5 razones para NO comprar el Apple Watch

Apple-Watch-4
Roberto Matute, CEO de imolko: "Es increíble el poder de computación, la claridad de la pantalla, los detalles de las correas. Pero de verdad encuentro el concepto de smart watch bastante inútil para mí".

Por Roberto Matute*

Este artículo inicialmente era una exploración para encontrar cinco casos en que se pudiera usar el Apple Watch en una empresa o negocio. Creo que tener un aparato conectado a Internet con opciones para ponerle aplicaciones abre un mundo de oportunidades a empresas de cualquier tamaño. Pero resulta que eso ya lo hace cualquier teléfono inteligente.

Cómo lo he dicho otras veces, soy un firme creyente en que la tecnología puede ayudar a las pequeñas empresas a cosechar éxitos que anteriormente sólo se podían obtener con inmensas cantidades de dinero. Pero después de hacer toda la investigación realmente no encontré nada que un reloj inteligente pudiera hacer mejor que el teléfono. Así que tuve que cambiar mi enfoque.

Seguramente un montón de gente encontrará cosas fabulosas que hacer con el reloj inteligente en el futuro. Por eso es que a estas razones de “no compra” les pongo una fecha de expiración de dos años. Hoy estoy seguro que por los próximos años no voy a pensar en un Apple Watch.

Por cierto, para ser totalmente honesto me encantan los productos Apple. De hecho, creo que tengo casi todos los jugueticos de Apple. Me gusta mucho mi teléfono y mi computador. No me malinterprete; el reloj me parece increíble. Es increíble el poder de computación, la claridad de la pantalla, los detalles de las correas. Pero de verdad encuentro el concepto de smart watch bastante inútil para mí.

“Me gustaría que me gustara, pero no encuentro por dónde”

1. Me encanta mi teléfono

Desde hace mucho tiempo con mi teléfono hago muchísimas cosas. Desde llamadas a Skype, pasando por escribir el blog, hasta grabar completamente un curso en línea de mercadeo.  Ninguna de las cosas que puedo hacer en el teléfono se pueden hacer mejor en el Apple Watch. Lo único que puede hacer adicional consiste de algunos sensores (cómo el ritmo cardíaco) que hasta ahora no tengo la necesidad de medir todo el tiempo. Incluso si tuviera la necesidad de hacerlo, lo haría con algún otro aparato especializado que pudiera ponerme y quitarme ocasionalmente. Eso es lo que hacen cualquiera de mis amigos corredores para medir la distancia, ritmo, calorías, etc.

Una aplicación interesante del reloj podría ser hacer pagos. El reloj de Apple incluye una tecnología llamada NFC que te permite comunicarte con un protocolo seguro a corta distancia. Creo que esto uno de los grandes cambios tecnológicos que puede afectar cómo pagamos en la mayoría de los comercios y tiendas.

Si la tecnología despega resulta que el iPhone 6 también tiene la misma tecnología. Y según lo que mencionaron en el lanzamiento, para hacer los pagos podrías usar el reloj pero necesitas pasar la huella… por el teléfono.

El otro día leí en algún artículo que una de las razones para usar el reloj es que puedes ver algunas informaciones en una pantalla pequeña, sin sacar la gran pantalla del celular. Yo creo que es mejor tener una sola pantalla que funcione para ambas cosas (por eso no soy amigo de los teléfonos con cara de tableta).

2. No me gustan los relojes de pulsera

Sólo una vez en mi vida he usado reloj de pulsera. Fué en Bachillerato y acababan de salir los relojes calculadora. Me parecía mágico tener tanto poder de cómputo (aunque no lo llamaba así) al alcance de la mano. No me importaban todas las bromas que me gastaban los amigos por el ladrillo que tenía todo el tiempo conmigo y lo inútil que era realmente.

Pero a partir de ese momento más nunca he utilizado reloj de pulsera. Para ver la hora siempre he encontrado otras fuentes, siendo la última y más confiable mi teléfono. Me parece que agregan un peso innecesario a mí brazo, y en mí mente hipocondríaca estoy seguro que causan algún trastorno de la columna por el desbalance corporal.

Así que no se la pongo fácil a alguien que me obligue a cargar un peso todo el tiempo conmigo. Creo que incluso sería más fácil convencerme para llevar algún implante, siempre que esté balanceado en la columna :-)

Lo extraño es que me parece que a las personas que les gusta llevar un reloj tampoco les hace mucho sentido llevar un Apple Watch. Básicamente porque requiere que lo lleves todos los dias contigo y porque cambiarse de reloj requiere algún trabajo de sincronización que es medio fastidioso.

Tengo algunos amigos que ven al reloj como una joya/inversión. A este grupo de personas un reloj de 400$ que se vuelve obsoleto en menos de un año no les es muy atractivo tampoco.

3. Es un accesorio

Cuándo compras un Apple Watch, o de hecho cualquier otro Smartwatch hasta ahora, estás comprando realmente un accesorio. Para hacer casi cualquier cosa necesitas un Smartphone cerca. En el caso del Apple Watch, necesitas al menos un iPhone 5.

A parte del incremento en el costo que esto significa, seguramente se agregan unas complejidades tecnológicas como que se desconecten o dejen de verse. A pesar de que Apple tiene un registro muy bueno en interconectar aparatos de su ecosistema, la verdad es que siempre que conectas inalámbricamente aparatos distintos hay chance para problemas. Por ejemplo, la característica de “Air Play” funciona bien la mayoría de las veces, pero cuándo deja de funcionar por alguna razón, tienes que comenzar a encederle velas a Santo Tech para que funcione nuevamente.

Como el reloj no hace mucho sin teléfono me imagino un escenario dónde se acabe la pila del celular y te quedes con la pantalllita del reloj, funcionando solamente… como reloj y dándote poco más que la hora y alguna versión de Angry Birds.

Y ahí te vas a dar cuenta que tienes un accesorio que no te sirve de mucho.

4. Me falta el tiempo, me sobran las interrupciones

Mucha gente que habla sobre los SmartWatch (incluyendo a Samsung, Google y Apple) mencionan el tema de las notificaciones como algo muy importante. Es decir, que no te pierdas de ningún mensaje, actualización de Facebook, Tweet o cualquier otra cosa que te parezca importante.

En mi caso cuándo pierdo alguna actividad lo hago por falta de tiempo, no por falta de notificaciones. De hecho, en mi vida cotidiana lo que sobra son fuentes de interrupción. Tengo literalmente infinitas fuentes de interrupción. En la mayor cantidad del tiempo de trabajo estoy cerca de una computadora y del teléfono. Cuándo me alejo de la computadora, tengo el teléfono. Y cuándo me alejo del teléfono estoy haciendo algo que no quiero que me interrumpan.

Si una parte importante del uso del reloj es para notificarme exactamente en esos momentos, cuándo no quiero ser interrumpido, entonces no me sirve de mucho.

5. Me gusta hacer una sola cosa al mismo tiempo

Cuándo estoy leyendo un email dejo de oír a las personas a mi alrededor. Si estoy chateando dejo de ver lo que pasa a mi alrededor. Cuándo estoy en una reunión con una persona me gusta estar 100% enfocado en lo que estamos conversando. Creo que mucha gente cree que puede hacer muchas tareas, pero en realidad casi nadie es capaz de hacerlo.

Haz una prueba muy sencilla. La próxima vez que estés en una reunión con un cliente y vea su teléfono, justo en el momento que esté escribiendo, dile algo sin sentido. Como “anoche estuvo lloviendo ranas”… o “mi tía es la mujer maravilla”. En el 99% de los casos, la persona te va a decir, algo como “aja…” y pone cara que te oyó.

Y este problema de atención no se debe a que lea en el teléfono o el computador. Se debe a que los sentidos se enfocan en comunicarse con otra gente o leer correos o jugar Candy Crush. La idea de tener una pantalla pequeña dónde pueda ver “rápidamente” qué ha pasado no te convierte en “multi-tareas”.

Si estoy en una reunión y llega un mensaje, los segundos que voy a dedicar el mensaje, no los estoy dedicando a la persona que tengo enfrente. En este caso, me parece incluso más respetuoso pedirle disculpas a la persona, sacar el teléfono y qué se de cuenta que voy a dejar de prestarle atención.

… y el Precio?

Si no tuviera estas razones, aún tendría que considerar el precio. El precio anunciado me parece muy costoso, pero probablemente esta percepción se amplifica por las razones anteriores.

*Actualmente está enfocado en ayudar a emprendedores con ganas de crecer a utilizar Internet como medio de mercadeo y ventas. También dedica una buena parte de su energía al producto Zenkiu como CEO de imolko.com.