Hernán Aracena: La nueva inversión de Oja.la y por qué es el momento de la educación tecnológica en LatAm

Screen-Shot-2014-01-28-at-2.53.00-PM-600x312
Tras la ronda de inversión de US$500.000 liderada por Alta Ventures, Hernán Aracena analiza por qué la educación tecnológica es pertinente hoy en LatAm.

Oja.la acaba de poner otros US$500.000 en el banco. La startup ha anunciado una nueva ronda de inversión liderada por Alta Ventures y en la que también participan Ángel Ventures México, Naranya Labs, NXTP Labs (con la que la startup fue acelerada) y los inversionistas ángeles Ian Noel, Patrick Wakeham y Ariel Poler. 

Fundada y dirigida por Hernán AracenaOja.la es una plataforma online dedicada a la educación tecnológica en América Latina. Ha lanzado 70 programas educativos y 1.500 clases de vídeo hasta la fecha, sumando 16 nuevos programas cada mes. Además, cuenta con una comunidad de más de 120.000 estudiantes registrados, la mayoría de los cuales, en particular, están en México.

Con esta última ronda, Alta Ventures y los nuevos inversores se unen a los patrocinadores anteriores de Oja.la: Socialatom Ventures, Wenceslao Casares y Meyer Malka. En otras palabras, la lista de los inversores de Oja.la se lee un poco como quién es quién en el emprendimiento y la tecnología en América Latina.

“Con la inclusión de los principales VC’s y ángeles de América Latina, hemos sido capaces de asegurarnos grandes socios que nos ayuden a continuar con nuestro crecimiento”, comentó Aracena en el anuncio oficial de la inversión.

Diego Serebrisky, Director General de Alta Ventures, añadió:

“En Alta Ventures, estamos muy contentos con nuestra inversión en Oja.la, una compañía que está revolucionando la educación en línea para las habilidades técnicas en América Latina. El acceso eficiente a la educación es uno de los cambios transformadores que América Latina requiere”.

Ariel Arrieta de NXTP Labs también reflexionó sobre la participación de su organización a lo largo del ciclo de vida de Oja.la:

“Creemos que es importante la señal que le das al mercado como inversor, cuando después de una inversión semilla, acompañas el crecimiento de una empresa de alto potencial de crecimiento como Oja.la, con un seguimiento de esa inversión”.

Aracena es, sin duda, una estrella en ascenso en la escena de startups de América Latina y es quizás uno de los emprendedores que está mejor preparado para hacer un impacto notable en la región. Como conferencista el año pasado de PulsoConf en Guadalajara, Aracena habló con Camila Carreño de PulsoSocial sobre su misión transformadora:

“Estamos cara a cara con este compromiso histórico, donde desafiamos el status de la tradición que empezó en 1532, de ser los últimos en adaptarnos a la tecnología. En Oja.la nuestra misión es cambiar un continente entero; enseñando la tecnología necesaria para el nuevo mundo y eso es un compromiso con toda Latinoamérica; desde cómo usar Excel hasta cómo crear programas para teléfonos; esas son nuestras espadas y nuestra pólvora, lograr que la sociedad latinoamericana sea competitiva y logremos entender la tecnología necesaria para confrontar estos nuevos tiempos de cambios”. 

Más recientemente, Aracena y el equipo de Oja.la unieron fuerzas con PulsoSocial para lanzar PulsoInstitute . De hecho, actualmente estamos definiendo los 10 emprendedores seleccionados para participar en el primer curso (estén atentos).

Esta tarde, tuvimos la oportunidad de hablar con Aracena sobre la inversión. En primer lugar, por qué muchos de los jugadores de capital de riesgo en América Latina han tomado tanto interés en su startup. Su opinión:

“Creo que hay una gran oportunidad para enseñar habilidades de computación en América. En el pasado, era una vitamina, pero en este momento, es un analgésico. La gente necesita más personas con conocimientos de informática, y las empresas saben que tienen que contratar a personas que pueden ser exponencialmente más productivos en la fuerza de trabajo, y saben que los conocimientos informáticos son fundamentales para eso”.

Por supuesto, el número de entidades e individuos que respaldan a Oja.la también es un indicador de que la startup ha sido capaz de escoger y elegir sus socios. En esta ronda, Aracena dijo que ha buscado a los inversores con experiencia en escalar; un buen ejemplo es el de Alta Ventures, que ha ayudado a Clip, Mural.ly, Ondore y Wanderu a crecer. “Para nosotros, es muy importante centrarse en la construcción de algo que es mucho mayor y más grande. Queremos personas que ya tienen la experiencia para que podamos aprovechar esa experiencia”, comentó.

Cuando la escala regional avance, Oja.la centrará sus esfuerzos en Colombia, Chile y México. Como se ha mencionado, ha  tomado un crecimiento especialmente fuerte en México, donde se encuentra el 57% de su comunidad estudiantil; algo que Aracena atribuye al tamaño de la población y al crecimiento del mercado. En sus lugares de destino, Oja.la también planea intensificar los esfuerzos de localización, es decir, en términos de pagos y contenido.

El rango de influencia de Oja.la está experimentando alcances por todas partes, con altas cantidades de compromiso no sólo en sus cursos más básicos (en Excel, por ejemplo), sino también en temas más avanzados como los mercados móviles y en línea. Aracena reflexionó sobre el escenario:

“La gente quiere llegar a conocer cómo funciona esta tecnología y cómo se puede trabajar para ella. Ellos quieren entender este mundo y ver cómo pueden acceder a ella y beneficiarse”. 

Oja.la tiene ciertamente el impulso detrás de eso para darle cabida.

Este texto fue traducido y editado al español por Jóse Martin desde su versión original en inglés.