Se lanza Xcala, iniciativa para promover la inversión ángel en Latam y el Caribe

xcala

Con el objetivo de apoyar la consolidación de redes de inversores ángeles en la región, el FOMIN lanzó Xcala, un proyecto a nivel latinoamericano que trabajará en promover la inversión y el emprendedorismo con sede en la Escuela de Negocios Empresariales de la Universidad de Montevideo.

Poco tiempo atrás, Susana García Robles -Oficial Principal de Inversiones a cargo del grupo de Financiamiento en Etapas Tempranas de FOMIN- nos hablaba de la necesidad de estimular a éste segmento de inversores como parte del fortalecimiento del sistema.

En ésta ocasión, conversó con PulsoSocial sobre los alcances del nuevo proyecto:

Clarisa Herrera ¿Cómo nace Xcala? 

Susana García Robles Es un proyecto regional que lo que intenta es consolidar y fortalecer redes de ángeles en la región. Tiene su historia. El FOMIN en el año 2005 intentó hacer lo mismo, lo hicimos en un contexto totalmente diferente del de hoy. Hoy América Latina tiene emprendedores que han gestado un círculo virtuoso, han ganado dinero, son mentores e inversores ángeles de otros, hay aceleradoras en toda la región, entonces pensamos que es un muy buen momento para planear un programa regional de apoyo a las redes.

CH ¿Por qué la elección de la Universidad de Montevideo? 

SGR Buscamos una agencia ejecutora, una escuela de negocios que tiene reconocimiento en estas cuestiones de emprendimiento es la Escuela de Negocios Empresariales de la Universidad de Montevideo, porque también tienen una red de nueve escuelas de negocios en toda la región con las que inmediatamente tenemos acceso a lo que está pasando en todo los países.

CH ¿Cuál es la situación de los ángeles en tu visión? 

SGR El proyecto tiene muchos componentes, principalmente entrenar a los inversores ángeles, porque la nueva camada de inversores no necesita entrenamiento, pero la vieja, la que invirtió en renta fija y ladrillo sí necesita ser capacitada. También pensamos que parte de nuestras lecciones aprendidas son que a veces esas redes no tenían un gestor, lo que complicó un poco porque los ángeles no sabían como invertir. Cuando la cosa fue por mal camino empezaron a culpar al propio ecosistema, entonces se necesita esa figura. El inversor tradicional, el que ha invertido en ladrillo, es cortoplacista, busca su dividendo anual en vez de pensar en inversión a largo plazo.

CH ¿Contempla a la vez otros aspectos fuera de la inversión? 

SGR Sí. A la misma vez pensamos que los emprendedores tienen que mejorar su pitch, el proyecto pretende ser unificador de muchas iniciativas que están pasando ya sea con Endeavor, Ruta N, INNPULSA, lo que queremos es democratizar el play field, que los emprendedores puedan llegar a los inversores a través de las redes y no sólo porque el inversor conozca a su papá, o su red de contactos. Si el emprendedor tiene un buen proyecto la idea es facilitarle el acceso. También hay un componente de diseminación de conocimiento, entonces vamos a intentar mejorar la cuestión de las estadísticas, con un monitor que agrupe la inversión ángel, aún sin exponer información confidencial, la idea es para saber cómo está creciendo la inversión ángel en la región. En resumen capacitación, gestores de redes, ángeles, mejores prácticas, eventos de la industria donde queremos estar y un llamado en octubre a redes de ángeles que necesiten apoyo con el objetivo de darles dinero por un tiempo hasta que logren autosustentarse.

CH No es menor el detalle que un mujer lidera el proyecto ¿qué pasa con las mujeres y la inversión? 

SGR Dentro de la agencia ejecutora, la persona que está a cargo es Isabelle Chaquiriand y el proyecto también apunta en lo posible descubrir maneras de crear redes que inviertan en mujeres. Estamos trabajando con Anjos do Brasil que es una red de redes y que tiene varias redes en Brasil y una es exclusiva de mujeres. Ya está pasando que hay redes con exclusividad para mujeres.

CH Mencionabas en trabajar sobre el inversor clásico, el de ladrillos ¿cómo atraerlo? 

SGR No podemos cambiar la historia, es una inversión de alto riesgo. Vamos a intentar mucha interacción con inversores ángeles que ya tengan experiencia, incluso de España. Existe algo que se llama “cifra cero estrés” la cifra que alguien de Silicon Valley dijo: “puedes poner ese dinero en un tacho, prenderlo fuego y eso no implica ni sacar a tus hijos de la escuela ni que se queden sin vacaciones”. Es una cifra que depende de cada caso pero la idea es que el inversor puede por año darse el lujo de invertirlo a alto riesgo. Queremos mostrarles a los ángeles que empezaron con la mentalidad cortoplacista que hay una cifra que pueden apostar como si fuera la ruleta rusa. En vez de hacerlo en proyecto lo pueden hacer en varios proyectos. Es increíble cómo empiezan a tener retorno, la clave es diversificar, esa es la cuestión,

Crédito imagen: @sylchebi

 

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa