Andrés Hernández de UP Global: “La colaboración en Latam es terriblemente mala”

andres hernandez canales
El líder regional de Startup Weekend explica por qué la falta de comunidades bien consolidadas atenta contra todo el ecosistema de emprendimiento regional

Andrés Hernández casi vive en un avión. Es costarricense de nacimiento pero reside en México aunque su constante es viajar constantemente a lo largo de toda la región en su carácter de Manager de UP Global para Latinoamérica, organización que lidera los programas Startup Weekend, Startup Next; Startup Digest, entre otros.

En virtud de su rol está en contacto con los líderes de la comunidad de cada país en Latinoamérica para entender cuál es la mejor forma de generar comunidades de emprendimiento sólidas con una gran obsesión, la colaboración, que los emprendedores se conecten con diferentes perfiles para crear proyectos más efectivos y profesionales. Sin embargo, los latinoamericanos no estamos haciendo para nada bien las cosas en términos de colaboración, así lo explica:

Clarisa Herrera La colaboración es un tema muy ligado a tu modo de ver con el emprendimiento ¿Por qué?

Andrés Hernández La colaboración, definitivamente no es un nuevo paradigma pero apenas estamos intentando entender lo que eso significa aunque creamos empresas desde hace miles de años. La colaboración nace antes de firmar un papel y comenzar a pelearnos con gente.

En este aspecto de colaboración, ¿cómo estamos en América Latina a tu modo de ver?

Estoy escribiendo un libro alrededor del tema del poder de la colaboración en la transformación social. Yo tengo dos hipótesis que son muy personales en base a lo que he tenido la oportunidad de vivir creando empresas en Latinoamérica: en términos de colaboración somos terriblemente malos. Es decir, yo compito con gente, todos competimos contra otras empresas, se trata de darlo todo por ser mejor que ellos, pero al mismo tiempo entender que hay alianzas de valor en las que si yo puedo apoyar al que está a mi lado para que sea muy bueno él y logre el éxito, eso va a hacer que haya un crecimiento social total. Todos podemos tener éxito si pensamos así.

¿Por qué te parece que eso ocurre?

Hay un mercado enorme y hay oportunidades de crecimiento de mercado aún más grandes en los próximos años. El mercado digital apenas está empezando pero se pelen el uno con el otro, todos creen que ellos son los mejores y muchos están debatiéndose en eso en vez de apoyarse, lograr elevar la barrera competitiva, tener más alcance, tener más mercado, generar más impacto y pues claramente tener más clientes. Pero generalmente estamos debatiéndonos el uno con el otro a ver si salgo más yo en el periódico que tú o no, y pues ya eso sería todo el sinónimo de éxito en Latinoamérica. Entonces hace que nuestra barrera competitiva sea de risa.

¿Esta colaboración en qué espacios tiene lugar? ¿A través de eventos como los organizados en UP Global o algún otro entorno? ¿En qué espacios podemos los emprendedores empezar a colaborar unos con otros?

Tú o yo nos desenvolvemos en un área donde nuestras audiencias van entre personas que tienen 17 años a, no sé, 40 años posiblemente. La colaboración es lo que podemos hacer ahí, y la forma de trabajarlo, creo que sí es a través de dinámicas presenciales, de trabajo en equipo en el que se conecten las personas de distintos perfiles pero, por sobre todo, que haya una continuidad de construcción de comunidad. O sea que de ahí en adelante no sea un tema solo de “ah pues ya vi, vine, figuré un rato y me voy”.

¿A qué te refieres?

No quiero ser crítico pero hay eventos como TEDx por ejemplo, que me encanta el tipo de evento que es pero es un evento de show off, o sea son sus 10 minutos de gloria, que te aplaudan por 30 segundos y que después simplemente, como eres demasiado bueno porque hablaste en un TEDx, te desconectes de la realidad social y dejes de apoyar a la comunidad.  Creo muchísimo en el tema de eventos, pero sobre todo en iniciativas como el coworking  donde realmente se incentive la construcción de esas alianzas desde espacios relajados. Y a veces que me preguntan desde los gobiernos cuál sería la mejor forma de apoyar, lo que yo les digo creen espacios en los que la gente converja: empresarios, con emprendedores, con gente que tenga una startup, con otros perfiles. Inclusive con el sector gobierno en espacios de colaboración  en coworking spaces, en espacios de éste tipo. Creo que eso hace sostenible la colaboración, definitivamente creo mucho en Startup Weekend y su potencial en temas de colaboración.

A veces escucho que muchos dicen que loe emprendedores que van de evento a evento hacen mucho networking y poco trabajan en su empresa, que se la pasan conversando. ¿Qué opinas tú de esta visión de algunas personas de que no habría que perder el tiempo en éstos espacios de colaboración?

Un buen amigo mío bautizó a algunos emprendedores como “entrepreMIUMS” y también quiero ser muy sincero en esto, sí creo que hay un perfil de emprendedores que se abocan a concursos y como tienen experiencia en lo que son las rubricas de cómo ganar un concurso, posiblemente ganen diez y estarán saliendo al año diez veces en un periódico.  Pero también para mí el problema es la barrera de éxito que tenemos en Latinoamérica. Para una pequeña comunidad, la barrera de éxito es cuántas veces sales en una revista, cuántas veces sales en un periódico y si estuviste en la televisión nacional eres mega exitoso. Y de ahí en adelante dejas de enfocarte en construir soluciones de alto nivel, producto, estrategia, innovación, ventas, etc. El concepto de Startup Weekend no es formar empresas exitosas, es formar emprendedores que puedan emprender exitosamente a continuación. Y eso significa que conozcan a la gente correcta y aprendan de procesos y que estén conectados con una comunidad.

¿Cuál sería una buena forma de equilibrar participación en eso espacios y tiempo dedicado a tu emprendimiento?

De alguna u otra forma esto es lo que hacemos, potenciar la creación de comunidades de emprendimiento, no darles premios, inclusive intentamos no dar premios de ningún tipo, como premios físicos: “te ganaste mil dólares” “Bien, saldrás dos días en el periódico”. Esas cosas creo que sí dañan nuestro nivel competitivo.  Estoy de acuerdo pero creo que tampoco podemos caer en el tema ideológico de decir “no, es que los concursos son malos”. Porque es la forma que tenemos de crear conexiones con otros círculos. Entonces si ves esos eventos como la forma de potenciar tu red, identificar aliados y construir un equipo sólido para seguir creando valor, creo que es la forma correcta.  Pero si hay otros que caen en el vicio de los entrepreMIUMS, o sea de andar intentando ir de evento en evento por hobby, porque creen que eso es ser emprendedor.

¿Ves que hay algún país en América Latina o alguna comunidad que esté un poquito más avanzada en términos de colaboración o que esté haciendo mejor las cosas o estamos todos igualmente complicados?

Cada uno está en diferentes estadios.  Eso es otra cosa que tenemos en Latinoamérica, que intentamos compararnos muchísimo y generalmente estamos intentando compararnos a Silicon Valley. El reto es identificar la forma, o sea cuáles son las piezas que tenemos que construir en nuestra realidad. Por ejemplo, yo soy de Costa Rica y estamos trabajando en un plan de innovación para este gobierno y hay que comenzar a construir alianzas, pura colaboración, cómo se trabaja con las cámaras, cómo se trabaja en la universidad, cómo se trabaja con estos distintos eventos que potencian el hecho que más personas emprendan.  En Guadalajara, México, han formado lo que se llama una comunidad de comunidades. Y ahí es donde en vez de estar peleándose por si yo hago mi evento el mismo día que tú, ellos se reúnen mes a mes para ver cuál va a ser la agenda de eventos para no chocar y para intentar que entre todos se apoyen para llenarse sus eventos, sea cuál fuere. Y empezar a trabajar de esa forma, por lo menos una colaboración entre actores de comunidades. Eso me parece interesante y me parece una forma de llegar a algo adecuado. El apoyo del gobierno también, el gobierno local está apoyando muchísimo a la iniciativa, siendo un facilitador, no hacen show off, articulan la relación con otros actores.

Además de México, hay algunas iniciativas donde también los gobiernos están involucrándose a favor del emprendimiento ¿lo ves así?

En el caso de Argentina me parece muy bien el plan que Mariano Meyer está encabezando. El solo hecho que Mariano, que no nació en el gobierno, que tiene otra visión, esté ahí ya da una perspectiva de apertura y entendimiento de cómo conectar esas piezas. El gobierno es un monstruo dificilísimo de mover en general, es como la estatua del faraón moverla de posición. Pero esos son buenos avances que van conectando las cosas. Colombia me parece también otro caso interesante.

Para Hernández, ahora el reto es, nivelar un poco entre que el gobierno se convierta en protagonista de la escena y que el gobierno sea un facilitador de la escena. “Cuando el gobierno se vuelve protagonista, deja de darles apertura a otros actores que imprimen la escena. Colombia, Argentina, México, creo que son casos bien interesantes, Costa Rica ahora creo que está tomando un rumbo de ordenar las cosas también” concluye.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa