10 consejos que harán confiables y seguras las compras en Internet

SafetyPay_Compras online
SafetyPay, con presencia en distintos países de Latam, dio a conocer diez consejos que buscan combatir uno de los problemas del e-commerce en la región: la confianza.

No hay duda de que el comercio electrónico es una industria en pleno crecimiento en Latinoamérica. Según el Estudio VISA AmericaEconomiaIntelligence 2012 se esperaba que este rubro superara los US$69 mil millones en ventas en 2013 con una proyección para 2014 que podría superar los US$100 mil millones.

Veamos los ejemplos de dos países de la región con comportamientos similares:

Argentina: El comercio electrónico ha alcanzado en 2013 ventas por unos US$3.100 millones (excluyendo IVA), con un crecimiento de 48.5% anual. El avance se debe a un fuerte incremento de la variedad de rubros, productos y servicios ofrecidos, e incrementos en la cantidad de artículos comercializados en línea; además de la mejora en la confianza y percepción de seguridad de las transacciones por parte de los usuarios de Internet, así como de la satisfacción con las operaciones realizadas, entre otros.

Colombia: El ´boom´ de las ventas en Internet en Colombia provocó que en el 2013 se registraran ingresos por este concepto cercanos a los US$3.000 millones, lo que representó un crecimiento del 40% con respecto al 2012, según SafetyPay. El avance del e-commerce se debe, entre otros factores, al impulso dado por las entidades financieras, agremiaciones, plataformas de comercio electrónico y procesadores de transacciones para facilitar el proceso de compra y hacerlo cada vez más seguro.

Como se puede apreciar, la confianza y percepción de seguridad de las transacciones en Internet son un factor fundamental para el desarrollo del e-commerce regional.

En ese sentido, empresas como SafetyPay han dinamizado esta industria con innovadores servicios ofreciendo grandes oportunidades para el crecimiento del e-commerce. Esta compañía estadounidense, con presencia en diversos países latinoamericanos, ha puesto al servicio de los compradores online colombianos una alternativa para que los usuarios realicen las transacciones desde su cuenta bancaria, con la novedad de que no hay que llenar registros de información personal o financiera.

“Sabemos que la seguridad es un tema fundamental para que muchos usuarios accedan a comprar y lo más importante, que tengan la confianza de hacerlo por Internet. Al permitir realizar las compras conectándose directamente con su banco y debitando de su cuenta, le estamos dando la tranquilidad que busca todo usuario. La transacción está respaldada por nuestra tecnología pero también por las entidades bancarias. Otra garantía es que el usuario no tiene que llenar registros, ni formularios, ni suministrar ningún tipo de información financiera adicional para poder comprar o pagar por internet. Adicionalmente, al hacer el pago con su cuenta bancaria y no llenar registros adicionales, el proceso se hace mucho más fácil y ágil, tan sencillo como pagar con efectivo”, señaló Adriana Ayala Venegas, Country Manager de la compañía en Colombia.

SafetyPay dio a conocer diez consejos que si se convierten en buenas prácticas, evitarán riesgos y harán las compras en Internet mucho más seguras y confiables.

1. Compare precios: haga varias consultas en Internet. No se confíe en todas las ofertas que se hacen ya que puede llevarse engaños de promociones falsas. Revise siempre en sus tiendas de confianza los valores reales y el porcentaje de descuento.

2. No se apresure a comprar: tómese su tiempo. Revise en diferentes plataformas o en los catálogos de tiendas los productos y/o servicios para que compre a su gusto. Revise detalladamente la tienda o establecimiento hasta cerciorarse que le brinde confianza.

3. Sea desconfiado de la plataforma de compras: en Internet hay muchos sitios que no cuentan con respaldo o garantía y que le pueden incumplir con su entrega. Evite engaños buscando siempre referencias y comentarios. Verifique certificados de seguridad en la página.

4. Cuide sus datos personales: no siempre se debe dar información personal. Tenga mucho cuidado cuando brinde datos como su correo, cédula, dirección, teléfonos entre otros datos que son de cuidado.

5. No suministre datos financieros: en lo posible no dé su información financiera. Datos como números de tarjetas, claves o fechas de expiración de los plásticos pueden servir para que lo suplanten. Recuerde que los establecimientos no deben pedirle datos financieros a menos que sean procesadores de pago de confianza.

6. No haga transacciones desde cafés internet o redes públicas: no se conecte a sus cuentas bancarias desde un establecimiento público o en donde no tenga todas las medidas de seguridad necesarias. También evite dar información financiera clave si está en redes Wi-Fi públicas, como las de los centros comerciales o sistemas de transporte.

7. Conserve sus comprobantes: comprar en Internet le permite que en el correo electrónico tenga sus comprobantes y la validación de sus transacciones. Si es necesario tómele una foto, un ´pantallazo´ o déjelos impresos. Es mejor prevenir, que curar.

8. Lea las condiciones y restricciones: antes de comprar, lea detalladamente las condiciones, cláusulas u otros documentos que estén anexos en su producto o servicio, para que no vaya a tener sorpresas. Siempre es bueno conocer las reglas de la plataforma. Recuerde que muchos productos tienen restricciones de tiempo o en cuanto a las especificaciones.

9. Confirme el costo y el tiempo de entrega: antes de comprar, confirme los valores con impuestos, gastos de envío u otros costos que puedan surgir en el proceso de la transacción.

10. Revise los métodos de pago: antes de cualquier cosa, revise los métodos de pago. Trate de no sobrepasar su capacidad de endeudamiento. Pagar con débito es una gran opción ya que tiene en sus manos la administración de sus gastos, no tiene intereses y es un método seguro y rápido.