No es una pérdida de tiempo: ¿Por qué son importantes las patentes para las startups?

patentes2

¿Por qué las startups no patentan suelen patentar sus productos y servicios y a veces son bastante negativos respecto la idea de patentar? La respuesta más común es que es “una pérdida de tiempo” en la era de las startups tecnológicos, del compartir y del fluir de información concentrar atención en el derecho sobre “algo” .

¿Pero es tan así? Parecería ser que un principio, founders, mentores y advisors saben que necesitan patentes y los beneficios que eso pudiera traerles pero los presupuestos a veces exigen otras urgencias: a niveles de early stage no suele verse conveniente o posible financiar la creación de un portfolio patentado y sí invertir ese dinero en otras necesidades del negocio que se aparecen como más urgentes.

Para áreas menos exploradas de la tecnología, como puedan ser biotecnología o similares, las compañías ni siquiera se cuestiona el beneficio de patentar sus portfolios, porque gran parte de las ganancias proviene del hecho de poder cobrar por las licencias.

Para las startups, la decisión de patentar o no patentar sus productos y/o servicios es influenciada en la mayoría de los casos por el vertical al que pertenezcan: aplicaciones móviles, gaming por ejemplo son áreas donde típicamente las compañías suelen operar sin ningún tipo de patente, pero cierto es también que de acuerdo a lo que se planteará a continuación, las  que sí se tomen el trabajo de patentar, consiguen amplios beneficios e incluso márgenes de rentablidad de los derechos de patentes muy convenientes. El reto sería entonces, otro: cómo lograr financiar o ¿justificar? la creación de un portfolio patentado.

Las patentes sí son rentables 

Aún si no hay un estudio reciente, es conveniente explorar los resultados de “Patents, venture capital, and software start-ups” el cual afirma que las startups que cuentan con portfolios patentados tienen mejores retornos tanto para inversores como para founders.

El estudio, de 2007 examina 877 startups fondeadas por vc´s en US durante 1997-1999 y los principales conclusiones indican que:

-Las compañías con patentes recibieron en promedio 73% más de inversión que las que no tenían. 

-Las compañías sin patentes tienen en promedio el doble de probabilidades de ir en bancarrota comparadas con las compañías con patentes.

-13% de las compañías con patentes se hicieron públicas comparadas con el 3% que no las tenían. Es decir, las que contaban con patentes tuvieron 4X de posibilidades de hacerse públicas. 

¿Por qué las startups necesitan patentes? 

Pero entonces, ¿por qué es necesario invertir en patentes?

Exit Value: Una startup que cuenta con la adecuada protección que brinda una patente para sus productos y servicios contará con una valuación superior a la hora del exit (como vimos en el punto anterior)

Menos funding: Los derechos derivados de una patente, también significa que las startups reciben más margen por sus ventas iniciales, por lo que ello implica que puedan necesitar menos dinero a la hora de levantar capital y poderlo canalizar así hacia por ejemplo marketing, promoción, o customer acquisition etc.

Downside protection para inversores: Para los inversores, las patentes representan lo que se llama “downside protection”. Incluso si un vc invierte en una startup que fracasa, el portfolio patentado puede muchas veces resultar sólido en el sentido de permitirle recobrar algo del capital invertido. Hay que tener en cuenta que el inversor intenta permanentemente proteger el dinero que invierte, la patente, actúa en éste caso como una suerte de garantía o resguardo que le da margen para negociar y recobrar parte de su inversión.

Downside protection para founders: Por la otra parte, también hay un reasguro para los fundadores y staff. Aún si la startups fracasa, esto puede significar que aún la empresa tiene valor de cara a un posible comprador que puede ser negociable. Incluso para quienes trabajen para estas starups esto pueda significar que el negocio aún siga operando e incluso sigan siendo empleados.

Paraguas para pivotear: Finalmente hay que considerar que una startup no siempre sigue el plan original de negocios, muchas veces, pivotea, encuentra nuevas oportunidades, se encuentra con problemas, cambios repentinos del mercado, etc. y necesita cambiar el rumbo si quiere sobrevivir. Si tiene un portfolio patentado, cuenta con más opciones cuando se requiere un cambio de planes. Un ejemplo es una startup operativa que muta o se convierte en una compañía que comercializa sus propias licencias o moverse hacia un nuevo desarrollo de producto que entra bajo el paraguas de tecnologías protegidas por la patente existente.

Fuente consultada: Ian Maxuell, Startup88

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa