El clima de emprendimiento femenino en América Latina

shutterstock_189951872
Las mujeres emprendedoras están demostrando a mujeres de generaciones futuras que sus sueños de ser dueñas de un negocio son una realidad.

Mujeres de todas las edades llenan la sala, la atmósfera se llena de emoción y anticipación. Estas mujeres poseen una diversa variedad de antecedes y están reunidas para el piloto del Lab de Innovación I+M de Mujeres del Pacífico en Santiago. Esta particular serie de conferencias está diseñada para involucrar a mujeres de negocios, tanto a ejecutivas como a emprendedoras, en Chile y ayudarlas a perseguir el espíritu de innovación y emprendimiento.

“Estamos trabajando para empoderar a la mujer, para darle conocimiento, para abrir todos los ecosistemas de innovación para cada mujer latinoamericana”, asegura la Presidenta de Mujeres del Pacífico y Fundadora de Inittia, Fernanda Vicente. La serie de conferencias es una avenida para empoderar mujeres emprendedoras a tomar un rol integral para dar forma al futuro de América Latina.

Hay veintiséis naciones que componen América Latina. La región entera ha visto un crecimiento sustancial y un gran cambio sobre el curso de los últimos diez años. Mucho de este cambio ha sido creado por una nueva mentalidad de emprendimiento e innovación. Iniciativas como Startup Chile, Startup Weekend e Incubar en Argentina jugaron un rol indispensable para cultivar comunidades y una cultura startup. Para continuar este progreso, los países de América Latina deben concentrarse en aprovechar uno de sus recursos más subutilizados: las mujeres.

Nancy Lee, Directora Ejecutiva del Fondo de Inversión Multilateral:

“Las mujeres latinoamericanas están entre las más emprendedoras en el mundo pero todavía están subrepresentadas como dueñas de Pequeñas y Medianas Empresas”.

mujeres

En Latinoamérica y el Caribe, las mujeres representan 41.6% de la población económicamente activa. El rate promedio de actividad emprendedora de mujeres en la región es 15% con 71% empezando sus negocios basado en oportunidad y 29% por necesidad. De acuerdo con Startup Chile, una organización que se enfoca en crear un ambiente startup en Chile, sólo una de cada diez miembros del equipo en una startup son mujeres. Para las mujeres emprendedoras, hay una brecha de género significativa que las ha puesto en desventaja en comparación con sus contrapartes masculinas.

“Las mujeres emprendedoras deben sobreponerse a la falta de capital inicial para startups, desarrollando redes de negocios, las demandas de su vida personal y laboral, un gran miedo al fracaso, lealtad al mercado local y un bajo nivel de confianza en sí mismas”.

Con la ayuda de organizaciones como Mujeres del Pacífico, las mujeres reciben educación y acceso a herramientas que combaten estos factores. La inversión de Latinoamérica en emprendimiento femenino está pagando dividendos ya. De acuerdo con un estudio del Banco Mundial, “empoderar a la mujer contribuye un 30% a la reducción de la pobreza extrema a lo largo de la región”. Las mujeres emprendedoras obtienen 35% mayor retorno a la inversión y 61% de los emprendimientos que incluyen mujeres son exitosos.

Adoptar esta mentalidad emprendedora crea resultados positivos a nivel salud y sociedad tanto para generaciones actuales como futuras, un argumento basado en la evidencia estadística sobre lo que las mujeres proveen a ecosistemas de emprendimiento y al soporte de la economía. Para continuar este cambio, las mujeres necesitan modelos para ayudarles a creer que esta meta es accesible. Las mujeres emprendedoras están demostrando a mujeres de generaciones futuras que sus sueños de ser dueñas de un negocio son una realidad.

El efecto colaborativo en el desarrollo de un espíritu emprendedor en Latinoamérica es un signo prometedor para el futuro socioeconómico de la región. Ángeles Undurraga, Directora Ejecutiva de Dale Sentido, lo resume mejor: “Hoy vivimos en una era en que las oportunidades vienen con conectividad y acceso a la información. Hoy sólo necesitamos dar acceso y ellas tienen la pasión para hacer el resto”. 

[Fuente imagen destacada – Shutterstock]

 

Acerca del autor

Maxwell Kangkolo

Columnista invitado. Max es un emprendedor que se embarcó en un viaje de un año con The GO Project visitando y aprendiendo de hubs de emprendimiento e innovación alrededor del mundo. Tras su experiencia en Santiago, y ahora en Estambul, Max está interesado en descubrir el impacto que tiene el empoderamiento a la mujer para un país o región a nivel macroeconómico.