El fin de la obsolescencia programada: llegó la era del upgrade y la iteración

upgradia

El viejo modelo de consumo, comprar, usar, desechar y comprar de nuevo está siendo revertido por un nuevo modelo, uno que basado en dos pilares fundamentales: upgrades e iteración.

Por un lado, la era digital propone la novedad y los upagrades como forma misma de existencia, las eternas actualizaciones son la razón de ser de lo digital. Como cita la publicación Trendwatching, la aplicación de iOS para Twitter fue actualizada el 19/11 de 2013, luego el 21/11 de 2013 luego en diciembre, el 10 y la restante el 13. Una periodicidad, cuando menos, sorprendente.

Pero la dinámica digital comienza a trascender. Los ciclos de iteración constantes del éste mundo comienzan a afectar el mundo físico, el cual se vuelve obsoleto ante las necesidades de actualización de los consumidores: ¿seis meses tarda el lanzamiento de la próxima cámara o del próximo teléfono? ¿Y casi sin modificaciones? ¿No hay nada nuevo? La espera parece eterna y las desilusiones están a flor de piel.

Sí, en un punto estamos hablando de Internet de las Cosas, la primera aproximación clara del mundo digital al físico. Algunos números:

Según Gartner, en 2009, existían 2.5 mil millones de dispositivos conectados, la mayoría de ellos móviles y PC´s. En 2020, se espera que existan uno 30 mil millones de dispositivos conectados, la mayoría de ellos, objetos y productos. El escenario en Latam, aunque un poco tardío, también comienza a ponerse a tono.

Un contexto favorable 

El fin del modelo de la obsolescencia programada a favor de la era de los upgrades y la iteración se sustenta en la idea de convertir a dispositivos y objetos sin inteligencia en inteligentes con periódicas actualizaciones de software. Esta posibilidad, no sólo aplica a dispositivos electrónicos o digitales sino que puede aplicar a cantidad de objetos, en parte por un factor fundamental –según explica Trendwatching- la democratización en la producción:

Instant Makers: el ecosistema de impresoras 3D se extiende en casas y retails. En un futuro cercano, los consumidores comenzaran a demandar que las marcas utilicen esta red de manufctura casera para que sean ellos mimos los que actualicen sus productos mediante upgrades.

El poder del crowdfounding: El crowdfounding cambia la experiencia de producción y ofrece la posibilidad de producir objetos a bajo costo o casi nulo.

-3 millones de creadores levaron USD 480 millones en Kickstarter en 2013.

Idea.me en Latam contabilizaba 1.300 proyectos publicados, más 380 proyectos financiados con éxito, más de 200.000 usuarioss y un total de 1.4 millones USD recaudados a octubre de 2013.

Yo tengo el poder: Es el propio usuario el que obtiene en éste contexto un producto completamente nuevo por la mitad del costo y sin tener que esperar, un mal de estos tiempos para los consumidores ansiosos que no pueden demorar en tener las próximas actualizaciones.

Do it yourself:. Tiene que ver con la tendencia creciente de volver a hacerlo todo uno mismo (diy, do it yourself), en particular lo relacionado con el consumo. 

Cuidar el medio ambiente: El hecho de no tener que utilizar recursos para producir un nuevo producto sino reutilizar lo existente es consistente con la idea de cuidado de medio ambiente y con la sensación de no  sentir los costos de consumir.

El smartphone, la clave 

Mucha de la innovación en esta nueva era del upgrade y la iteración tiene que ver con la existencia de un nuevo espacio entre físico y digital donde el smartphone es el centro, donde los objetos no inteligentes se convierten en dispositivos smart y por ende susceptibles de actualización e iteración constante. Algunos ejemplos:

Samsung Evolution Kit: una actualización de su versión 2012 que permite una interfaz mejorada con mejor buscador y un recomendador de tv que “aprende” de las preferencias y gustos del usuario para hacer recomendaciones personales.

Google Chromecast: el dispositivo que convierte la tv en smart tv

Sony Bravia Smart Stick: integra la tv con el buscador de Google Chrome. Además viene con aplicaciones pre instaldas para Netflix, YouTube y Google Play.

Automatic: sistema que trackea hábitos de conducir vía smartphone, por ejemplo, si se está utilizando combustible de manera exagerada, velocidades, etc.

Lock8: el dispositivo se coloca en la bicicleta y vía smartphone, se puede saber la localización.

lock

digitalSTROM: los bloques se conectan a las fuentes de energía de la casa y se controlan por medio de aplicaciones, para iluminar, apagar o prender luces a gusto desde donde se esté.

digital strom

Auris Skye: realiza streaming de música desde dispositivos con iOS, Android o Windows hacia un parlante mediante conexión WiFi. El streaming se maneja vía aplicaición Mobile.

auris

Structure sensor: un sensor 3D para iOS que permite escanear espacios interiores en 3D, jugar juegos de realidad aumentada e interactuar con objetos del mundo físico.

structure

Lumu: dispositivo que convierte el celular en una fuente de iluminación para tomar mejores fotografías

lumu

Skaka Wheater Station: dispositivo que convierte al smartphone en un proveedor de información meteorológica para navegación

Neo900: un móvil basado en open source, actualizable. Los usuarios pueden comprar todo el equipo completo o hacerlo por partes.

Kano: kit de código open source para chicos, permite que los pequeños construyan su propia computadora antes de aprender código.

kano

En resumen, cuatro ejes para pensar la nueva del upgrade y la iteración:

Lo nuevo, la búsqueda permanente: el deseo de lo nuevo nunca cesa pero cambia a veces de significado. La idea no es lanzar nuevos objetos, sí nuevas funcionalidades o capacidades a los ya existentes.

La obsolescencia programada es historia: la novedad son nuevos productos que se promocionen en torno a los beneficios de la iteración constante.

Cada producto es un servicio en constante evolución: dentro de un ecosistema (como nos contaba el cerebro detrás de Nike+ recientemente) que ayuda a los consumidores a sacar lo mejor de las constantes actualizaciones.

Información, es el activo: allí se apoyan los dispositivos, que dan la posibilidad de trackear, compartir y actuar son ella.

 

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa