De España a Miami: Ironhack le apuesta a la educación intensiva de programación

ironhack1-600x312
Habiéndose expandido de España a Miami y con un ojo puesto en América Latina, Ironhack ofrece cursos intensivos y presenciales de programación para emprendedores y desarrolladores.

Habiéndose expandido de España a Miami y con un ojo puesto en América Latina, Ironhack ofrece cursos intensivos y presenciales de programación para emprendedores y desarrolladores

“Mi socio y yo empezamos este negocio para nosotros mismos”, explicó Ariel Quinones, quien fundó Ironhack con Gonzalo Manrique en 2013. “Los dos habíamos trabajado en startups de tecnología, pero en papeles no técnicos (marketing y desarrollo de negocios), y estábamos frustrados con el hecho de que no teníamos ni idea acerca de las tecnologías que se encontraban en el centro de nuestras empresas. Simplemente no podíamos mantener una conversación técnica básica con el equipo de desarrollo“. 

Los dos comenzaron a buscar educación para codificación y encontraron una oferta decepcionante. “Las opciones era limitadas sobre todo en América Latina y Europa, las regiones de donde venimos”, reflexionó. Y así nació Ironhack. Con sede en España, la empresa ofrece campamentos de entrenamiento de ocho semanas, tanto en desarrollo móvil como desarrollo web que implican más de 400 horas de instrucción a tiempo completo:

“Estamos enfocados en la creación de un ambiente de aprendizaje técnico que es impresionante y centrado en los estudiantes. Estamos constantemente en busca de encontrar los mejores profesores, recursos de aprendizaje y grupo de compañeros para hacer de esta la mejor experiencia educativa que hayas tenido en tu vida”. 

Todos los cursos de Ironhack requieren algún grado de conocimiento previo. Y aunque su campo de entrenamiento de desarrollo web no parte de cero, no requiere una formación técnica. Lo que sí, sin embargo, es que requiere más de 100 horas de trabajo previas. El campo de entrenamiento de desarrollo de iOS es un caso diferente, ya que los participantes deben tener fluidez en otro lenguaje orientado a objetos. Ambos campamentos de entrenamiento te preparan para ser un desarrollador junior con un conjunto de habilidades listo para trabajar“, afirmó Quinones.

El equipo Ironhack ha decidido atacar web y móvil en primer lugar, que identificaron como los puntos neurálgicos más comunes a través de los empleadores. “Prácticamente todas las empresas hoy en día utilizan uno o ambos de estos canales. Y la realidad es que las tecnologías subyacentes están en constante cambio”, reflexionó, apuntando a áreas como las operaciones de desarrollo, el full stack design, el análisis de Big Data, el crecimiento de hacking y la gestión de proyectos.

A pesar de que los esfuerzos de Ironhack se han concentrado en España, el equipo también ha tenido experiencia con talento latinoamericano:

“Quedamos gratamente sorprendidos cuando recibimos el interés de los estudiantes de América Latina, a pesar de no haber hecho nada de marketing en la región. Uno de nuestros estudiantes de LatAm se subió a un avión por primera vez en su vida para tomar uno de nuestros cursos. Ese fue un momento genial para mí cuando me di cuenta de que estábamos haciendo algo especial. Pensamos que eso habla de la falta de una buena formación y alternativas de empleo en muchas partes de América Latina. Pero está claro que LatAm tiene talento excepcional. Algunos de nuestros mejores estudiantes han sido de la región y ahora están trabajando como desarrolladores en grandes compañías. Para nosotros, es una cuestión de exponerlos a lo que enseñamos y darles el acceso a los grandes mentores que pueden acelerar su proceso de aprendizaje”.

Más recientemente, Ironhack se movió a Miami, en parte como una manera de estar más cerca del talento latinoamericano. “Vemos a Miami como un lugar en el que podemos entrenar a los desarrolladores de software de todo el continente americano”, afirmó Quinones. Por supuesto, el equipo se sintió atraído por la escena tech de la ciudad:

“También estamos muy entusiasmados con lo que está pasando en la escena tecnológica de Miami. Hay un pequeño pero rápido crecimiento de la comunidad tecnológica y de startups que está recibiendo el apoyo de las principales partes interesadas, como fundaciones, medios de comunicación y el gobierno local. El capital VC está empezando a fluir, y ha habido un par de salidas exitosas que son necesarias para inspirar a otros emprendedores locales. Creemos, sin embargo, que hay una necesidad de capital humano de tecnología, y estamos muy contentos de ayudar con eso y ser parte de la conformación del ecosistema del Sur de Florida. Por supuesto, no nos quejamos sobre el clima y vivimos justo al lado de la playa!”

Mientras que el ecosistema tecnológico de Miami está madurando, todavía palidece en comparación con otros centros importantes de startups en los Estados Unidos. El equipo de Ironhack abordará parte del problema en la educación y la capacitación de más desarrolladores en la ciudad; sin embargo, Quinones se apresuró a aclarar que el talento técnico no está de ninguna manera ausente:

“No es que no haya talento. Hemos conocido a los desarrolladores de clase mundial que viven allí, pero muchos de ellos trabajan de forma remota desde sus hogares y por desgracia están bastante desconectados de los encuentros y conferencias locales, y de la comunidad en general. Esperamos poder ayudar con la construcción de la comunidad a través de talleres, charlas y otros eventos”.

América Latina puede estar eventualmente en la agenda del equipo de Ironhack. A saber, México, Colombia y Brasil“La verdad es que nos encantaría llegar a cualquier persona en América Latina que esté interesada en lo que estamos haciendo, independientemente de si viven en una de las principales ciudades o no”, dijo Quinones. “Nuestro modelo actual hará ese reto, por lo que probablemente vamos a tener que experimentar con formatos de aprendizaje mixto (online y offline) que faciliten el acceso a través del aprendizaje en línea”. 

Sobre este último punto, Quinones destacó qué es lo que tal vez distingue más a Ironhack: su insistencia en la formación personal en un mundo e industria donde muchas cosas se hacen de forma remota:  

“Somos grandes fans de la educación en línea y lo que logra en términos de incrementar el acceso y reducir los costos. De hecho, utilizamos una gran cantidad de las herramientas de aprendizaje en línea como parte de nuestro curso de pre-trabajo para enseñar muchos de los conceptos básicos de codificación. Sin embargo, somos creyentes de que la mejor manera de aprender sigue siendo en persona. Hay algo especial acerca de estar en el mismo espacio físico con el profesor. El aprendizaje persona a persona fluye mejor. Los niveles de compromiso y motivación son mucho más altos que en el aprendizaje en línea como lo demuestran las muy bajas tasas de finalización de los Mooc –cursos en línea masivos y abiertos-”. 

“También creemos que una gran parte del aprendizaje ocurre fuera del horario de clases”, concluyó. “Cuando estás tomando el almuerzo con tus compañeros de clase o charlando con tu mentor entre las cervezas del viernes. Es realmente difícil replicar esas interacciones orgánicas en línea”.

Este texto fue traducido y editado al español por Jóse Martin desde su versión original en inglés.

Acerca del autor

Emily Stewart

Originally from the United States. Degree in Comparative Literature & Society from Columbia University. Background in marketing and communications, including copywriting, translation, editing and content creation. Localization experience. Twitter @doblackshoe