Desde Holanda, Rockstart Accelerator quiere invertir en startups latinoamericanas

Amsterdan
La aceleradora está invitando a startups latinoamericanas a enviar su candidatura al programa de Aceleración y Capital Semilla hasta el próximo 17 de Enero.

No todo es Silicon Valley. Y más allá de ecosistemas de innovación y emprendimiento tan importantes como Israel, también hay que mirar a Amsterdan en Holanda, uno de los principales hubs de startups en Europa, que así mismo puede llegar a ser un camino para llegar a Silicon Valley.

Allí tiene sede Rockstart Accelerator, una aceleradora fundada en 2011 que siempre ha tenido un enfoque internacional, invirtiendo desde sus inicios en startups provenientes de 10 países diferentes y con la experiencia de haber acelerado ya dos startups latinoamericanas.

Después de muchas visitas a Sudamérica, la aceleradora quiere seguir expandiendo sus lazos y encontrar más startups prometedoras en nuestra región. Y por eso está invitando a emprendedores latinoamericanos a enviar su candidatura al programa de Aceleración y Capital Semilla (seed funding) con plazo hasta el próximo 17 de Enero.

Pero ¿cuáles son las razones para que Rockstart Accelerator ajuste su mira hacia Latinoamérica? Para la aceleradora hay motivos de sobra: La población de Internet en la región crece a una tasa anual del 21%, ya cuenta con cerca de 159 millones de consumidores online, el 94.1% de los usuarios de Internet son activos en redes sociales y avanza cada vez más rápidamente en el desarrollo de talentos tech y el nacimiento de startups prometedoras.

Don Ritzen, fundador y CEO de Rockstart y quien además ha vivido de cerca la experiencia de startups en países como Colombia, como coordinador metodológico de Startup Weekend, nos da aún más razones:

“Durante mi estancia me di cuenta de que la región está llena de gente de mucho talento, sin embargo la escena de startups era bastante escasa en aquella época. Considerando las experiencias que hemos tenido con las startups sudamericanas, me siento muy positivo para nuevas inversiones en las startups de Brasil, Colombia y Sudamérica”.

Siguiendo la dinámica de Lean Startup, la aceleradora ofrece US$20.000 a 10 startups a cambio del 8% de su equity, respaldadas por 99 mentores en Amsterdam. El programa de aceleración se compone de dos partes: una intensa aceleración que dura 100 días y 3 meses adicionales durante el verano. Además, su equipo de mentores cuenta con emprendedores en serie y expertos como Boris Veldhuijzen van Zanten, fundador de la revista The Next Web, Werner Vogels, CTO de Amazon.com, y Ash Maurya, autor del libro ‘Running Lean’.

La experiencia sudamericana

La primera startup acogida por RSA fue la argentina Postcron, fundada por Alejandro Rigatuso. Rockstart ayudó al equipo con un lanzamiento exitoso de su producto, obteniendo 300.000 usuarios (30% de Estados unidos) y recaudando US$150.000 dólares. Alejandro Rigatuso, sobre el programa:

“Rockstart abrió mis ojos. Esos seis meses fueron simplemente increíbles. Conocí muchísima gente, emprendedores y la atmósfera en las oficinas era realmente inspiradora. Después de unas tres semanas del comienzo del programa, recaudé US$150.000 de unos inversores holandeses y durante mi último mes en Silicon Valley tuve la oportunidad de entender la manera de pensar de los inversores y emprendedores americanos, completando y enriqueciendo mi experiencia”.

El año pasado la aceleradora acogió a otra startup sudamericana, iClinic fundada por Felipe Lourenco, Renato Garcia Pedigoni y Rafael Bouchabki Martins en Brasil. iClinic consiguió lanzar su producto y que 2.500 clínicas se conectaran a su plataforma, asegurándose un crecimiento mensual del 80% y una posición sólida en el mercado brasileño.

Según Felipe Lourenço, “RSA fue una experiencia única que nos permitió desarrollar no solo nuestro producto, sino definir la estrategia de nuestra empresa. Fueron seis meses muy intensos de aprendizaje”. En ese sentido, Don Ritzen destaca las oportunidades que puede tener una startup en Amsterdan:

“Las startups de las clases pasadas nos confirmaron el gran potencial del mercado sudamericano, subrayando a la vez que el conocimiento para acelerar las startups y ayudarlas a lanzar rápidamente sigue siendo bastante limitado. Por esas razones decidieron mudarse a Amsterdam ya que allí se cuenta con los medios adecuados para ayudarles, ofreciendo conocimiento, habilidades y conexiones que luego se pueden llevar a su propio país, convirtiéndose en el número uno en el mercado local”.

Si estás interesado en participar en este programa de aceleración, puedes aplicar en este enlace hasta el próximo 17 de enero.