8 mil millones

165
Es fácil presentir hacia dónde van las impresoras 3D. En unos años toda casa, oficina y comercio tendrá una. Se convertirá en la nueva impresora de oficina.

Es fácil presentir hacia dónde van las impresoras 3D. En unos años toda casa, oficina y comercio tendrá una. Se convertirá en la nueva impresora de oficina. Y al parecer, la consultora CCS Insight también lo piensa, pues de acuerdo con su informe ha calculado que el mercado de la impresión 3D pasará de US$1.15 mil millones en 2013 a 4.8 mil millones en 2018.

Esta tecnología está actualmente confinada para industrias del espacio aéreo, diseño industrial, o salud, pero en un futuro los hogares y las pequeñas empresas comenzarán a adoptarla, y esto hará que las ventas totales de unidades pasen de 81 mil en 2013 a casi 850 mil en 2018, según el informe.

La consultora también predice que las ventas alcanzaran los 158 mil dispositivos al final del año, un aumento del 93% desde 2013. Las ventas de impresoras 3D de escritorio se elevarán más del doble durante el año, y representarán nueve de cada diez sistemas 3D vendidos en 2014.

Lea: Trimaker y un hito para Latam: Impresoras 3D ya se venden en cadenas de retail

Arnaud Gagneux, vicepresidente de Tecnología de Transformación de CCS Insight, dijo que los consumidores sólo esperan entender los usos claros de la impresora 3D para comenzar a ser persuadidos:

“Esperamos que más y más smartphones, tabletas y PCs vengan con capacidades de escaneo 3D. Esto hará que las impresoras 3D sean más atractivas mediante la simplificación de procesos, en donde las personas tengan algo que imprimir y puedan hacerlo, sin necesidad de amplios planos”.

América del Norte es actualmente el mayor mercado para las impresoras 3D y seguirá siendo así durante los próximos cuatro años, los mercados europeos y asiáticos será quienes adopten está tecnología más lentamente debido a la poca distribución existente, según el informe.

Cabe recordar que recientemente un hombre japonés se convirtió en la primera persona en recibir una sentencia en prisión por diseñar e imprimir armas en 3D.

The Telegraph vía MediaTelecom

[Fuente imagen destacada]