¿Será 2014 el año para que la tecnología ‘wearable’ se consolide?

wearable
El escenario está servido: el interés de los usuarios finales está creciendo y más fabricantes están anunciando su intención de entrar a este mercado.

El escenario está servido: el interés de los usuarios finales está creciendo y más fabricantes están anunciando su intención de entrar a este mercado.

Según un nuevo estudio de International Data Corporation (IDC), la respuesta a la pregunta es que sí, pues el mercado de la tecnología usable “dio un gran paso adelante en el último año” y la distribución de unidades superará los 19 millones en 2014, más del triple de lo que se vendió en 2013. A partir de ahí, dice la consultora, el mercado mundial aumentará a 111,9 millones de unidades en 2018, con una tasa de crecimiento anual del 78,4 %.

Ramon Llamas, responsable de investigación de teléfonos móviles para IDC:

“El  aumento del interés ha llevado a más comerciantes a anunciar su intención de entrar en este mercado. Más importante, los usuarios finales han acogido su simplicidad en términos de diseño y funcionalidad”.

IDC divide el mercado en tres segmentos: accesorios complejos (como los que miden la actividad física), acccesorios inteligentes (como los ‘smartwatches’) y los usables inteligentes.

Los accesorios complejos liderarán el mercado usable hasta el 2018 gracias a que los usuarios siguen adoptando su usabilidad y precios asequibles. Hablamos de dispositivos como Nike + FuelBand, los Jawbone UP, y los dispositivos de Fitbit. Advierte IDC, que estos dispositivos están diseñados para funcionar independientemente, de forma parcial, de cualquier otro dispositivo, pero están en pleno funcionamiento cuando se conectan con dispositivos con capacidad IP, como un teléfono inteligente, tableta o PC.

Por su parte, el segmento de los accesorios inteligentes cobrará un nuevo impulso los próximos cuatro años y “superará la distribución de los accesorios complejos para el año 2018”. Podemos nombrar a Pebble smartwatch, Samsung Galaxy Gear, y el SmartWatch de Sony. Con la misma dependencia de la conexión con dispositivos con capacidad IP, estos accesorios inteligentes permiten a los usuarios añadir aplicaciones de terceros que impulsan las características y funciones para una experiencia más robusta. “Mientras que no está listo para el ‘prime time’, el mercado de accesorios inteligentes continuará madurando mientras los usuarios entiendan y acepten mejor la propuesta de valor y los vendedores refinen sus ofertas”, explicó la consultora.

En cuanto al segmento de los ‘wearables’ inteligentes, como Google Glass, la consultora advierte que los fabricantes deben convencer a los usuarios de cambiar a una nueva experiencia de usuario al tiempo que les ofrece una robusta selección de aplicaciones de terceros. “No es una cuestión de si lo harán sino cuándo”, sentencia. Para IDC, el camino para este segmento es largo y no será hasta 2016 cuando empecemos a ver millones de unidades a la venta.

Samsung a la cabeza

Si pensamos en las marcas más reconocidas relacionadas con dispositivos portátiles podríamos mencionar rápidamente a gigantes como Sony y Google. Sin embargo, y según la última encuesta ‘ConsumerScape 360°’ de IDC con más de 50.000 consumidores en 26 países, Samsung fue identificada como la marca más confiable para wearables, por encima de las anteriormente mencionadas y Apple.

En cuanto a Latinoamérica, Pablo Vittori, VP Mobile Technologies de Globant, nos da una visión de este mercado: Para Globant, ya llegó la hora de la wearable technology en Latinoamérica

[Fuente imagen destacada]