Radiografía de las emprendedoras en Chile

mujeres emprendedoras
La tercera Encuesta de Microemprendimiento del Ministerio de Economía muestra cómo son las emprendedoras chilenas y cuáles son sus diferencias con los hombres.

La tercera Encuesta de Microemprendimiento del Ministerio de Economía muestra cómo son las emprendedoras chilenas y cuáles son sus diferencias con los hombres

En Chile, la fuerza laboral está compuesta en su mayoría por hombres y si bien la participación laboral de las mujeres ha ido en aumento en los últimos años, sigue siendo una tarea pendiente, porque aún está por debajo del promedio regional y de los países desarrollados. Actualmente, del total de emprendedores 1.087.970 son hombres (62%) y 665.535 son mujeres (38,0%) y, según The Women’s Entrepreneurial VentureScope, éste sería el mejor país para las emprendedoras en América Latina.

Uno de los resultados que destaca en la tercera Encuesta de Microemprendimiento es que las emprendedoras en Chile nacen por necesidad. La razón para iniciar su emprendimiento es porque no encuentran otra opción para generar o complementar sus ingresos. Un 57,9% de las mujeres emprende porque no logró encontrar un trabajo o porque fue despedida, y para obtener mayores ingresos o para tener mayor flexibilidad horaria.

También destaca la alta proporción de mujeres emprendedoras que gana el salario mínimo. Del total de 665.535 emprendedoras, un 56,7% gana igual o menos a CLP$193.000 mensuales, mientras que un 29,6% de los hombres está en esta situación. A pesar de que las razones detrás de esta brecha salarial son múltiples, se puede inferir que influye que las mujeres se desempeñan en ocupaciones con condiciones de trabajo diferentes a las de los hombres, de menor calificación y, por ende, de menor remuneración.

Otros hallazgos sobre las emprendedoras que refleja la encuesta son:

  • La mayoría son jefas de hogar: 40,8% son jefas de hogar y un 36,5% son cónyuges del jefe de hogar.
  • Mujeres sin pareja emprenden más que los hombres: las mujeres que se encuentran solteras, separadas, divorciadas o viudas han emprendido el doble, en términos relativos, que los hombres.
  • Un 47,6% de las emprendedoras tiene entre 35 y 54 años: un 47,5% de los hombres se encuentra también en ese tramo.
  • No hay diferencias en educación: tanto hombres como mujeres han alcanzado un nivel educacional similar, la educación media es lo más común.
  • Mayoría de las mujeres trabaja en Comercio y Manufactura: un 45,3% trabaja en Comercio y un 18,1% en Manufactura.
  • Emprendimientos femeninos son más informales: un 52,3% de las emprendedoras son informales, mientras que un 46,1% de los hombres lo es.
  • Poca capacidad de pago: la insuficiente capacidad de pago es la principal razón de rechazo de un crédito en las mujeres (43,9%), mientras que en los hombres es significativamente menor (15,9%).
  • Generan menos empleo: un 23,6% de las mujeres tiene trabajadores, en los hombres la cifra alcanza un 34,9%. De quienes generan empleo, un 44,8% de las mujeres tiene más de un trabajador, en cambio en los hombres un 58,0%.

Puedes revisar la encuesta completa aquí.

[Fuente Imagen Destacada]