Los 13 cambios que están demoliendo la industria VC como la conocemos

money-money
Para Scott Kupor de Andreessen Horowitz se puede esperar que el Venture Capital se vea muy diferente en los próximos 10 años que en los anteriores 50.

Dice Scott Kupor, managing partner en la firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz, que la estructura de la industria VC está cambiando y que esto no solo es importante para los emprendedores que buscan levantar capital sino que también impacta al sector financiero en general.

En un reciente post titulado Why the Structural Changes to the VC Industry Matter, Kupor ilustra ese impacto en que las empresas se están quedando privadas más tiempo (menos ofertas públicas) y los inversores públicos (incluidos los fondos de cobertura, los fondos de inversión, las sociedades anónimas abiertas) también están entrando en el juego del capital de riesgo. “Así que en ese sentido, estos cambios afectan a todos los que están en el mercado”, apunta. 

Veamos algunas observaciones sobre la estructura cambiante de la industria:

(1) el aumento de los fondos pequeños (que ahora representan 67% del total de nuevos fondos captados en 2014);

(2) la concentración de capital entre un número menor de empresas de mayor tamaño (10 empresas representaron 48% del total de dólares de socios limitados levantados en 2012 según la NVCA);

(3) el descenso en el número de firmas de capital riesgo con US$100-500 millones en activos (este grupo representa sólo 18% de los fondos en 2014) y

(4) el hecho de que las empresas se están quedando más tiempo privadas.

Entonces, se pregunta: ¿Cómo conciliar la aparente paradoja de que hoy sea más barato arrancar una empresa pero al mismo tiempo la necesidad de recaudar más capital?

Hoy es más barato construir una empresa 

No hay que acudir a estudios detallados para percibir que los costos de construir una empresa de tecnología han venido reduciéndose. Kupor apunta a que hay quienes estiman disminuciones de hasta 100 veces en los costos de almacenamiento, computación, ancho de banda, redes, etc. en tan sólo la última década y media.

Con respecto a las tecnologías basadas en la Nube, con la llegada de AWS, DigitalOcean y Rackspace, por ejemplo, (5) los costos de tecnología de una startup son significativamente más económicos en la actualidad. Además, ahora las startups pueden pagar a medida que avanzan y amplían sus costos de explotación (vs. CAPEX), según sea necesario, a medida que crecen sus negocios. No hay que dejar por fuera (6) los avances en las herramientas de productividad de los desarrolladores, como Github, y lenguajes de programación, como Python, que han aumentado dramáticamente la eficiencia del desarrollo de software.

“En muchos sentidos, lo que antes necesitaba 100 desarrolladores ahora puede tomar solo 10”. 

Por otro lado, una empresa orientada al consumidor que despliega sus aplicaciones a través de Internet o como una aplicación móvil puede llegarle al cliente de forma gratuita, al menos inicialmente. Además, (7) la proliferación de plataformas como Google, Facebook y Twitter como canales de adquisición de clientes hace que sea mucho más fácil para las startups experimentar -con cantidades relativamente pequeñas de capital invertido- en un producto para ver si consigue una tracción de mercado inicial.

“Todo esto explica el surgimiento de fondos pequeños: simplemente toma menos dinero crear una empresa desde la concepción hasta el lanzamiento del producto inicial a la tracción de los primeros clientes (o no) de lo que tomaba en cualquier otro momento de la historia”.

Se necesita más capital para ganar el mercado

(8) La expansión geográfica y de producto, y (9) el soporte de múltiples disciplinas nuevas en las startups (más allá de lo meramente tecnológico) pueden resumir el por qué hoy en día se necesita más dinero para llegar al mercado. 

(10) Los mercados de usuarios finales son mucho más grandes que en las décadas anteriores. La población de Internet (que ya supera los 2,5 mil millones) es 10 veces lo que era en 1999, y está creciendo rápidamente en todo el mundo. Las tabletas como una alternativa de cómputo a los PC’s, el 30% de los teléfonos celulares en uso son smartphones, la adopción de las tecnologías móviles por parte de las empresas, la seguridad e infraestructura para soportar todo esto…

Pero, dice Kupor, la transformación más grande de todas está en a quién se puede llegar. (11) Hay un potencial de 5,9 mil millones de usuarios que entrarán al mundo digital en gran parte por las economías en desarrollo. 

“Tenemos la capacidad para llegar a mercados globales a una escala nunca antes vista. Ya hay más personas que tienen un mayor acceso a los teléfonos móviles que a los inodoros“.

Al mismo tiempo, (12) el número de mercados internacionales que una vez estuvieron fuera de los límites debido a problemas geopolíticos o altos costos de entrada es significativamente menor. Además, la penetración generalizada de dispositivos móviles y de aplicaciones también ha nivelado el campo de juego. Kupor ejemplifica que mientras el 80% de los usuarios de Twitter son internacionales, Facebook tiene indiscutiblemente más usuarios por fuera de Estados Unidos si se incluye su alcance a través de WhatsApp. (13) La dirección de la innovación también está empezando a cambiar y prueba de ello es que Spotify entró con éxito en el mercado de EE.UU. después de comenzar fuera de él, y Alibaba, Baidu y Tencent es probable que también lo hagan en los próximos años.

“Entonces, ¿qué deberíamos hacer con todo esto? Para los capitalistas de riesgo y los socios limitados, el capital de riesgo está vivo y bien y, más significativamente, el retorno potencial a los inversores privados en general se ve muy claro. Para los emprendedores, este es el momento más emocionante no sólo para obtener el capital de múltiples fuentes sino para construir empresas con un juego a largo plazo en mente”.

[Fuente imagen destacada]