Argentina lanza INCUBAR, herramienta para fortalecer el rol de incubadoras de empresas

INCUBAR

A través de la Secretaría PyME, el Ministerio de Industria de la Argentina que conduce Débora Giorgi lanzó el programa INCUBAR con el objetivo de mejorar el desarrollo y crecimiento de empresas jóvenes a través del respaldo y potenciamiento de un –ya consolidado- protagonista en el ecosistema, las incubadoras.

INCUBAR funciona en el marco del Programa de Acceso al Crédito y la Competitividad (PACC) que apunta a mejorar la competitividad de las PYMES. Por un lado, el programa se focaliza en empresas más desarrolladas (PACC Empresas, para aquellas que tengan más de dos años de registro y funcionamiento) y el PACC Emprendedor, para empresas con menos de dos años de antigüedad.

“Es un programa que funciona que hace cinco años pero ahora ponemos foco en mejorar el  impulso a los emprendedores. Respecto de éste último punto, al principio se trabajaba en forma directa con los emprendedores, y lo que se fue viendo con el avance y la ejecución del programa es que existían instancias superadoras para la actividad emprendedora. Se incorporó entonces el concepto de entorno emprendedor donde entran una serie de instituciones que apoyan al emprendedor y que van más allá de él” afirmó en comunicación con PulsoSocial, Martín Camiña, coordinador del Programa de Acceso al Crédito y la Competitividad (PACC) del Ministerio de Industria.

Incubadoras, usinas emprendedoras 

“La incubación de empresas acelera el desarrollo exitoso de pymes en formación brindándoles la posibilidad de insertarse en el mundo empresarial y sostenerse financiera, económica y socialmente”, afirmó Giorgi la modalidad de apoyo emprendedor cuya prueba piloto -desarrollada en el tercer trimestre del año pasado- apoyó a 39 emprendedores con subsidios de $82 mil en promedio, para 2014 asciende a $150 mil.

Vale aclarar que las instituciones especializadas en apoyo emprendedor (privadas, públicas, mixtas o entidades que ofrecen servicios de incubación de empresas) formarán parte de un registro de Incubadoras avalado por la Secretaría PYME de la cartera industrial, en el marco del Programa de Acceso al Crédito y a la Competitividad.

“Las Incubadoras deberán apuntalar las ideas-proyecto de empresas jóvenes como de emprendedores que recién se inician en el camino empresarial, y guiarlos en la implementación y el desarrollo de sus planes de negocios” completó Camiña.

Los incubados, por su parte, pueden acceder a Aportes No Reembolsables (ANR) de hasta $150 mil para financiar sus proyectos de negocios; en tanto, las instituciones de apoyo emprendedor recibirán un máximo de $9 mil ($3 mil por hasta 3 meses)  como reconocimiento de los gastos de incubación, además de capacitación gratuita en temáticas tales como desarrollo del plan de negocios, flujo de fondos, estudios de mercado, y comercialización.

En cuanto al tipo de proyectos Camiña señaló a PulsoSocial: Trabajamos en línea con lo que es el Plan Estratégico Industrial. Se identifican y se impulsan una serie de cadenas de valor, una de ellas es el software y si bien los proyectos que trabajamos tienen que ver con la industria en general, se le da más prioridad o más puntaje a las que tienen que ver con ese eje”

Según Camiña al evaluar los candidatos se pondrá foco en el proyecto. “Lo que se mira es el plan de negocios, se busca que exista equidad en lo que es el territorio y lo que es la calidad de proyecto. Hay regiones del país que tratamos de incentivar, tienen un scoring extra porque tiene en proporción menos proyectos o menos actividad y queremos impulsarlas” agregó.

Incubadoras interesadas: qué y cómo 

El trabajo articulado entre el Ministerio de Industria y estas instituciones ofrecerá a los emprendedores y empresarios jóvenes la posibilidad de recibir asesoramiento en gestión empresarial, asistencia técnica profesional y consultoría de calidad; además de ayudarlos a transitar positivamente sus primeros pasos como empresarios. 

Por otro lado, las instituciones interesadas en participar de INCUBAR deberán cumplir con objetivos que, a su vez, serán evaluados por un Comité: cantidad de proyectos en gestación; grado de éxito de los proyectos en función de su supervivencia, financiamiento obtenido por la empresa y puestos de trabajo generados; alineamiento con el Plan Estratégico Industrial 2020; antigüedad en la participación en el ecosistema emprendedor.

También presupuesto de la Institución, cantidad y aptitud de los tutores y/o profesionales que brindan asistencia a los emprendedores; nómina de recursos humanos disponibles en la Institución; consistencia del plan de incubación, los servicios prestados, la comunicación, plan de seguimiento y selección de proyectos; tipos de incubación disponible (física/virtual); y acuerdos con instituciones públicas, universidades, asociaciones civiles, empresariales y otras redes que aporten al desarrollo de la cultura emprendedora nacional. 

¿Cómo inscribirse al Programa? La acreditación definitiva se otorgará en un tiempo máximo de 15 días hábiles a partir de la visita del ejecutivo del programa INCUBAR a la Institución Especializada en Apoyo Emprendedor (Incubadora) interesada en participar. Una vez aprobada la participación se pondrá a disposición de la Institución un técnico del Ministerio de Industria para acompañar y asistir a la institución en todo el proceso de incubación. Más información www.industria.gob.ar/incubar

 

Acerca del autor

Clarisa Herrera

Clarisa Herrera Lafaille
Licenciada en Comunicación Social. Periodista especializada en marketing, tecnología y analista de medios. Docente de Periodismo y Comunicación. Investigadora de tendencias, hábitos y comportamientos sociales aplicados a negocios. Bailo Jazz. En Twitter: @theguapa