LPHub y el fenómeno de las aceleradoras locales que descentralizan el ecosistema emprendedor

lphub

Poco a poco al fenómeno de aceleradoras en América Latina se va descentralizando. De las megametrópolis urbanas hacia otros centros urbanos de peso, surgen iniciativas locales que dan cuenta que el entramado emprendedor se fortalece y se diversifica.

Es el caso de LPHub ubicado en la ciudad de La Plata, la capital de la Provincia de Buenos Aires (Argentina) y liderado por Pablo Baldoma (fundador de la compañía tecnológica Suyit y con casi diez años de vínculo con el ecosistema emprendedor y con iniciativas como Diagonal Valley, Palermo Valley y el Distrito Informático de la Plata) y Nicolás Perazzo, con similar trayectoria en la industria tecnológica local.

Los líderes de LPHub se propusieron articular las iniciativas locales (y también de otros puntos de la Argentina) en un espacio que permitiera que no solamente otros centros urbanos (como Buenos Aires o Córdoba) sean las únicas alternativas para los cientos de emprendedores que residen en esa ciudad:

Pablo
Pablo Baldoma

 

“Sabemos que en Buenos Aires hay opciones para los emprendedores. Por un lado hay una cuestión fáctica, el tiempo que lleva viajar de La Plata a Buenos Aires (se pierden unas cuatro horas por día). Pero por el otro lado hay un espíritu: queremos fomentar que las startups y las nuevas empresas generen ingresos para sus ciudades o localidades. En el caso de nuestra ciudad hay muchos empleados estatales y el promedio de ingresos es menor comparado por ejemplo con Buenos Aires, apostamos a nuevas generaciones de emprendedores que impacten en las economías locales” señala Baldoma a PulsoSocial.

Para tal motivo, el concepto de “hub regional” los seduce incluso para replicar en otros puntos del país:

“El desafío es la cuestión geográfica sumado al mentoring y la capacitación. Estamos evaluando cuál es el medio más cómodo para que los mentores –que en gran porcentaje están en Buenos Aires, Córdoba, La Plata, Rosario- puedan brindar conocimiento y puedan trasmitir ese know how a los emprendedores de cada rincón del país sin que tengan que viajar al centro de negocios regional. Incluso con las herramientas tecnológicas a disposición es perfectamente posible. Estamos en ese proceso, por ejemplo con San Martín de los Andes (Neuquén) y Ushuaia” indica.

Reunion de equipos lphub (2)
Reunión de equipos en LPHub

La cuestión de “federalizar” las posibilidades de acceso a conocimiento y capital de los emprendedores va de la mano con investigar otras posibilidades e incluso nichos de negocio que en los centros urbanos principales pueden estar desatendidas:

“Es un desafío para las aceleradoras poder llegar a nivel federal con éste conocimiento y que no sea una exclusividad de LPHub, Wayra, NXTP, Incutex. Queremos cambiar el mindset de las incubadoras a nivel nacional porque muchas veces incuban muchos proyectos y muchos de ellos quedan standby. Hay muchas más oportunidades en agro, energías renovables en las distintas regiones, queremos explotar esas posibilidades. El copycat es interesante porque uno valida hipótesis probadas pero creemos que hay que salirse del modelo, ver lo que no existe o no se probó, es más riesgoso pero creemos que alguien tiene que tomar ese rol. Una de las cláusulas es que se tienen que comprometer a poder retrasmitir esto a la próxima generación de startups, que ayuden a los que vengan” explica.

Impacto social en la mira 

En esta primera edición les llegaron unos 50 proyectos de los cuales seleccionaron 5 y un grupo de incubados que también recibirán –aunque no con el foco de los acelerados- atención y mentoria para sus proyectos. “La idea es que entre todos los proyectos haya sinergia” indica.

Que piensen global y que generen impacto social son los ejes de los proyectos que tienen en carpeta:

“Hemos descartado proyectos que son tal vez negocios más interesantes que los acelerados pero que consideramos que no generan impacto social. Procuramos trabajar en conjunto con gobiernos y universidades. Tenemos convenio con todas las universidades de La Plata con la idea de impulsar muchos de los proyectos nacidos en las universidades. A su vez también tenemos vínculo con gobierno municipal, provincial y nacional, en distintas iniciativas. Junto a Minerva somos las dos iniciativas avaladas para el apoyo emprendedor de esta ciudad, la idea es que estos emprendedores y las empresas son las que generan gran impacto en la sociedad y son la clave para fomentar el empleo” destaca.

En cuanto a condiciones formales, los emprendedores reciben entre USD 20 y 25 mil un proceso de aceleración de seis meses con opción a un año:

“Les ofrecemos espacio de trabajo y acceso a la red de mentores. Trabajamos con un fondo propio si bien tenemos convenios buena llegada con el IAE, Cygnus, entre otros. Aún si no los aceleramos, procuramos que todos los proyectos circulen por nuestra red de fondos e inversores” asegura.

Si bien todos los proyectos son de base tecnológica hay una preferencia hacia verticales como energía renovable. “No nos referimos a ONG sino empresas que generan revenue pero que en forma directa o indirecta generen mejores condiciones de la comunidad” enfatiza.

Entre los cinco seleccionados se encuentran:

Awrora (Solar): sistema de transmisión de luz solar por medio de fibras.

Aero Pampero (energía eólica): dedicados a aerogeneradores de energía, con vientos de baja intensidad aplicables en grandes extensiones.

Kiuno: solución para eliminación de colas y filas en espacios privados o públicos (Bancos, Gobierno, etc).

ReinaMono: Estudio Audiovisual Creativo y de Gaming enfocado en la tranmisión y educación de valores a niños/as.

DeliveryControl: solución para fuerza de ventas con variables georeferenciales.

 

 

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa