Avisora le apuesta al Big Data y a las “ventanas rotas” para empoderar a los mexicanos

Screen-Shot-2014-03-21-at-9.39.50-600x312
Desde México, Avisora empodera a los ciudadanos permitiéndoles informar las molestias del día a día, votar en lo que otros han informado y, a su vez, impulsar el cambio.

Lo que se mide mejora. O por lo menos eso es lo que el equipo detrás de Avisora ​​espera. Desde México, la startup tiene como objetivo empoderar a los ciudadanos permitiéndoles informar las molestias del día a día, votar en lo que otros han informado y, a su vez,  impulsar el cambio. 

El concepto detrás de Avisora, una idea original de Andy Kieffer y Diego Méndez, se basa en la teoría de las ventanas rotas. Presentada por primera vez en 1982, la teoría dice que si se deja una ventana rota y se deja sin reparar, aquellos que caminen por allí asumirán que nadie está a cargo y a nadie le importa, y más vandalismo ocurrirá. En otras palabras, las pequeñas cosas son importantes. “Un día, me di cuenta de que el México de hoy es muy similar a la ciudad de Nueva York en los años 80 y 90, por lo que muchas molestias pequeñas que ‘rompen’ son simplemente aceptadas como normales”, explicó Kieffer.

Y así, él y Méndez buscaron una manera de resolver el problema por medio de la tecnología y el big data. La aplicación de Avisora ​​ofrece a los usuarios una forma sencilla de informar problemas y recopila información por lo que eventualmente se puede tomar esa acción.

“Mediante crowdsourcing la recolección de datos, y por lo que es fácil y viral, Avisora ​​recoge una enorme cantidad de datos. Luego, utilizamos votos para clasificar la prioridad relativa de los problemas”, destacó Kieffer. “Al capturar y clasificar informes directamente de las personas en la calle -y no alterados por la política o los sesgos- contamos con un consenso preciso y sin filtro de los problemas por los que los ciudadanos están preocupados”. 

Por supuesto, la recopilación de la información es una cosa. Pero obtener la consecuente acción de las entidades gubernamentales y las empresas es un juego completamente diferente. El equipo de Avisora espera que ​​hacer que los datos estén reunidos y ampliamente a disposición del público será la presión sobre los gobiernos, empresas y organizaciones para hacer frente a los problemas de los que son responsables. La información también les ayudará a determinar dónde se deben asignar recursos en primer lugar.

Obtener ciudadanos comprometidos será el primer paso. En ese escenario, Kieffer no anticipa problemas:

“Creemos que a la gente en general le importa. Es sólo que, hasta hoy, no ha habido ningún mecanismo satisfactorio para reportar las cosas que les molestan. Puedes hacer un informe oficial, pero y ¿entonces qué? ¿A dónde va? ¿A alguien le importa? Sin retroalimentación, un registro físico, o una solución, las personas se dan por vencidas”.

Avisora ​​crea un registro visible de la actividad del usuario que otros pueden ver. Si otros están de acuerdo, pueden votar, y por supuesto, compartir en Twitter y Facebook acelera viralidad y los votos. “Es este ciclo de retroalimentación lo que hace que sea adictiva”, aseguró Kieffer.

Por el momento, Kieffer y Méndez hicieron el proyecto a modo bootstrapping, pagando de su propio bolsillo para sacarlo al aire. Han lanzado la campaña de crowdfunding Indiegogo para ayudarles a ir más lejos:

“Tenemos más que lo que queremos hacer, mucho más. Tenemos un atraso de seis meses de características y plataformas que vamos a construir. Algunas de estas incluyen una versión para Android, una mejor integración en otras plataformas sociales, agregar otros elementos divertidos de gamification a la aplicación, visualización de datos… la lista es larga”.

Por lo tanto, el equipo está en busca de empresas, marcas y personas que creen en un México mejor y quieren asociarse. Avisora ​​está aceptando patrocinadores en todos los niveles.

En el corto plazo, el proyecto está centrado en México, aunque ciertamente podría aplicarse en otros lugares. “Creo que es un ajuste especialmente bueno aquí ya que México ha estado históricamente muy por detrás de la curva cuando se trata de la transparencia en el gobierno”, concluyó Kieffer. “¿Cómo se gasta el dinero público? ¿Cómo se establecen las prioridades? ¿Quién es responsable de qué? México está tratando de cambiar radicalmente para mejorar, hay un montón de iniciativas destinadas a la apertura del gobierno, para hacerlo más participativo, etc. Queremos permitir y ser parte de ese cambio“.

Mira el video del lanzamiento oficial de Avisora ​​aquí:

Este texto fue traducido y editado al español por Jóse Martin desde su versión original en inglés.