Sin predicciones: La realidad de M2M e Internet de las cosas para América Latina

machine

Desde gestión de flota a agricultura, desde telemedicina a medidores de electricidad, de hogares inteligentes a ciudades inteligentes, las tecnologías M2M (Machine to Machine) viven su momento estelar y cubren un amplio espectro de servicios e industrias, con importantes ventajas en cuanto a las mejoras de la producción y la reducción de costos operativos.

En los últimos meses, los pronósticos y predicciones respecto de los posibles escenarios de esta tecnología para América Latina abren más dudas que certezas ¿qué grado de desarrollo real alcanzamos en la región respecto de ella? ¿Qué peso tiene en su evolución el grado de desarrollo de infraestructura de red? ¿Qué industrias se están transformando? ¿Cuál es el rol de los sectores público y privado para impulsar M2M en Latam? Daniel Ramos, Analista Senior de Pyramid Research, conversó con PulsoSocial para analizar este escenario con el marco de un reciente análisis de mercado que abordó el alcance de tecnologías M2M en América Latina.

Clarisa Herrera Si pudieras hacer un balance del estado de M2M fuera de los pronósticos y en base a la realidad concreta de Latinoamérica ¿cuál sería? 

Daniel Ramos M2M está muy orientado a industrias, por lo cual muchas industrias en Latam se han transformado para incorporar éste tipo de tecnologías y adaptar sus sistemas de producción, servicios, supervisión, monitoreo. La industria de gestión de flotas o rastreo de vehículos ha sido una de las primeras donde se ha incorporado éste tipo de tecnologías, principalmente impulsado por el robo de vehículos. El gobierno de Brasil por ejemplo elaboró un ley que establece que a partir de éste año todos los automóviles que se produzcan o se importen tendrán un dispositivo de rastreo vehicular, esto es tecnología M2M celular.

CH ¿Y en relación a las personas? 

DR A través del concepto que los operadores definen como Internet de las Cosas los usuarios finales van a tener acceso remoto a sus hogares para encender o apagar luces, controlar la temperatura y convertir el hogar en inteligente, todo estará conectado para optimizar proceso, para mejorar calidad de servicios y calidad de vida.

CH Destacas en el caso de Brasil un tecnología M2M celular ¿cuáles son los otros canales? 

DR Teniendo en cuenta que M2M refiere a toda clase de trasmisión de datos entre máquinas donde no hay intervención humana tenemos conexión de máquinas fijas (cableado tradicional) por redes inalámbricas (WiFi), por redes celulares y vía satelital.

CH En ese mismo ejemplo de Brasil, el gobierno jugó un rol fundamental al elaborar la ley. ¿Cuál es el papel de lo gubernamental para dar impulso a iniciativas M2M? 

DR Es central. En ese caso puntual, el gobierno estableció condiciones a todos los participantes de la cadena de valor, tanto los fabricantes de dispositivos de éste tipo de tecnologías, fabricantes de automóviles, las aseguradoras, etc., todo está íntimamente relacionado. Pero a la vez, M2M está ligado a la idea de ciudades inteligentes, una ciudad en las que todos los servicios incorporan estas tecnologías para mejorar procesos, parquímetros (tránsito), semáforos, iluminación, seguridad, control de calidad de aire, se crea una red inteligente en el marco de un programa de seguridad pública. Tanto el sector privado como el público deben ser parte y evaluar cuáles son las ventajas para las industrias y la sociedad en general, tienen que establecer una agenda común de temas. El tema regulatorio, es el eje principal.

CH ¿Qué otros ejemplos concretos a nivel regional puedes citar? 

DR Un punto interesante para M2M son los planes de reducción de desperdicio de electricidad en las ciudades. Dado que es un recurso limitado, muchos se han dado la misión de optimizar el uso de la energía. El gobierno chileno ha lanzado un plan de energía que tiene el propósito de reducir el uso de la energía en un 12%. Se establecieron una serie de recomendaciones para las empresas y usuarios finales de incorporar medidores inteligentes que están conectados remotamente y con aplicaciones que permiten reducir el desperdicio de electricidad. Hay un proyecto piloto de una compañía de electricidad junto con Movistar cuyo objetivo es instalar medidores inteligentes en los hogares para que puedan racionalizar el uso energético. Brasil también se ha enfocado en los medidores inteligentes. El sector agropecuario en Argentina utilizada medidores en los campos, para el control de indicadores como la humedad, por ejemplo.

CH En la teoría es un negocio atractivo para empresas y mejora la calidad de vida de la comunidad ¿qué pasa en términos de costos? 

DR M2M Tiene un limitante que es el costo de adquisición de la tecnología, en donde la industria regional aún no ha llegado a un nivel de madurez para decidir quién asume ese costo, entre gobiernos y empresas aún existe discrepancia que impide que se masifique. El sector privado en US por ejemplo ha tenido interés muy claro en la instalación de medidores inteligentes porque a las empresas de electricidad les importa reducir costos de manera sustancial. Pero también, otras empresas están interesadas en brindar servicios de valor agregado como el de las casas inteligentes, servicios remotos y pagos por los que puedo controlar todo dentro de mi casa.

CH ¿Y en cuánto a infraestructura? ¿Está preparada América Latina? 

DR Existen varias opciones de conectividad como mencioné anteriormente, en lo que es fijo desde ya incide el hecho que la penetración de banda ancha en muchos países de la región es limitada. En término de WiFi vemos las iniciativas de algunas operadoras de celulares para establecer redes públicas WiFi o privadas que faciliten el acceso. La red celular es de hecho donde vamos a tener una mayor extensión de M2M porque la penetración celular en Latam es alta. El otro elemento a tener en cuenta es que en muchos casos M2M exige un componente de movilidad importante pero también hay que decir que en su mayoría la transferencia de datos esta siendo canalizada por redes 2G y en alguna medida 3G, redes maduras en América Latina y prestadas por todas las operadoras móviles, si dependiera de la tecnología 4G -que aún no tiene alcance masivo- la situación sería más precaria.

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa