Scrum: El adiós para siempre a productos eternos que tardan meses en ver la luz

el-balance-

“Adiós para siempre a los productos que tardan meses en ver la luz por primera vez”, esa parece la mejor definición de Scrum como estrategia para la creación de productos, una técnica usada en empresas de la talla de Amazon, Spotify, Ericsson y Adobe y que de poco, fue incluso migrando de empresas tecnológicas a ganar terreno en otros rubros e industrias.

La metodología Scrum se reduce a una forma de crear productos o servicios en contextos complejos y dinámicos con una premisa: hacerlo en un período de tiempo más corto que el que manejan las metodologías tradicionales. Incluso, nace como respuesta a los proyectos de meses o años de duración y opta por la flexibilidad y la inmediatez como parte misma del proceso. Martín Alaimo es director de Kleer, Certifield Scrum Coach (CSC) y Certified Scrum Trainer (CST) y dialogó con PulsoSocial para entender la forma de crear productos que propone Scrum enfocado a negocios tecnológicos.

Clarisa Herrera ¿Cuál es el contexto que da origen a Scrum? 

Martín Alaimo
Martín Alaimo

Martín Alaimo Esta forma de trabajo viene de mediados de los 80´s de Japón: la idea es que para la innovación en negocios y sobre todo en contextos complejos, no es suficiente y no es recomendado la planificación a largo plazo, porque esa planificación se basa en supuestos y esos supuestos pueden estar errados. Mientras más complejo es el contexto, más avanza la tecnología, no puedes basarte en supuestos, hay que validarlos lo antes posible. En los 90´s se formalizó bajo el nombre de Scrum y para el 2000 se formó un movimiento que es el de Metodologías Ágiles, que engloba varios tipos de metodologías similares a Scrum.

CH ¿Tiene una estrecha vinculación con Lean Methodologies, verdad? 

MA Sí. Ya más hacia estas épocas surge el movimiento Lean Startup, en vez de estar enfocado en un producto, está aplicado al crecimiento de un negocio.

CH Mencionas que grandes ejemplos en la industria lo utilizan, ¿puedes especificar? 

MA Adobe (ver caso), Ericcson (ver caso), Spotify (ver caso) tienen casos de éxito vinculados a utilización de Scrum y Metodologías Ágiles. Amazon sale a producción cantidad de veces por día con Scrum, tienen delivery continuo. El producto se piensa como si estuviera vivo y en cambio permanente.

CH La metodología derriba la noción de producto “definitivo” ¿por qué? 

MA Scrum dice: “No es posible crear un producto de una sola vez”. La noción tradicional al crear un producto es pensar que tienes una flecha y es la única que puedes gastar, si esquivas el blanco, fallaste. En Scrum se lanzan flechas mucho más pequeñas o de menor alcance y se trata de entender qué ocurre con ellas (qué cambia en el negocio, en los clientes, en el contexto). Se va perfeccionando la dirección que se le da a esa flecha. En scrum se trabaja en iteraciones inclusive de una semana, para evaluar, validarlo antes posible.

CH Puedo estimar que es muy útil para la startup y validar su modelo pero me cuesta pensarlo a nivel compañías, donde es necesario planificación con un poco más de largo plazo.

MA En la startup se busca validar, alejar la incertidumbre lo antes posible, para bien o para mal. Para la empresa hay dos escenarios, uno cuando está desarrollando un producto para algún cliente o mercado: ahí es posible que necesite tener un balance entre la visión a corto y largo plazo. De todas formas con las Metodologías Ágiles uno no es que deja de planificar a largo plazo sino que los resultados se muestran lo antes posible. Ocurre que el resultado, muy posiblemente me modifique lo planificado a largo plazo. Aún dentro de una empresa, este proceso se puede aplicar a áreas internas, por ej. para un proceso de compra, un pago a proveedores, alguna herramienta interna.

Metodologías Ágiles, los principales valores de su Manifiesto según Alaimo: 

Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas: el facto del éxito está en las personas y los equipos

La respuesta al cambio por sobre el seguimiento de los planes: el plan no es todo. El éxito es dar respuesta real al cliente, a veces, eso es replantearse.

Colaboración con los clientes por la negociación de contratos: socio estratégico y no proveedor de servicios.

El producto funcionando por sobre la documentación excesiva: del papel a lo concreto, el hacer, al validar. Documentar lo mínimo y tener producto funcionando lo antes posible.

Feedback: reconocer que me equivoco

Liderazgo: no que se cumplan órdenes, que las personas exploten su potencial con el líder como facilitador.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa