Yandiki: El desafío de gerenciar talento Premium en la nube

Yandiki

“América Latina es una región reconocida internacionalmente por su alto nivel de creatividad, cuyos talentos no siempre encuentran espacio para desarrollarse en el mercado local. Buscamos que los profesionales tengan la posibilidad de hacer match de su talento con oferta de trabajo real y de primer nivel, sin tener que emigrar de su países en búsqueda de estas oportunidades”, explica Marcelo Altamura en referencia a Yandiki, startup que cofunda junto con Silvina Moschini y que apunta a sacudir el mundo del outsourcing facilitando la gestión de proyectos remotos a través de la generación de oportunidades de trabajo flexible. Buscan así convertirse en fuente de soluciones on-demand entre las empresas en busca de talento y profesionales alrededor del mundo.

El fundamento del proyecto apunta básicamente a la generación Millennial: “Son jóvenes creativos nacidos en el mundo digital, que ven un presente y un futuro global, multicultural, flexible, sin horarios fijos ni oficinas, están centrados en sí mismos, desencantados con el mercado del trabajo, preocupados por el desempleo pero a la vez que son creativos y buscan poder balancear trabajo con ocio. Tampoco quieren trabajar de 9 a 5 prefieren los escenarios de colaboración, trabajar desde cualquier lado y no tener que elegir entre familia y trabajo” reseña Moschini respecto de este perfil laboral que hoy representa el 25% pero apunta a representar el 75% del mercado para 2025.

¿Cómo administrar talento flexible? 

Lo cierto es que el mercado del trabajo sufre una transformación en constante ebullición en sintonía con la penetración tecnológica: “El trabajo se descentraliza, muchas de las compañías más importantes de la actualidad logran ser exitosas con pocos recursos humanos o eliminando las barreras físicas, también hay una búsqueda de acabar con el trabajo improductivo en la oficina” agrega Moschini y completa reseñando cifras que indican que en 2020 el 40% del trabajo en US será contingente, es decir o bien freelance o bien part-time, contratado de manera puntual cuando se lo necesite sin importar donde esté y para trabajos puntuales y específicos.

Moschini y Altamura
Moschini y Altamura

“El creativo es justamente el tipo de talento que más capacidad de outsourcing tiene pero a la vez se necesita para trabajos puntuales, no suele ser un perfil que se requiera de manera permanente” indica Altamura consultado por PulsoSocial en referencia a los tipos de servicios que pueden encontrarse en la plataforma, que se completa con servicios web, branding, artes visuales, traducciones, entre otros.

Estas transformaciones en el trabajo y en las modalidades de contratación, exigen, en la visión de los emprendedores cambios en la manera de gerenciar y administrar el talento, lo que justifica la existencia de plataformas acordes, pero con una vuelta de tuerca frente a opciones similares en el mercado como Freelancer o Workana.

En éste contexto las herramientas de gestión y plataformas de contratación son claves para encausar este fenómeno. “Una de las diferencias con otros players es la forma de reclutar el talento, la otra es la plataforma donde se opera” explica Altamura.

Por un lado, el talento es seleccionado y reclutado en colaboración con prestigiosas universidades e instituciones académicas:

“En el resto de los marketplaces no hay un esfuerzo de recruting, solo elegimos los talentos que certifiquen, los entrenamos y certificamos para que quede sólo talento Premium. En la competencia hay pujas por los trabajos donde la disputa por los valores tiene un lugar central, por ello baja el costo final de trabajo y por consiguiente la calidad. El valor hora de los recursos se define en virtud de tomar promedios por zonas y por un índice evaluatorio de su trabajo” cuenta.

Por el lado de la plataforma, la compañía opera con una tecnología que permite la coordinación y supervisión de equipos virtuales desde cualquier punto del mundo, brindando visibilidad de la evolución del trabajo realizado en tiempo real, optimizando la productividad y la coordinación de las tareas.

“El empleado se descarga el programa que costa de un timer que permite evaluar la cantidad de horas que se conecta por proyecto y una visualización del trabajo hecho casi el tiempo real” reseñan y señalan que de ésta manera se puede lograr para las compañías un balance entre el trabajo remoto y la necesidad de estimar el tiempo y el presupuesto invertidos así como también hacer que el trabajador se sienta parte del proyecto.

Finalmente, para comercializar el producto cuentan con dos modalidades, por lado un marketplace de talento donde los clientes hacen uso del servicio on demand a su propio criterio y la segunda alternativa donde Yandiki funciona como agencia: “Les armamos una  nube de talento creativo, llave en mano. Bajo ésa última modalidad la empresa plantea la necesidad y nosotros planteamos el equipo a través del trabajo fundamental de un product manager que coordina el talento remoto” concluye Altamura, que agrega también que están trabajando en la asociación con universidades y otras plataformas para aumentar la masa crítica de talento Premium y para lograr otros beneficios y capacitaciones para los recursos.

 

 

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa