Wi-Fi, ¿tan adictivo como el cigarrillo y más indispensable que una taza de café?

Adicción a Internet
En EE. UU., el 75% de las personas dice que una semana sin Wi-Fi les provocaría más molestias que una semana sin café.

Para ponernos en contexto: en 2013, el tráfico Wi-Fi llegó a representar más de la mitad (52%) de la cuota de tráfico de Internet global, según el Informe WiFi 2013 de Gowex.

Para el año 2012, el 61% de los hogares en los Estados Unidos tenían acceso a Internet vía Wi-Fi; una cifra que actualmente va en aumento considerablemente. Y es que una práctica común en los hogares es el recibir a invitados y que éstos saquen sus teléfonos inteligentes y pregunten sobre la clave de acceso a la red inalámbrica. Esta práctica continúa popularizándose no sólo en EE. UU. sino en toda Latinoamérica.

Según una infografía (inglés) realizada por Iconics Displays y Nowsourcing y que nos comparte Extreme Networks, más del 50% de las personas en EE. UU. dicen que no pueden pasar un día sin acceso Wi-Fi y el 75% dice que una semana sin Wi-Fi les provocaría más molestias que una semana sin café.

En este contexto es evidente que las relaciones a distancia, el uso excesivo de redes sociales, la mensajería instantánea, los juegos en línea y las compras, están generando nuevos comportamientos compulsivos que a su vez pueden dañar nuestro entorno personal y, en casos graves, el laboral.

Y más allá de estos riesgos, los peligros físicos pueden ser muy intensos. Algunos sistemas Wi-Fi emiten frecuencias electromagnéticas fuertes con las que algunas personas con una sensibilidad especial a estas frecuencias, experimentan leves síntomas de electrohipersensibilidad. Una exposición excesiva está relacionada con dolores de cabeza e insomnio.

Para Extreme Networks, la conexión a Internet es sin duda una necesidad imperante para empresas, gobiernos y entidades educativas. Sobre las redes viaja información que facilita nuestra convivencia y trabajo cotidiano “pero cuando la tecnología se convierte en un mal hábito difícil de abandonar, se debe poner atención a ello”.

Algunas señales de que puedes ser adicto a esta tecnología apuntan a perder la noción del tiempo, irritabilidad si se interrumpe la conexión Wi-Fi, sentimientos de culpa por la cantidad de tiempo que se pasa en la Red y una variedad de dolencias físicas somáticas asociadas. “Para salir de ella, lo que limita su tiempo, se deben tomar descansos y simplemente pasar tiempo fuera de la Red para traernos de vuelta a la realidad”.

Esta es la infografía:

Wi-Fi_cigarrette

[Fuente imagen destacada]