Steve Blank: ¿Por qué el fundador de una startup debe saber programar?

Startups
El creador de la metodología de Desarrollo de Clientes dice que "una startup no se trata sólo acerca de la idea, se trata de probarla y luego implementarla"

banner_mir

Dice Steve Blank en un post que publicó hoy que “Una startup no se trata sólo acerca de la idea, se trata de probar y luego implementar la idea” y que “Un equipo fundador sin estas habilidades es probable que muera a su llegada”.

Detrás de esas dos frases, contundentes por cierto, se esconde el gran problema de que un fundador no sepa cómo programar. Si estás leyendo este post y eres uno de ellos, lo más seguro es que te vas a sentir identificado con el caso específico que inspiró a Steve para escribir sobre el tema. Veamos:

Él relata la llamada que tuvo con un emprendedor que quería actualizarle sobre el progreso de su Descubrimiento de Clientes. Dave, su nombre, estaba construyendo una aplicación móvil para hacer coincidir a los estudiantes universitarios que necesitan mudarse dentro de un área local con potenciales agentes de mudanzas locales, algo así como un “Uber para mudanzas”, como le refirió el propio emprendedor.

Luego de que la conversación se profundizara en torno a quiénes serían sus clientes, Dave dijo que tenía un pequeño problema:

“Organicé algunas mudanzas conectando manualmente a los estudiantes con los agentes. E incluso ayudé en algunas de las mudanzas. Pero estoy teniendo dificultades para llegar a mi siguiente producto mínimo viable. Aunque tengo toda esta grandiosa retroalimentación sobre mis bocetos, no puedo iterar mi producto. Mis desarrolladores contratados que construyen la aplicación no son muy receptivos. Incluso toma semanas hacer un simple cambio”.

“Ayúdame a entender…”, le respondió Blank a Dave. “Ni tú ni tu cofundador pueden codificar y ¿estás construyendo una app móvil? ¿Y has estado en esto durante seis meses ?” 

El problema

Para Steve Blank, Dave tenía tres problemas con su startup:

1. Estaba confundiendo el tener una idea con la capacidad real de construir e implementar la idea

2. Estaba usando a terceros para construir su aplicación pero no tenía conocimientos sobre cómo gestionar los desarrolladores externos

3. Su incapacidad para atraer a un cofundador que pudiera codificar era una señal preocupante

Una startup no se trata sólo de una buena idea

Blank le explicó a Dave que si bien había comprendido dos de los tres componentes que hacen del método Lean Startup algo exitoso -enmarcar su hipótesis en un business model canvas y un buen trabajo en el desarrollo de clientes-, el tercero no: usar el Agile Development para construir rápidamente y de forma iterativa mejores versiones del producto en forma de productos mínimos viables (MVP, por sus siglas en inglés).

“En una startup la construcción de los MVP es lo que lleva la teoría a la práctica”.

Explica Blank que Dave había caído en la trampa del nuevo fundador que mira el business model canvas y piensa que la programación es simplemente una actividad (crear rápidamente bocetos de la primera Interfaz de Usuario y después la aplicación). Además, que podía identificar los recursos necesarios, (externalizar desarrolladores contratados que podían construir para él) y que contrataría un socio para hacerlo.

“Todo muy bien en teoría pero simplemente erróneo. En una startup web/móvil la programación no es una actividad subcontratada. Es una parte integral del ADN de la empresa”.

Blank le aconsejó que si quería ser el CEO fundador tendría que hacer dos cosas: crear un campo de distorsión de la realidad lo suficientemente grande como para atraer a un cofundador técnico y aprender a programar.

La creencia de Steve Blank de que todos los fundadores en una startup web o mobile necesitan aprender a programar no radica en que sea para que se conviertan en desarrolladores sino, como mínimo, para apreciar cómo contratar y gestionar los recursos técnicos y de ser posible para que ellos mismos lleven el MVP al siguiente nivel.

Finalmente, le sugirió que pusiera su startup en espera e invirtiera su tiempo asistiendo a un bootcamp de programación. Semanas más tardes le dejó una nota: “Chico, lo que no sabía acerca de lo mucho que no sabía. ¡Gracias!”

[Entrada patrocinada por Makeitreal.camp]