Glubers, el Tinder colombiano que reúne amigos para conocer gente nueva

Glubers
No se trata de un sitio que te asegura encontrar el amor de tu vida. Glubers crea experiencias reales al conectar dos grupos de amigos afines que no se conocen.

Al abanico de aplicaciones que filtran la oferta de sitios y planes nocturnos, basadas en proveer información y en “encontrar la mejor opción”, le hacía falta una que se ocupara de aprovechar esa oferta en beneficio de la experiencia de conocer gente nueva.

Y aunque rápidamente podemos pensar en aplicaciones populares como Tinder, la herramienta de citas por Internet para encontrar tu media naranja, hay un emprendimiento 100% colombiano con una idea innovadora que va mucho más allá.

No se trata de un sitio de dating que te asegura encontrar el amor de tu vida. No. Glubers es un servicio online que crea experiencias reales al conectar dos grupos de amigos afines que no se conocen previamente, normalmente tres hombres con tres mujeres, reuniéndolos en un buen bar alrededor de unas bebidas, para que vivan un plan diferente donde prima la emoción de lo nuevo y desconocido.

Si tienes pareja y un grupo definido de amigos y no quieres salir de esa zona de confort pueda que esta aplicación no sea para ti, pero si tu idea es salir con tus amigos y además conocer gente compatible entonces sí.

Aunque los encuentros que facilita Glubers son a ciegas, el sitio se enfoca en que sus usuarios conozcan personas realmente afines a partir de un detallado análisis social de los usuarios en Facebook, complementado por preguntas de compatibilidad que cada grupo responde previamente.

Para asegurar que los dos grupos cumplan el encuentro, Glubers le cobra anticipadamente a cada usuario COP$30.000 -unos US$16 al cambio actual- por la primera bebida que se van a tomar en el bar; dentro de este cobro está incluido el cover del bar y los servicios que presta la empresa.

Glubers team
El equipo detrás de Glubers.

¿Cómo funciona?

Glubers comenzó a funcionar en febrero de este año en Bogotá y ya ha generado más de 45 salidas, es decir, más de 240 personas que han vivido la experiencia, con usuarios que incluso ya la han repetido. Actualmente el servicio se ofrece en la capital colombiana y en Medellín.

Daniel Gómez, CEO de la startup, explica el proceso para vivir la experiencia Glubers:

“Todo empieza con un clic en la página online www.glubers.com Luego el usuario se inscribe y contesta el formulario que está diseñado para obtener un perfil general de gustos, intereses y expectativas. Una vez completo el formulario es necesario que tanto el líder del grupo como sus dos amigos acompañantes agreguen a GluBot en Facebook, cuya tarea es ampliar el perfil del usuario, garantizando que los encuentros sean lo más exitosos posibles, y más importante aún controlando aspectos como la seguridad, para ofrecer total tranquilidad a la comunidad”.

gluber-logo-redLos bares son un requisito fundamental para lo que propone Glubers, por eso dentro del análisis de los perfiles de los usuarios, también se establece cuál es el tipo de bar más idóneo para el encuentro. En la actualidad tiene alianzas con bares reconocidos como Armando Records, Mink, Serafina y BeerLounge, entre otros.

Frente al tema de seguridad, sus fundadores aseguran que es el sitio más seguro para conocer gente nueva saliendo de rumba, debido a que se sale con dos amigos y las personas que se van a conocer han pasado por un estricto proceso de verificación de identidad mediante Facebook, no sólo el líder del grupo sino también los otros dos amigos.

También apuntan que dependiendo del ambiente de los diferentes grupos, existen salidas que terminan desde risas, muy buena conversación, negocios, amistades y “recocha”, hasta rumbas de dos días seguidos e incluso noviazgos.

Como una plataforma innovadora, amigable y segura, Glubers quiere entrar en un mercado inexistente en Colombia y en muchos países de América Latina, y desde ya tiene entre sus planes expandirse a otras ciudades de Colombia y a ciudades de la región como Buenos Aires, México, D.F. y Santiago.