Emprendimiento en América Latina: El interesante caso de Perú

peruflag
Con Start-Up Peru, el Lima Founder Council y la llegada de Singularity University, Perú está en ascenso como centro de emprendimieno en Latinoamérica.

Perú no siempre es percibido como el lugar más obvio para el emprendimiento en América Latina. Rodeado por ecosistemas tradicionalmente más llamativos como los de Chile, Colombia, Brasil e incluso Argentina, ha estado en gran parte por debajo del radar. Pero eso está empezando a cambiar. 

En noviembre, Start-Up Perú, la iniciativa del gobierno peruano, se dio a conocer, marcando una nueva era en el desarrollo emprendedor del país. “Este programa supone un impulso para emprendedores con ideas innovadoras, el apoyo a las organizaciones y el surgimiento de nuevas entidades que están desarrollando un vibrante ecosistema emprendedor en Perú”, dijo Arturo Cañez, Director de  Lima Valley, en ese momento. Y este programa de gobierno no es lo único que el mercado tiene a su favor. 

“Los peruanos siempre han sido emprendedores e innovadores, y hemos sido testigos de una mayor diversidad en el tipo de emprendimiento en el país”, explicó Gary Urteaga, una de las principales figuras emprendedoras de Perú en una reciente entrevista con PulsoSocial. El fundador de Holsens y CinePapaya está trabajando para traer a Perú el Founder Council, una idea original de Adeo Ressi, CEO del Founder Institute.

Mientras que los emprendedores peruanos han estado motivados históricamente por la necesidad de alimentar a sus propias familias y llegar a fin de mes, ha habido una oleada de nuevos emprendedores en los últimos años con más know-how, educación y, sobre todo, pasión. “La industria de la alimentación en Perú es un ejemplo perfecto”, señaló Urteaga. “Durante los últimos 20 años, estudiantes, profesionales, ejecutivos y personas de todas las clases sociales han abandonado sus puestos de trabajo por el sueño de abrir un restaurante. Y algunas de estas startups en realidad han crecido hasta convertirse en grandes marcas, que tienen reconocidos chefs y propietarios que inspiran a sus jefes y a las generaciones más jóvenes en el público en general a seguir su camino”. 

La tecnología, dijo, está haciendo lo mismo:

“Creo que algo similar está ocurriendo en la industria TI, pero más rápido y más grande, ya que el software y el Internet puede ayudar a que los emprendedores lleguen a una base de consumidores más grande, con un costo menor para escalar”.

Una serie de programas e iniciativas ha impulsado los esfuerzos tecnológicos del país, entre ellos el Fondo para la Innovación, Ciencia y Tecnología ( FINCyT), creado por el Banco Interamericano de Desarrollo, el cual ayuda a emprendedores e innovadores a acceder a las subvenciones. El Ministerio de la Producción de Perú ha abierto un nuevo fondo de innovación, FIDECOM, y empresas, universidades e instituciones de investigación han sido inspiradas a unirse por una serie de incentivos para la colaboración. “Así que, con más fondos para la financiación de la experiencia de prueba y error y la resistencia al fracaso, además de la inspiración de un par de historias de éxito, todo el mundo en el ecosistema está dispuesto a dejar su sello en el mercado”, afirmó Urteaga.

Hizo un guiño específico a Start-Up Perú, que ofrecerá financiación para startups e incubadoras por igual (accede a una nota completa sobre la iniciativa aquí):

“Esto ha generado una oleada de universidades y organizaciones que se suman a la industria y que están reforzando sus centros de emprendimiento e innovación con el objetivo a corto plazo de aplicar y ganarse una de las seis becas ofrecidas por Start-Up Perú para incubadoras. Hay un montón de emoción en el ecosistema, y creo que los baches en el camino son insignificantes en comparación con el hecho de que cada vez más emprendedores tendrán acceso a los recursos y al apoyo para que se aventuren y creen cosas”.

Esto no quiere decir que las cosas han sido fáciles o que no habrá ningún obstáculo por delante. “Nuestro ecosistema está evolucionando, pero lo que nos falta en el Perú son más actores con experiencia, know-how y recursos para el capital ángel, semilla y de riesgo para las fases tempranas de incubación, aceleración, crecimiento y escalamiento de las startups”, reflexionó.

Mientras Wayra ha sido un importante catalizador, la presencia de más entidades como esa resultaría en un impacto más ggrande. Y la diversidad de las startups que se están construyendo en el Perú es también un asunto para observar. En ese sentido, la Corporación Peruana de Desarrollo ( COFIDE ) está trabajando con otros actores locales para desarrollar un nuevo programa para el ecosistema y alentar a los empresarios a pensar más allá de las tecnologías web y aplicaciones. Urteaga señaló a la inteligencia y la robótica, la biotecnología y la bioinformática, la energía y los sistemas ambientales, la medicina, la neurociencia, la nanotecnología y la fabricación digital como áreas para explorar.

En este frente, Singularity University podría tener un impacto por el lanzamiento del Global Impact Competition para Perú. Actualmente está en la búsqueda de patrocinadores corporativos para ayudar a financiar una beca para un emprendedor que participe en su programa de 10 semanas en Silicon Valley.

Otra iniciativa destinada a fortalecer el ecosistema emprendedor de Perú es el Lima Founder Council, el capítulo local de una entidad global que tiene la misión de ayudar a poner en marcha “empresas de tecnología de mil millones de dólares en varias ciudades de todo el mundo”. Reúne a los principales actores en el ecosistema para compartir sus ideas y ejecutar estrategias para lograr el objetivo que les ocupa.

Cuando todos trabajan juntos, hay cosas increíbles que se pueden hacer. Silicon Valley crea algunas de las empresas de tecnología más fuertes del mundo, y la colaboración es la columna vertebral de ese éxito”, comentó Urteaga. “Creo firmemente que la colaboración y el ‘devolver el favor’ son valores muy importantes en la comunidad emprendedora y de innovación”. 

Al llegar la primavera, el Lima Founder Council será la sede de su evento insignia, invitando a todas las partes interesadas en el ecosistema empresarial de Perú, así como al público en general. Hasta ahora, la reacción al evento ha sido abrumadoramente positiva: “Lo que hace este evento especial es que el tema de la actividad es la colaboración y el tener a instituciones competitivas y líderes juntos, fortaleciendo los vínculos entre unos y otros, y abriendo las puertas a todo aquel que quiera unirse”, explicó Urteaga.

Dado el ruido generado y la plena participación prevista del ecosistema en el evento, el propio Adeo Ressi está programado para asistir y hablar; no sólo como un signo del potencial emprendedor de Perú, sino también un indicio de que ya, en muchos aspectos, es una realidad.

Este texto fue traducido y editado al español por Jóse Martin desde su versión original en inglés.

Acerca del autor

Emily Stewart

Originally from the United States. Degree in Comparative Literature & Society from Columbia University. Background in marketing and communications, including copywriting, translation, editing and content creation. Localization experience. Twitter @doblackshoe