¿Académicos o improvisados digitales? El escenario de las profesiones digitales en Latam

profesiones digitales
Un dilema gira en torno al conocimiento digital ¿informalidad o diploma?

Hacia el cierre de 2013, LinkedIn se propuso entender cuáles eran las profesiones y skills más demandados en la plataforma y Social Media Marketing lideró el ranking entre las aptitudes más buscadas, superando incluso a Mobile Marketing y Cloud Computing.

La demanda de profesionales digitales está estrechamente ligada al contexto del mercado digital. En el caso de América Latina, la región cuenta con el mayor engagement en redes sociales de acuerdo con comScore, un índice de 8, 67 horas mensuales por internauta.

Lorena Amarante, Presidente de OM Latam traza una relación entre el crecimiento de la demanda de las profesiones digitales con la situación digital en cada país tras ser consultada por PulsoSocial para entender el panorama de los profesionales digitales en la región:

Lorena Amarante
Lorena Amarante

“Argentina siempre ha tenido un recorrido anterior a otras regiones en lo que tiene que ver con marketing digital. Colombia se muestra muy activo, con una efervescencia en el sector muy interesante que hasta hace poco tiempo no existía. En el caso de México, además de movimiento hay mayor alcance porque las empresas allí tienen más presupuesto, lo que les da más libertad para acciones”

Si bien Brasil mantiene los niveles más altos de inversión en publicidad digital, en lo que representa el resto de la región, México lidera ampliamente. La inversión de las empresas mexicanas en marketing digital ascendió a USD 600 millones en 2013, el doble de los recursos invertidos en el mismo período en Argentina y cuatro veces lo canalizado por Colombia según GroupM.Como para completar el escenario, si el acento se pone en inversión total digital, se espera que América Latina crezca un 28,5% por ciento en 2014 y alcance los USD 5.29 mil millones según eMarketer, con un estimado de USD 9.360 millones hacia 2018.

Subestimación digital 

Desde que el marketing digital comenzó a ser una prioridad para el negocio, ha existido la creencia que sin mayores conocimientos del medio digital, se puede llevar a cabo con éxito una tarea vinculada a lo digital.  Es decir, restar importancia a adquirir conocimientos digitales está a la orden del día. ¿Qué pasa con las empresas latinoamericanas y los recursos frente a la demanda digital?

“En más de tres años en la parte académica lo que vamos viendo es que algunos años atrás era el individuo el que se ocupaba de pagar sus estudios pero hoy las empresas están dándose cuenta quizás que es efectivo invertir en sus equipos de trabajo para entrenamientos, cursos, capacitación digital in company” resume Amarante.

De acuerdo con Amarante, la informalidad en éste ámbito continua existiendo, pero el avance imparable de las dinámicas digitales cambia un poco el panorama porque también hay temor a incurrir en errores de táctica o estrategia que cuestan caros.

“Las plataformas evolucionan y se complejizan, las métricas nativas, desarrollos de terceros hacen complicado el escenario y la toma de decisiones. Lo que pasa con algunas compañías que desestiman el alcance o el impacto que puede tener una mala gestión, los errores que puede cometer el becario o pasante que gestione redes sociales o desestimar qué características debe tener una persona que tiene a cargo redes sociales. Alguien que tenga formación en marketing, publicidad, siempre tiene que estar actualizado con lo último. Si no, no entiendes cómo evoluciona tu audiencia ni cómo redistribuir recursos” indica.

En este sentido, en el estudio “Profesiones Digitales 2014” se analizan los 25 perfiles profesionales considerados como claves para una economía digital. Según los resultados, más del 70% de puestos buscados en el sector se vinculan con social media y marketing digital, más atrás le siguen estrategia digital, diseño y desarrollo digital, mobile marketing, e commerce y analítica digital.

Vale aclarar que por primera vez en lo que es territorio de profesiones digitales está emergiendo con más fuerza la de manda de nuevos perfiles comoData Scientist (Investigador Digital de Datos), Apps Developer (Desarrollador de Apps), Videogames & Serious Games Developer (Desarrollador de Videojuegos), User Experience Specialist (Experto en Usabilidad Web) y Web Conversion Specialist (Especialista en Conversión Web).

El estudio, en sus conclusiones y en sintonía con lo que indica Amarante evidencia el problema que existe en materia de de selección de profesionales digitales. Más del 85% de los encuestados buscan perfiles para un mismo puesto digital con distintas funciones y en diferentes ámbitos es decir, aún no hay un consenso respecto de cuáles tiene que ver las competencias y responsabilidades para los distintos puestos digitales.

Según Amarante, aún si social media es una parte muy importante en el mercado digital también se evidencia la necesidad de conocimiento digital en otros puestos del negocio:

“Hay perfiles más específicos que tienen que ver con analítica o una gestión corporativa de las comunicaciones a través de todos los canales digitales que requieren su know how particular. De repente cargos o posiciones que van más allá de canales digitales pero que necesitan ampliar sus conocimientos en lo que es la integración de los distintos canales, cada vez más en las empresas de servicios por ejemplo. Es como que se integran nuevas responsabilidades a roles ya preexistentes. Posiciones que requieren un nivel de seniority mayor (y quizás también a una mayor edad) buscan entender cómo funciona la dinámica digital aunque no lo tengan que usar en el día a día. No se trata de la persona que va a utilizar operativamente Hootsuite por ejemplo, pero debe entender la comunicación digital aunque no lleve adelante esas herramientas diariamente” indica.

Cuando apenas el escenario del marketing digital se empezaba a delinear, la tercerización de esas tareas era moneda corriente. Aún no había un espacio dentro de las empresas para incorporar de manera formal esos profesionales y áreas en parte, porque se consideraba el sector incipiente y experimental.

“Hoy la situación es variada y ese escenario se ha modificado. Hay empresas que de repente tercerizan parte su marketing de contenido, no intervienen quizás en toda la cadena porque les falta el conocimiento pero se han multiplicado las alternativas, no es un in house o in company, no es tan radical como era antes. Por ejemplo los anuncios en lo que es redes sociales lo genera una agencia, para todo lo que es el ongoing o mantenimiento de los distintos perfiles lo hacen in company pero para desarrollar determinados formatos que forman parte de esa planificación de marketing de contenido tercerizan con una compañía” concluye Amarante.

Crédito imagen destacada

 

 

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa