Países de Latam y una posición no muy favorable en el ranking global de limitaciones en el uso de Internet

internet-america-latina-0
Panamá (34), Chile (41) y Argentina (49) son los mejores calificados en Latinoamérica, entre 65 países del mundo, con respecto a las limitaciones en el uso de Internet.

Un estudio de The Boston Consulting Group (BCG) define el término e-friction como los factores que pueden inhibir a los consumidores, empresas y otros a que participen plenamente en la economía de Internet.

El estudio, comisionado por la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números –ICANN, por sus siglas en inglés-, midió las restricciones sobre el uso de Internet a partir de 55 indicadores de e-friction, llegando a una conclusión bastante clara: los países que presentan menores limitaciones sobre la actividad online pueden impulsar sus economías digitales y la diferencia con los que presentan mayores limitaciones puede alcanzar el 2,5% del PIB:

“Aunque hay muchas razones para esta discrepancia, los países con alta fricción pueden empezar a cerrar la brecha identificando y abordando las fuentes de e-friction. Esto tiene el potencial de agregar valor significativo a sus economías”.

El e-Friction Index agrupa los indicadores en cuatro componentes: las restricciones relacionadas con la infraestructura –acceso y costo-; las restricciones industriales como la falta de trabajo calificado; las restricciones individuales como los sistemas de pago; y las limitaciones de información que tienen que ver con la disponibilidad y el acceso al contenido en línea.

Las fuentes más importantes de restricción están relacionadas con los factores de infraestructura: “Si el acceso está impedido por una infraestructura inadecuada o cara, los consumidores y las empresas no pueden darse cuenta de los beneficios de estar en línea. Por esta razón, este componente recibe tres veces el peso de los otros y representa la mitad del índice general”, apunta el análisis de BGC.

Ninguna economía está del todo sin limitaciones, por supuesto -dice el informe-, y las fuentes de esas restricciones evolucionan con el tiempo. En ese sentido, mientras que la economía digital de Suecia tiene menos restricciones que cualquier otro país, Nigeria está en el otro extremo del ránking. Al país nórdico le siguen Finlandia, Dinamarca, Suiza, Hong  Kong y Estados Unidos, y el primer país latinoamericano es Panamá en la posición 34.

Entre los 65 países incluidos en el e-Friction Index, así están los demás países de la región: Chile (41), Argentina (49), México (51), Brasil (52), Venezuela (55), Colombia (56) y Perú (60). (Ver gráfico abajo)

El informe destaca que la diferencia entre la parte superior y la inferior del ranking es amplia. Los países con menos limitaciones en el uso de Internet  tienden a obtener buenas puntuaciones en los cuatro componentes del índice: “infraestructuras sólidas, negocios de apoyo y entornos regulatorios han creado economías de Internet vibrantes”. Las naciones nórdicas están liderando el ejemplo y las altas posiciones de Suiza, los Países Bajos y Singapur reflejan su conectividad internacional.

Por otro lado, en el otro extremo del ranking, los problemas relacionados con el acceso básico, precio y velocidad -común en las economías en desarrollo– están muy extendidos, de la misma forma que las deficiencias relacionadas con el capital, el trabajo y la capacidad de los consumidores para hacer negocios en línea.