El éxito de una startup está en encontrar la idea adecuada para el ADN de sus fundadores

6e722af2f040150c2a87aff0c23629e0.1000x750x1
Creo que estamos de acuerdo en que no existe el equipo de fundadores perfecto para una startup. Y eso se debe a una simple razón: somos seres humanos.

Creo que estamos de acuerdo en que no existe el equipo de fundadores perfecto para una startup. Y eso se debe a una simple razón: somos seres humanos.

Sin embargo, esa realidad no quiere decir que estemos condenados al fracaso. Al contrario, la misma naturaleza de ser humanos, de fracasar y triunfar, de ser buenos en unas cosas y en otras no, puede ser la clave para construir una startup exitosa.

Roberto Bonanzinga, venture partner de Balderton Capital, cree que la esencia del asunto está en encontrar el equipo adecuado para una determinada idea de negocio. Así lo explica:

“La tesis fundamental es que no hay tal cosa como el equipo perfecto para cualquier buena startup. Por el contrario, soy un creyente de que existe algo como el equipo con el ADN adecuado que es capaz de ejecutar con éxito una idea de negocio concreta: la clave, por lo tanto, es el “ajuste” entre el ADN del equipo fundador y la idea a ejecutar”.

Bonanzinga dice que para evaluar dicho “ajuste” hay que utiliza lo que él llama prueba de cotejo de ADN, mediante la cual se evalúa el ADN del equipo fundador frente al factor crítico de éxito del producto de la idea de negocio o de la startup. La evaluación se basa en un proceso de tres pasos:

1. Definir los factores críticos de éxito del producto adecuado para el mercado 

¿Cuáles son los factores clave de éxito que permitirán a la compañía alcanzar el producto o mercado adecuado? Ten en cuenta que estos factores críticos de éxito son sólo una parte de lo que hará a la empresa un éxito global.

2. Definir el ADN del equipo fundador

¿Cuáles son las habilidades y motivaciones clave del equipo fundador?

3. Prueba de cotejo de ADN

¿Cuál es el nivel de superposición entre el factor crítico de éxito para el producto o mercado adecuado y el ADN del equipo fundador?

Bonanzinga remarca lo que todo emprendedor debe saber y es que las ideas no valen nada por sí solas, lo que vale es se ejecución. El ADN de los fundadores no es más que su capacidad para ejecutar una idea de negocio. Y el “ajuste” no es más que saber cuál idea ejecutar.

“A menudo veo tanto a fundadores como a financiadores comprometerse con startups sin nunca realmente llevar a cabo la prueba de cotejo de ADN. Todos tendemos a enamorarnos de la idea y olvidar que la clave es la ejecución de tal idea”.

Yendo más allá de la idea utópica del equipo perfecto, es factible entender que sí hay un equipo perfecto para una idea específica. Un desajuste en este sentido puede traerle muchos problemas a una startup no solo porque de alguna manera se está desaprovechando el talento de los fundadores sino porque puede estar sembrando en un campo equivocado.

La pregunta es, ¿el ADN de tu equipo es la “media naranja” de la idea de tu startup?

{Fuente imagen destacada}