PulsoInstitute: pasar de la generación de ideas a la acción

PulsoInstitute - Héctor Arévalo
Que se te ocurran ideas es fácil, lo difícil es convertirlas en empresas que funcionen. Héctor Arévalo necesitaba ayuda en esa transición y apostó por 10 semanas en PulsoInstitute.

Que se te ocurran ideas es fácil, lo difícil es convertirlas en empresas que funcionen. Héctor Arévalo necesitaba ayuda en esa transición y apostó por 10 semanas en PulsoInstitute.

A sus 26 años, el peruano Héctor Arévalo ya ha participado en varios programas y concursos de emprendimiento: fue parte de la primera generación de Startup Academy, obtuvo el 2° lugar en Startup Weekend Lima 2013; fue uno de los 10 finalistas de los premios Tab Innovation; con un amigo logró el 3° puesto del concurso Primer Paso de la Universidad de Lima. Hace poco fue seleccionado como representante de Cibertec –Instituto en el que estudió Administración de Empresas– con un proyecto ecológico para un concurso de Laureate International Universities. Además, participará en la nueva generación de Founder Institute Lima.

Dedicado 100% al emprendimiento, en las mañanas trabaja junto con su socio en una compañía que busca beneficiar a los estudiantes de Perú y en las tardes se dedica a su proyecto en PulsoInstitute.

“Llegué a PulsoInstitute con muchas ideas, pero luego de los consejos y recomendaciones de Hernán Aracena, elegimos una. Estoy trabajando en un proyecto que busca que nadie se aburra de su ciudad, la redescubra y siempre encuentre algo divertido que hacer. Ya hemos lanzado un landing page, así que los invito a visitar www.quehagoenmiciudad.com como preámbulo a lo que se vendrá”.

Héctor Arévalo (a la izquierda) quiere aprender a programar en PulsoInstitute.
Héctor Arévalo (a la izquierda) quiere aprender a programar en PulsoInstitute.

–¿Por qué decidiste ser parte de PulsoInstitute?
–Porque quiero pasar de la generación de ideas a la acción. Asumir el desafío de lanzar un producto en 10 semanas es muy motivador y a la vez se convierte en un reto que te obliga a aprender y hacer día a día. El emprendimiento se aprende haciendo, y en PulsoInstitute encontré esa fórmula, la parte de conocimientos por parte de Oja.la y los consejos de Hernán, y el reto de aplicarlos para lanzar un proyecto.

–¿Cuáles crees son los mayores desafíos al emprender?
–Pienso que el principal desafío para emprender es el decidirse a hacerlo. El emprender supone mucho trabajo y dedicación, y esto conlleva a hacer sacrificios de todo tipo. Considero que Latinoamérica está en un buen momento para lanzar nuevos proyectos, hay nuevas incubadoras, capitales de riesgo, la conectividad aumenta, el uso de smartphones, etc. Sólo hay que decidirse a emprender.

–¿Ves algún reto especial para los emprendedores en Perú?
–El Perú es un país muy creativo, pero considero que tiene el reto de empezar a “hacer” en vez de “decir” y pensar de manera global. Existen muy buenos proyectos, pero muchos sólo se quedan en un landing page y tienen la esperanza de lograr financiamiento, pero las cosas no se dan de esa forma y es algo que debemos cambiar. Asimismo, no sólo ver lo local y empezar a atreverse por ver el mundo para llegar con nuestros proyectos.

Según Héctor, una de sus principales dificultades es la ejecución de los proyectos al no saber programar, aprender fue una de sus motivaciones para postular a PulsoInstitute.

“He aprendido a identificar aquellas ideas orgánicas partiendo por nuestros propios problemas que en muchos casos son los problemas de otros. Aprendí estrategias para captar primeros usuarios y a tener mi primera web. Definitivamente para alguien que nunca ha programado es algo increíble”.

En estas 10 semanas de trabajo quiere ser capaz de crear sus propios MVP. “Al terminar el programa espero tener mi proyecto en línea, tener muchos usuarios satisfechos con mi solución y pensando en escalar el proyecto”, asegura.

Si quieres conocer otras historias de emprendedores que están viviendo la experiencia de PulsoInstitute, click aquí.

[Fotos gentileza de Héctor Arévalo]