PulsoInstitute: transformar prototipos en empresas desde Cali

Cali - Pulsoinstitute
Diez emprendedores ya son parte de PulsoInstitute. Hoy te contamos cómo es emprender desde cero, con la historia del colombiano Julián Pérez.

Diez emprendedores ya son parte de PulsoInstitute. Hoy te contamos cómo es emprender desde cero, con la historia del colombiano Julián Pérez.

El martes cumplió 27 años, es ingeniero de sistemas y vive en Cali. Tiene cuatro años de experiencia como desarrollador de software usando Python y hace dos trabaja como contratista remoto para compañías en Estados Unidos.

Renuncié hace dos años al ‘mundo corporativo’ cuando me arriesgué con Trappt, mi primer emprendimiento. Me dediqué a la idea seis meses, hasta que se me acabaron los ahorros. La idea –algo así como Groupon+Twitter– sigue viva, pero en pausa.

Julián decidió sumarse a PulsoInstitute para complementar sus habilidades de ingeniero con conocimientos sobre negocios para lograr construir su propio emprendimiento exitoso.

Esta semana tiene que definir cuál será su proyecto. El trabajo con su tutor, Hernán Aracena –creador de Oja.la y líder de PulsoInstitute–, comenzó la semana pasada y ahora está barajando sus opciones, pero nos adelanta que probablemente estará relacionado con testing de sitios web y/o de aplicaciones móviles.

“Hasta ahora, Hernán me ha asignado lecturas de Paul Graham sobre emprendimiento, para conocer mi opinión y que él pueda conocer mis expectativas”, nos cuenta Julián.

–¿Por qué decidiste ser parte de PulsoInstitute?
–Me siento capaz de crear un producto, desde el punto de vista tecnológico, pero necesito más conocimiento y experiencia desde el punto de vista de los negocios. Más aun si voy a recibir la ayuda y asesoría de alguien que ya lo ha hecho.

–¿Qué esperas lograr al finalizar las 10 semanas de trabajo?
–Adquirir todos los conocimientos necesarios que me permitan crear emprendimientos de base tecnológica y lanzar un producto al final, por supuesto.

–¿Qué cosas te hacen dudar sobre emprender?
–Mis debilidades en la parte de negocios. Soy capaz de crear un prototipo funcional en la parte tecnológica, pero no tengo experiencia ni conocimientos en cómo hacer que ese prototipo triunfe y lo valide el mercado.

Ahora Julián espera aprender en PulsoInstitute mercadeo, métricas, validación en el mercado y cómo ajustar la idea para encontrar product-market fit. “Todo ese tipo de cosas que me ayuden a convertir un proyecto tecnológico en una empresa real”, finaliza.

[Crédito Imagen Destacada]