mSpy, un software de espionaje móvil tan conveniente como espeluznante

spy
Construido para monitorear la actividad en teléfonos inteligentes y tabletas, mSpy rastrea llamadas, mensajes, lugares, redes sociales y mucho más. Entonces, ¿es legal? Bueno...

Construido para monitorear la actividad en teléfonos inteligentes y tabletas, mSpy -My Spy- rastrea llamadas, mensajes, lugares, redes sociales y mucho más. Su página web afirma que el producto está “diseñado para el seguimiento de sus empleados o hijos menores de edad en un teléfono inteligente o dispositivo móvil que usted posee o tiene el consentimiento adecuado para vigilar”. Entonces, ¿es legal? Bueno…

“Es considerado violación federal y/o estatal de la ley en la mayoría de los casos instalar software de vigilancia en un teléfono móvil u otro dispositivo para el que no tiene la debida autorización, y en la mayoría de los casos, usted está obligado a notificar a los usuarios del dispositivo que están siendo vigilados”, explicó David Jameson, especialista en comunicaciones Externas de mSpy. “El no hacerlo puede resultar en una violación de las leyes federales o estatales, si instala este software en un dispositivo que no es propio o si lo hace y no tiene el consentimiento adecuado para vigilar al usuario del dispositivo. En otras palabras, si usted no quiere violar la ley, es necesario advertir a la persona que quiere espiar“. 

Lanzado en 2011 en Reino Unido, mSpy es uno de los software de espionaje móvil líder en el mercado actual. Sus características incluyen el control de llamadas, localización por GPS, acceso al correo electrónico, supervisión del uso de Internet y control de aplicaciones. Algunas de sus facetas son muy convenientes -como las características de seguridad que permiten a los usuarios bloquear y borrar datos de los teléfonos perdidos o robados- mientras que otras son bastante espeluznantes –como la capacidad de grabar las llamadas y el entorno, y registrar las pulsaciones de teclado-.

El software de monitoreo de mSpy trabaja con éxito en los teléfonos y tabletas Android, a partir de la versión OS 2.2, iPhone y iPad desde iOS 6.1.2, hasta la versión 9.0 de BlackBerry y Symbian. Para conseguir que funcione en el iPhone, el dispositivo debe ser liberado (jailbroken). 

mSpy está disponible en todo el mundo, siempre y cuando el dispositivo que esté realizando el seguimiento tenga una conexión activa a Internet -ya sea 3G, 4G o a través de una red Wi-Fi. Jameson lo explica así:

“Se requiere Internet para enviar la información de un teléfono (registros del teléfono, SMS, ubicaciones GPS, etc.) al panel de control del usuario. Incluso si el teléfono no está conectado a Internet por un día o dos y luego se conecta de nuevo, toda la información se actualizará, y el cliente será capaz de verlo en el panel web desde su PC o cualquier dispositivo que tenga acceso a la red”.

Mientras que el equipo afirma que el producto ha sido desarrollado para los padres y las empresas y aclara que los usuarios de los dispositivos deben ser notificados cuando sus dispositivos están siendo monitoreados, también son conscientes de que en muchos casos, eso no es lo que está sucediendo. Aunque le pedimos a la gente advertir a los propietarios de teléfonos acerca de la instalación del software, muchos de ellos lo hacen en secreto, rompiendo así la ley“, dijo Jameson. Pero eso está en el individuo que hace el espionaje, agregó: “En caso de que alguien decida espiar el teléfono de otra persona por medio de mSpy y lo hace sin la debida notificación, esta misma persona viola la ley, no mSpy”.

mSpy está disponible en español y, a su vez, ha atraído a un número de usuarios en América Latina. Pero sus clientes en la región utilizan el software, por lo general, para un propósito diferente. En los países latinoamericanos, la mayoría de la gente utiliza la aplicación para espiar a los novios, novias, esposas, esposos, e incluso a los amantes para atraparlos en el engaño. Muchas menos personas utilizan la aplicación para monitorear a los niños, y una menor cantidad, en los negocios, para vigilar a los empleados”, explicó Jameson.

En otras palabras, mSpy se ha convertido en una especie de opción virtual de Cheaters en Latinoamérica -y una versión personalizada de la NSA en todas partes-.

Vale la pena echarle un vistazo y puedes hacerlo en www.mspy.com.

Este texto fue traducido y editado al español por Jóse Martin desde su versión original en inglés.

Acerca del autor

Emily Stewart

Originally from the United States. Degree in Comparative Literature & Society from Columbia University. Background in marketing and communications, including copywriting, translation, editing and content creation. Localization experience. Twitter @doblackshoe