PulsoInstitute: emprender por primera vez después de los 30

PulsoInstitute - Costa Rica
Christian Zacarias es un "emprendedor primerizo" a los 37 años. Sobre atreverse a emprender en Costa Rica y su experiencia conversamos con este participante de PulsoInstitute.

Christian Zacarias es un “emprendedor primerizo” a los 37 años. Sobre atreverse a emprender en Costa Rica y su experiencia conversamos con este participante de PulsoInstitute.

Es argentino, pero hace 13 años vive en Costa Rica, donde está casado y tiene dos hijos. Técnico en Informática, recién ahora se atrevió a emprender, así lo explica:

Hace unas semanas leía un artículo que comenzaba con el siguiente párrafo: “…y un día me decidí a dejar mi trabajo como asalariado y a pesar de mis 30 años ya, comencé un emprendimiento…”. Justamente muchas veces tuve ese sentimiento, que estaba demasiado ‘viejo’ para emprender, que eso era para gente de 20 años con toda la energía.

Christian se animó a ser parte de la primera generación del programa de Pulsosocial y Oja.la por varias razones: “La posibilidad real y a corto plazo de poder tener un servicio funcionando con todo el apoyo de PulsoInstitute era una oportunidad que no podía dejar pasar y además contar con la mentoría personal y la experiencia de Hernán es sumamente importante”.

Sobre emprender en Costa Rica dice que aún no hay mucha cultura de empredimiento. “Hay algunos casos que parecen más aislados que el fruto de una dinámica instalada, por eso es importante tener acceso a las herramientas que faciliten el desarrollo de tu negocio“, explica.

–¿Qué proyecto estás trabajando en PulsoInstitute?
–Estoy trabajando en preguntar.se, un sitio para asesorar a las personas en sus primeras experiencias comprando en internet, volviendo esto una experiencia placentera y segura o para compradores ya experimentados, pero que siempre tienen sus dudas acerca de algún producto.

–¿Cuáles consideras son los mayores desafíos a la hora de emprender?
–En las primeras semanas, luego de decidir cuál sería el producto en el cual enfocarme, me costó bastante definir los limites del servicio, uno quiere abarcar todo y justamente en esta etapa aprendí que uno tiene que abarcar poco, pero de lo que sabe mucho.

–¿En qué área sentías que estabas más débil para emprender?
–Uno siempre tiene áreas técnicas en las que es más fuerte que en otras, considero que mi principal debilidad es no haberme animado a emprender mucho antes y pasar a tomar mis propias decisiones de futuro.

–¿Qué has aprendido en estas semanas de trabajo?
Muchísimo, aprendí a diferenciar una solución de una necesidad, sólo en la primera semana aprendí y descubrí formas nuevas de pensar en un producto y que de repente no se necesita una súper estructura para poder cristalizarlo.

Quizás el descubrimiento más importante de Christian en estas semanas fue a no preocuparse por la edad: “Descubrí que la idea viene de cualquier parte y llega a cualquier edad, lo más importante es que sea una buena idea”.

Si quieres conocer otros emprendedores de PulsoInstitute, revisa sus historias aquí.

[Crédito Imagen Destacada]