Los 10 hábitos de emprendedores altamente conectados

monos_reunion
Scott Dinsmore, emprendedor y fundador de Live Your Legend, recopiló los 10 hábitos con los que "cualquier cosa es posible".

ESTAR CONECTADO. Es uno de los conceptos clave del mundo emprendedor. Pensémolo bien: pueda que mucho de lo que significa un emprendimiento o lo que hace un emprendedor se trate de estar conectado. Desde las semillas que retroalimentan una idea para darle forma, pasando por el incipiente ‘voz a voz’ impulsor del principio, la construcción de un equipo, las relaciones públicas y hasta, por supuesto, la relación con inversionistas.

Para Scott Dinsmore, emprendedor y fundador de Live Your Legend -una comunidad internacional dedicada a ayudar a las personas a construir una carrera en torno al trabajo que realmente les apasiona-, los mejores ‘conectores’ del mundo hacen las cosas de una manera muy similar. Y a esa conclusión llega a través del estudio intenso y una fascinación innata hacia la gente y las dinámicas sociales que ha tenido. “Todos sabemos que las personas que conocen gente con facilidad, parecen tener siempre a las personas influyentes en su esquina y están constantemente rodeados de gente apasionada e inspiradora”, dice.

A partir de un artículo publicado en YFS Magazine, compartimos en PulsoSocial los hábitos que Dinsmore considera “son una forma de vida”, sin los cuales “no tienes ningún lugar” y con los que “cualquier cosa es posible”.

1. Sonreir

Es de lejos la forma más rápida en el mundo para crear una conexión. Es también una poderosa muestra de confianza, que la gente respeta y con la que se sienten atraídos. Las sonrisas son contagiosas y el simple hecho hace que las personas se sientan mejor. También, “la investigación ha demostrado que una persona recibe más ayuda al sonreír”. Si te acercas a un amigo cercano, al conductor de autobús, a alguien que quieres conocer o cuando simplemente entras en una habitación de extraños, no hay una “introducción” más fuerte.

2. Mirar a los extraños como amigos

Cuando entres en una sala mira las caras nuevas, no como extraños, sino como amigos que todavía tienes que conocer. Esencialmente, tendrás que cambiar tu percepción de la persona: “los procesos mentales que utilizamos para formar impresiones de otras personas. Esto incluye no sólo cómo formamos estas impresiones, sino las diferentes conclusiones que hacemos con respecto a otras personas sobre la base de nuestras impresiones”, según About.com Psychology. Ves el mundo de una forma similar a la de los demás más de lo que probablemente te das cuenta, especialmente si estás en el mismo evento o como parte de las mismas comunidades. Aproxímate de la misma forma.

3. Hacer amigos 

Hacer conexiones genuinas no es más que hacer amigos. Cuando estás a punto de acercarte a alguien, pregunta: “¿Cómo trataría a esta persona si se tratara de mi mejor amigo o alguien de quien me gustaría ser un amigo cercano?”. Pones a los amigos primero, los escuchas y escuchas sus problemas para que puedas ayudarles de cualquier forma. Actúa en consecuencia.

4. Ser genuino

Si estás buscando conexiones sólo porque quieres subir más escalones, entonces ya has perdido. Sólo hay un tipo de conexión, una que realmente importa: encuentra a alguien que realmente te importa para reunirte y llegar a conocer. Cualquier otra cosa es una pérdida de tiempo.

5. Contribuir

Conocer a la gente se trata de hacer su vida mejor. Si esto es dándoles una sonrisa, un nuevo contacto o cualquier otra cosa, es una manera de ayudarlos a todos. Adopta la generosidad y haz a los otros más exitosos.

6. Prestar atención

La forma más fácil de ser interesante es estar interesado. Encuentra el entusiasmo en lo que puedes aprender de los demás. Escucha lo que dicen. Escucha y aprende acerca de lo que les importa, no para que puedas decir algo a la mayor brevedad posible, sino para que puedas obtener una ventana a su mundo. La gente quiere contar su historia. Sé la persona que está emocionada por escucharla.

7. Hacer de la gente una prioridad

No hay una tarea más importante para cualquier persona que rodearse de las personas adecuadas. Es parte de cada día, no es algo que hacemos por una hora cada semana o dos. Es una manera de ser y una forma de vida.

8. Estar abierto a la conversación

Adopta la conversación con los que te rodean. Todo el mundo tiene algo que ofrecer, tu servidor o la persona a tu lado en un banco del parque o en un vuelo de avión. Incluso si llegaste a leer un libro, date cuenta de que la mejor parte de tu día podría ser el aprendizaje sobre el mundo de la persona a tu lado.

9. Conocerte a ti mismo

Conoce tus pasiones, metas, talentos, intereses y el impacto que quieres tener en el mundo. Estos servirán como una guía para saber cómo puedes ayudar y lo que en realidad  quieres escribir en tu historia. Actúa con intención.

10. Ser únicamente tú

No trates de ser alguien que no eres. No trates de parecer y sonar como otra persona. Sé vulnerable y abierto. Comparte tu historia real y tus objetivos. Díle a otros acerca de tu pareja, hijos y luchas de crianza. Hablar del clima no construye una conexión.